Vocento 15 años 22 de Enero, 01:22 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

acciones, depósitos, vivienda

Lotería de Navidad: dónde invertir el 'Gordo' para exprimir al máximo la rentabilidad

Faltan cuatro días para que sea el Sorteo de Lotería de Navidad. Quien menos lleve habrá comprado un décimo y sabrá perfectamente lo que haría si el día 22 cambiara su suerte.

La mayoría de los premiados pensaría en dos opciones, o bien tapar agujeros, que permitiría ahorrar hasta 32.802,6 euros en intereses, según Kelisto, hasta darse un capricho, bien sea en forma de viaje o artículo de lujo.

Aunque lo primero que debe saber el agraciado es que el premio dela Lotería lo comparte con Hacienda: el 20% salvo los 2.500 primeros euros, lo que le dejaría un importe líquido de 320.500 euros. También deberá pagar el impuesto de Patrimonio si los décimos premiados superan los 700.000 euros.

Pero hay otras fórmulas más rentables para sacar el mejor provecho a sus ganancias.

"Antes de elegir un producto de inversión, es esencial recordar que la rentabilidad no es el único criterio que hay que tener en cuenta. Primero, hay que pensar que la remuneración siempre está ligada al riesgo. Una vez decidido el nivel de riesgo que podemos o queremos asumir, habrá que analizar cuestiones como la liquidez o la tributación, además de los gastos añadidos que pueden tener ciertas inversiones, como las inmobiliarias o, incluso, algunas inversiones exóticas, como los coches clásicos. Tampoco hay que olvidar que, con ciertas opciones, siempre será imprescindible tener conocimientos especializados o contar con el asesoramiento de un experto, como ocurre con el arte o las joyas, además de disponer de un capital elevado", indica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

Acciones

Álvaro García-Capelo, analista de XTB, explica que las mejores acciones para invertir el premio sería Inditex puesto que "vuelve a mostrar que la digitalización de sus ventas va por el buen camino y muestra signos claros de querer reducir costes fijos. Estrategia lenta pero que está siendo muy bien recibida por el mercado con unos resultados e incrementos de ventas entorno al 10%". También estaría entre sus apuestas Merlin Properties, una de las socimi con mejor evolución en el mercado español presenta unos fundamentales muy sólidos y nos deberíamos fijar en el valor con un objetivo sobre los 12€, pero no descarta a raíz de los datos macro en Europa y el ligero crecimiento de inflación podría preverse pronto una subida de tipos de interés. Los más beneficiados sería el sector bancario que podría ver incrementado sus márgenes comerciales. Esta sería una operación de largo plazo a más de un año vista. Pensaríamos en valores como BBVA, Sabadell, Bankinter...

En cuanto a las rentabilidades que se pueden lograr García-Capelo señala que podrían rondar entre el el 5-10%. 

Las ventajas de la inversión en bolsa, según el analista de XTB, sería que permitiría "aprovechar las rentabilidades mucho más elevadas que las ofrecidas por los bancos, contaríamos con una liquidez altísimo por lo que podríamos recuperar la inversión rápidamente y el coste bajo de la operativa". Pero esta inversión no estaría exento de desventajas, como el riesgo: "El principal factor a tener en cuenta sería la volatilidad (medida del riesgo) que si bien nos favorece en el la dirección de nuestra operación puede perjudicarnos ya que rentabilidad y riesgo van de la mano".

Si el afortunado lo decide, tendría que tener en cuenta "la diversificación de la cartera, es decir, no situar mucho capital en un mismo sector (bancario, constructor...) para evitar exposiciones muy altas a sectores de mayor riesgo. Por otro lado, en caso de ser agraciado con el premio, no se recomienda situar todo el capital en renta variable ya que lo idóneo sería diversificar también con activos de diferente naturaleza como puede ser renta fija, inmobiliario y efectivo".

Vivienda

La vivienda vuelve a ser un activo que está de moda. Beatriz Toribio, responsable de estudios de fotocasa. explica que existen dos opciones: comprar para alquilar o comprar para vender más tarde. En su opinión, "ambas opciones son buenas en estos momentos. La primera, porque en el actual contexto de bajos tipos de interés, la hace muy atractiva debido a las altas rentabilidades que ofrece el alquiler. De hecho, un 85% de los compradores que el año pasado quería comprar vivienda como inversión, nos dicen que pensaban destinarla al alquiler. Luego está claro que la rentabilidad del alquiler está detrás de buena parte de las operaciones que realizan los inversores".

Ferran Font, director del Servicio de Estudios de pisos.com coincide con esta afirmación: "Este es un buen momento para comprar una vivienda con el objetivo de alquilarla, no solo por el escenario de bajos tipos de interés, sino porque el mercado está ofreciendo buenas rentabilidades en relación al alquiler. Esta rentabilidad depende mucho del tipo de vivienda, su localización o del riesgo que quiera asumirse. Según los datos que manejamos en pisos.com, la rentabilidad de la vivienda media en alquiler está alrededor del 7%".

Pero las perspectivas del sector a medio-largo plazo son muy buenas, siempre y cuando se mantenga el actual contexto de recuperación económica. Los precios van a seguir subiendo en buena parte del país, luego no es mal momento para comprar para posteriormente vender. Aunque siempre hay que tener en cuenta que no todas las zonas se mueven al mismo ritmo y que los niveles de precios no alcanzarán, al menos por ahora, los máximos de los años del boom.

Hay que tener en cuenta que el mercado se está normalizando, se está reajustando después del fuerte ajuste sufrido. Aún estamos lejos de los niveles de precios de los años del boom, señala Toribio.

Font explica qué características tiene que tener la vivienda para que sea la mejor inversión: "La recomendación que hacemos desde pisos.com es que sea una inversión meditada, con un riesgo moderado y una buena rentabilidad media, como ocurre en inversiones en zonas céntricas de ciudades como Barcelona y Madrid".

Las principales ventajas, opina Toribio, es que "lo que valoran las personas que se plantean la compra de una vivienda (más allá de las circunstancias personales que les lleva a tomar esa decisión de compra) es esa visión tan extendida en España de la vivienda como un activo revalorizarle, que nos protege de cara al futuro y que nos permite hacer patrimoni", pero también tiene desventajas: "Hemos visto con la crisis que la vivienda es un activo que puede perder valor en según qué circunstancias económicas, que no tiene por qué revalorizarse siempre. Y que no es aconsejable endeudarse más allá de nuestras posibilidades económicas porque si no, nos puede plantear serios problemas".

Que la compra de vivienda es una opción muy interesante porque el mercado está en un momento de recuperación, pero en el sentido de normalización. Es un buen momento porque hay financiación y de hecho hay productos hipotecarios muy interesantes en el mercado, como las hipotecas a tipo fijo. Además, el mercado del alquiler ofrece muy buenas perspectivas porque hay una fuerte demanda, tanto de alquiler residencial como vacacional, porque es un mercado muy incipiente en España si nos comparamos con el resto de Europa. Pero precisamente por eso y porque se está produciendo un cambio de mentalidad a favor del alquiler, tiene mucho recorrido de cara al futuro.

También es aconsejable que a la hora de adquirir una vivienda no nos endeudemos más allá del 30% de nuestros ingresos brutos anuales. Y en el caso de que se opte por tipo variable, hay que tener en cuenta que el actual contexto de bajos tipos de interés y de euríbor en mínimos históricos no va a ser permanente en el tiempo. Hay que hacer bien los cálculos y ver qué coste puede suponer esa hipoteca con un euríbor y tipos en niveles mucho más elevados para no tener sustos.

Por su parte, Font señala qué desventajas podría tener: "En el caso de la inversión en vivienda, el comprador debe disponer de un ahorro previo importante. De hecho, lo aconsejable sería comprar al contado y no a través de hipoteca. Además, hay que asumir los gastos asociados a la compra, como los impuestos, por ejemplo, así como los costes de mantenimiento o los relativos a la propia gestión del alquiler".

Cuentas y depósitos:

Estefanía González, portavoz de finanzas personales señala que "las mejores opciones 100% conservadoras estén ahora en las cuentas remuneradas aunque, como ya llevamos tiempo viendo, tampoco nos vamos a encontrar con unas opciones excesivamente atractivas."

"Con las cuentas remuneradas, podemos llegar a conseguir hasta un 5%, como sucede con la Cuenta Nómina de Bankinter. El problema de esta oferta es que el saldo máximo remunerado está limitado a 5.000 euros y que este interés solo se consigue durante el primer año (durante el segundo baja al 2%). Por tanto, sería necesario buscar más opciones para diversificar el dinero conseguido con un premio como el de la Lotería de Navidad", recuerda González Tras esta opción tenemos otras como la Cuenta 123, que permite conseguir un 3%, pero solo para el sado desde 3.000 a 10.000 euros, y que además de vinculación, requiere el pago de dos comisiones mensuales: una por mantenimiento de la cuenta y otra por el pack de tarjetas que obligatoriamente tiene que contratar el cliente. Eso sí, esta retribución se mantiene de forma indefinida.
En la misma línea está la Cuenta Expansión Plus, de Banco Sabadell, que también ofrece un 3% de forma indefinida. Eso sí, en este caso, el saldo máximo remunerado también está limitado (a 10.000 euros) y para poder contratarla es necesario domiciliar unos ingresos mínimos de 3.000 euros.

Liquidez y seguridad serían sus principales ventajas, pero los principales pero se encontrarían en la baja retribución, la elevada vinculación y la limitación del saldo máximo a remunerad.

Antes de contratarlas, González aconseja que el ahorrador que solo desee optar por los productos 100% conservadores debe saber que la remuneración a la que puede aspirar es mínima en el actual contexto de tipos bajos. Si aún así no quiere correr riesgos, es importante que trate de mantener el dinero en distintos productos (no solo por las limitaciones del saldo máximo remunerado, también por la propia protección que ofrece el FGD) y ser un ahorrador activo: es decir, permanecer atento al calendario (para saber cuándo caducan las ofertas y, de esa forma, poder trasladar su dinero a una oferta mejor) y a las novedades del mercado. Es cierto que en el actual contexto de tipos bajos no podemos esperar ningún lanzamiento excesivamente atractivo, pero no está de más que el ahorrador esté atento a lo que pasa en el mercado por si se presentaran nuevas oportunidades potencialmente atractivas.

Fondos

Puala Mercado, de VDOS, señala que se podría "asignar diferentes porcentajes a fondos con diferentes perfiles de riesgo". Un fondo de renta variable sería una buena inversión a largo plazo, , otro tercio se podría invertirse en un mixto moderado y el último tercio se podría destinar a un fondo monetario.

En cuanto a las rentabilidades, Mercado explica que con uno variable se puede lograr hasta un 40% y recuerda que a la hora de inveritr en fondos una de sus ventajas es la seguridad que ofrecen, liquidez y diferimiento fiscal.

publicidad
publicidad
publicidad