Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

finanzas

El Banco de Espa馻 alerta del riesgo de los productos financieros en Internet

J.M.Camarero

El subgobernador admite que se presentan ofertas digitales con "envoltorios amables" y advierte del peligro de la firma de los contratos en los m髒iles

La pujante banca 'on-line' por la que todas las entidades apuestan para relacionarse con sus clientes tambi閚 tiene una 'cara b' con unos peligros que no siempre advierten los ciudadanos. La voz de alarma la dio ayer el subgobernador del Banco de Espa馻, Javier Alonso, para poner sobre la mesa una cuesti髇 que suele pasar inadvertida en el uso fren閠ico de dispositivos port醫iles: el 玶iesgo de informarse, operar y contratar a trav閟 de esos terminales de foma r醦ida sin los necesarios conocimientos digitales.

Alonso se refiri as, en el XIII Encuentro Financiero de IESE, a algunos peligros como el de la oferta de productos 玞omplejos, opacos y dif韈iles de entender que, para m醩 inri, se presentan 玡n envoltorios amables con formatos atractivos para el cliente, casi siempre de forma muy accesible a trav閟 de todo tipo de aplicaciones virtuales.

El entorno de Internet tambi閚 sirve, seg鷑 el subgobernador, para generar problemas en la responsabilidad que el usuario asume al contratar un producto o servicio digital. No es una cuesti髇 nueva en las relaciones banca-cliente, tras los conflictos originados con los documentos impresos en hipotecas, preferentes y otros productos. Pero en el caso de la banca 'on-line', la divulgaci髇 de esa informaci髇 precontractual o contractual 玪imita la capacidad del cliente para saber qu es lo que realmente est consintiendo, seg鷑 Alonso. Y es as porque esta operativa habitualmente se realiza a trav閟 de m髒iles y tabletas en los que el tama駉 de la pantalla y la inmediatez de la aceptaci髇 suponen un problema adicional.

Alonso tambi閚 ha explicado que, en el 醡bito digital, el principal reto al que se enfrenta el cliente bancario es el de la contrataci髇 financiera. 玈i es consciente de la transcendencia del compromiso que adquiere al firmar cada contrato valorar la importancia de conocer ese compromiso a fondo antes de firmar, y de saber qu puede exigir durante la vida de la operaci髇 y cu醠es son las obligaciones que no puede eludir durante ese tiempo, indic. En este sentido, record que 玴or firmar debe entenderse tambi閚 el poner una cruz en la casilla de 'acepto los t閞minos y condiciones del contrato' en las transacciones que se ejecutan por v韆 digital.

En este sentido, tambi閚 alert del uso de los datos personales que hacen muchas entidades, una pr醕tica que podr韆 ser discrimiatoria en el sentido de que puede afectar directamente en los consumidores que son m醩 vulnerables.

Cultura financiera y digital

Para atajar estos riesgos, Alonso aboga por mejorar de la educaci髇 financiera y de las 玞ompetencias digitales en la generalidad de los ciudadanos. El subgobernador encuadra esta situaci髇 en un ambiente delicado para el sector bancario, porque vive 玼na p閞dida de confianza de sus clientes desde hace a駉s agravado por la crisis de la 鷏tima d閏ada, agravada por la 玡voluci髇, m醩 que revoluci髇 digital.

En ese mismo encuentro, en el que participaron los responsables de algunos de los grandes bancos espa駉les, todos mantienen la necesidad de extender el modelo de negocio bancario digital. En el caso del consejero delegado del Santander, Jos Antonio 羖varez, indic que en el futuro las oficinas van a seguir teniendo valor, pero no para transacciones sino para asesorar. El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gort醶ar incidi en que 玪as sucursales todav韆 tienen una funci髇 para las personas que no pueden moverse en 'on-line' a pesar de que su entidad tiene un 40% de los clientes digitalizados.

Por otra parte, el presidente de la patronal AEB, Jos Mar韆 Rold醤, apunt en relaci髇 a la integraci髇 bancaria europea que una uni髇 玜 medio cocinar no sirve de nada. Rold醤 apost por poner en marcha el fondo comunitario de garant韆 de dep髎itos a pesar de que considera que no ser醤 las entidades espa駉las las m醩 beneficiadas, sino aquellos pa韘es donde hay mayor atomizaci髇 de bancos, como Alemania. 玁osotros somos m醩 carne de resoluci髇, en el caso de alg鷑 hip閠ico problema de alguna entidad.

publicidad
publicidad