Vocento 15 años 19 de Noviembre, 11:27 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Los 10 planes más rentables solo acumulan el 5% del ahorro

¿Por qué elegimos mal nuestro plan de pensiones?

Esther García López

Las rentabilidades que están dando los planes de pensiones en algunas de sus categorías son altas y muy similares a las de los fondos de inversión, sin embargo, no todos los ahorradores se están aprovechando de ellas, ya que una mayoría de partícipes elige mal su plan. En España, los 10 planes de pensiones más populares acumulan el 70 por ciento del ahorro mientras que los 10 planes más rentables solo acumulan el 5 por ciento.

Los planes de pensiones están dando una rentabilidad «óptima», en opinión de los expertos, sobre todo en aquellas categorías que invierten en renta variable. Según datos de Inverco, la rentabilidad media anual de la totalidad de planes de pensiones ha crecido en el último año un 3,81 por ciento. Este porcentaje se incrementa en las categorías de planes de renta variable, que en el mismo periodo alcanza el 15,74 por ciento, y en los de renta variable mixta que han subido un 7,61 por ciento. «Estos retornos están, prácticamente, al mismo nivel que los de los fondos de inversión», afirma Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS. Javier Urones, analista de XTB, achaca esta rentabilidad a «la inercia positiva que ha tenido el año en renta variable».

No obstante, la mayoría de los partícipes no se beneficia de estos buenos rendimientos ya que, en general, no eligen bien su plan de pensiones y se dejan llevar por el regalo, las campañas de bonificación con que las entidades tratan de captarlos o por su deseo de lograr una desgravación fiscal. En España, los 10 planes de pensiones más populares acumulan el 70 por ciento del ahorro, mientras que los 10 más rentables solo acumulan el 5 por ciento del patrimonio, por lo que según Belén Alarcón, directora de Asesoramiento Patrimonial de Abante, la diferencia en términos de rentabilidad entre estos dos grupos puede llegar a ser del 5 por ciento anual en la categoría de renta variable.

Alarcón cree que los planes de pensiones son «un universo amplísimo» donde hay algunos «excelentes, mejores que otras alternativas de inversión, pero la gente elige su plan de forma poco profesionalizada. Se fija en el regalo que le dan o en lograr el 'caramelo' fiscal, lo que les impulsa a elegir planes populares y poco rentables». 

Respecto a la escasa contratación de los planes más rentables, Javier Urones apunta dos motivos: el perfil conservador de los partícipes españoles, que «les hace elegir opciones más seguras con una rentabilidad esperada menor», y que muchos de ellos no tienen la percepción de que ahorran para obtener plusvalías. «Para ellos su plan es el equivalente a una hucha o a una cuenta bancaria a la vista. Ahorran un capital sin esperar que les rente en el futuro, por ello no exigen una rentabilidad alta a sus planes».

También las elevadas comisiones y su impacto a largo plazo lastra su rentabilidad, afirma Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios en Self Bank. «La contratación de planes ha estado ligada a los grandes grupos financieros con altas comisiones, lo que ha hecho que la rentabilidad pasara a un segundo plano». No obstante, reconoce que esto «cambia y poco a poco aparecen nuevos actores y alternativas muy interesantes para los partícipes».

También a juicio de Urones, «los planes más contratados son los emitidos por bancos y entidades nacionales que no suelen ser los más eficientes debido a sus altas comisiones, mientras que los mejores resultados los aportan planes gestionados de forma más independiente».

La 'escasa' importancia que los ahorradores dan a la rentabilidad de los planes hace que apenas cambien de plan aunque los retornos sean bajos. Ante esta apatía, Torre apunta que los planes «deben ser algo vivo y adaptarse a los cambios que experimente el partícipe». 

ELEGIR UN BUEN PLAN 

Antes de optar por un plan u otro, Belén Alarcón recomienda al partícipe que analice cuándo y cómo quiere jubilarse, cuánto puede y cuánto debe ahorrar, qué rentabilidades deberá pedir a los mercados y qué riesgo va a asumir para conseguirlas. Terminada esta labor, «es cuando tendrá que decantarse por el más adecuado según sus comisiones, su operativa, la posibilidad de rentabilidad y riesgo y la fiscalidad».

Respecto a la categoría de planes a elegir, los expertos consideran que los ahorradores tienen que seguir los mismos criterios que cuando realizan otra inversión. «Deben tener en cuenta su perfil de riesgo y su horizonte temporal. Si se empieza a aportar desde joven cabe decantarse por planes más agresivos. En cambio, si está muy cerca de la edad de retiro es más importante preservar capital, por lo que el patrimonio deberá estar colocado en productos conservadores», señala Victoria Torre. Aunque estos están dando rentabilidades negativas en el año. Los retornos de los planes garantizados han bajado un 1,54 por ciento en los últimos 12 meses, mientras que los de renta fija a largo plazo han descendido un 1,07 por ciento y los de renta fija a corto, un 0,28 por ciento.

También Urones cree que a 20 años vista de la jubilación el partícipe debería tener una asignación importante en renta variable porque «la bolsa nos ha enseñado que es el activo que ofrece un mayor retorno anualizado». Recomienda a los partícipes jóvenes que si confían en su gestor «opten por un plan de renta variable que emita una gestora independiente y si creen que el mercado es eficiente, que busquen un plan con comisiones bajas que replique el comportamiento de un índice o de una cesta de índices».

¿PLANES O FONDOS?

Los rendimientos similares que están dando determinadas categorías de planes y de fondos hacen que los expertos no lleguen a un consenso sobre si es mejor ahorrar para la jubilación mediante unos u otros. Los que optan por los primeros destacan su ventaja fiscal, al llevar asociada una desgravación del 30 por ciento del rendimiento neto del trabajo y actividades económicas en la base del IRPF, con un tope anual de 8.000 euros. «El diferimiento fiscal que posibilita los planes de pensiones puede ser muy positivo para el partícipe si saca de él una rentabilidad», señala Alarcón. 

Urones se decanta por los fondos, ya que en ellos se puede disponer del capital rápidamente y permiten transferirlo de un fondo a otro sin tener que tributar por las ganancias acumuladas. Además, «la gama de fondos es más amplia y la inversión puede hacerse más sectorizada».

Los planes de pensiones tienen mucho camino por recorrer en España y, aunque el V Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco establece que se sitúan como la primera opción de ahorro entre los españoles, solo un 56 por ciento cuenta con uno. Los expertos esperan que este porcentaje aumente a corto plazo debido a la mayor concienciación entre la población de la necesidad de complementar la pensión pública de jubilación y a ello ayudaría «un incremento de su rentabilidad».

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Belén Alarcón, Abante

«Hay planes de pensiones excelentes, mejores que otros productos de inversión, pero los partícipes eligen los planes de forma poco profesional atraídos por los regalos»

Javier Urones, XTB

«Muchos partícipes de planes de pensiones no tienen la percepción de que ahorran para lograr rentabilidad. Consideran su plan una especie de hucha»

Victoria Torre, Self Bank

«La contratación de planes ha estado ligada a los grandes grupos financieros con altas comisiones, lo que ha hecho que la rentabilidad pasara a un segundo plano»

Paula Mercado, VDOS

«Los planes de renta variable son recomendables para partícipes jóvenes que estén dispuestos a asumir una volatilidad elevada»

publicidad
publicidad
publicidad