Vocento 15 años 21 de Noviembre, 22:22 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

reunión de mañana

Draghi reducirá el volumen de compras...pero dará 9 meses más de barra libre

La reunión de octubre del Banco Central Europeo (BCE) está marcada en rojo por los mercados. Mucho se ha hablado de la forma en que el BCE retirará los estímulos y del momento en el que procederá a normalizar los tipos oficiales. Y, a pesar de que la recuperación económica va por buen camino, todavía hay riesgos, que Draghi no se ha cansado de repetirlos en las reuniones precedentes, que pueden enturbiarla. Por ejemplo, que la inflación de la eurozona sigue por debajo del objetivo del 2% que se ha marcado el BCE.

Por estas razones, el mercado espera que el BCE prorrogue nueve meses más el QE, hasta septiembre de 2018 para comenzar la subida de tipos a mediados de 2019. Sin embargo, esta prórroga vendrá acompañada con una reducción del volumen de compras, pasando de 60.000 millones de euros en bonos a la mitad. 

Así, Nicolas Forest, director global de renta fija de Candriam, señala que "Draghi en la reunión de mañana debería anunciar la retirada de su programa de estímulos". Pero esa retirada se hará de forma gradual con "una reducción del programa de compras mensuales pasando de 60.000 a 30.000 millones de euros y un compromiso para mantener dicho programa hasta septiembre de 2018".Incluso el volumen de compras se podría reducir a los 25.000 millones de euros según cálculos de Nomura. Aunque Forest destaca que el banquero italiano reiterará que "si la inflación se mantiene en niveles bajos como si las condiciones financieras no son las adecuadas, mantendrá su compromiso de mayores compras o durante un mayor periodo de tiempo. Igualmente creemos que reiterará el hecho de que los tipos de interés directores van a permanecer en los niveles actuales durante más tiempo e incluso después de terminar el programa de flexibilización". Esto ya lo insinuó Draghi que aseguró que los tipos de interés se mantendrían bajos durante un largo periodo de tiempo, lo que hace que algunos analistas calculen que no habrá subidas hasta mediados de 2019. 

Por su parte, Nomura señala que esta acción no alterará el devenir de los mercados puesto que "están bien preparados para recibir menos apoyo de la política monetaria". En primer lugar, el BCE ha dedicado un tiempo considerable a orientar a los mercados financieros hacia una reducción gradual del apoyo a la política monetaria. En segundo lugar, el sólido contexto económico general, incluido el sólido crecimiento de las ganancias, ayuda a mitigar cualquier efecto negativo derivado de la reducción del apoyo de la política monetaria en los mercados bursátiles. En tercer lugar, el riesgo de una venta masiva en los mercados de bonos también es pequeño, ya que el BCE está firmemente comprometido con un enfoque gradual y enfatiza que las tasas de interés se mantendrán en cero o incluso por debajo mucho después del final de las compras de activos. El bajo nivel de inflación justifica plenamente este enfoque y hace creíble la orientación sobre las tasas de interés del BCE.

Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain destaca que "la situación en Cataluña ha puesto a España en el primer plano de la agenda política europea". En este contexto, el BCE está empezando a alejarse de los estímulos, pero solo de una manera gradual y cautelosa, ya que por ahora no tiene prisa de abandonar su política de tipos de interés cero o de desmantelar su programa de  compra de activos. En la reunión de esta semana debería proporcionar más detalles de cómo y cuándo reducirá sus compras de activos. Esperamos que el BCE reduzca a partir de enero del 2018 sus compras de activos durante un periodo de seis a doce meses y que inicie las subidas de tipos en torno al verano de 2019. Todo esto está sujeto a la volatilidad de los tipos de cambio y a las condiciones políticas en general.

Asímismo, Candriam también esperan una comunicación más clara hacia su estrategia de reinversión, pues en el programa de compra de 2018, "la reinversión de los títulos que llegan a vencimiento adquirirá mayor relevancia. Una comunicación clara en torno a reinversiones en términos de cantidad, ayudará a atenuar el impacto de unas compras netas inferiores".

De todas maneras, la prudencia de Draghi marcará la política monetaria del BCE en lo que resta de año y el siguiente.

publicidad
publicidad
publicidad