Vocento 15 años 11 de Diciembre, 14:27 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

tensión en cataluña

Puigdemont anuncia para esta semana la declaración de independencia

Cristina Reino

Sin que ni siquiera se conociera el balance de la jornada de votación y a pesar de que el referéndum no se había celebrado con las garantías mínimas exigibles, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció ayer que en los próximos días trasladará a la Cámara catalana los resultados de la votación para que «actúe de acuerdo con lo previsto en la ley de referéndum».

Es decir, ante el previsible triunfo del sí, a las 48 horas de la proclamación de los resultados, el Parlamento debería declarar la independencia. «Nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de república», afirmó en un discurso solemne desde la galería gótica, en el Palau de la Generalitat. El jefe del Ejecutivo catalán habló de «victoria» de la democracia frente a la «violencia y la represión del Estado». «Hemos conseguido celebrar el referéndum de autodeterminación que el Estado se ha esforzado tanto en impedir», aseguró como réplica a Mariano Rajoy, que afirmó que no había habido un referéndum en Cataluña.

La ANC, Ómnium Cultural y la CUP presionaron a Puigdemont para que el 1-O marque un antes y un después para siempre y sin vuelta para atrás en las relaciones entre Cataluña y el resto de España y el presidente de la Generalitat no les decepcionó. En la plaza de Cataluña, el público convocado por las plataformas secesionistas para seguir la jornada celebró las palabras del dirigente nacionalista como el anuncio de una declaración de independencia.

Después de la contundente operación policial, Puigdemont cree que el pleito catalán ha dejado de ser una cuestión interna de España y ha pasado a convertirse en un problema de ámbito europeo. ««El Estado español ha escrito hoy una página vergonzosa en su historia de relación con Cataluña», dijo el presidente de la Generalitat.

El líder soberanista apeló directamente a la mediación de la UE. «Los catalanes nos hemos ganado el derecho a ser respetados en Europa», aseguró. «La Unión Europea ya no puede continuar mirando hacia otro lado ante la vulneración de derechos y libertades, violaciones directas de la carta europea de los Derechos Fundamentales», dijo. «Es necesario que actúe con rapidez», remató.

El Gobierno catalán está dispuesto a dar la batalla internacional para buscar una salida a la cuestión catalana. Tras los movimientos, hasta ahora inéditos, de Ángela Merkel y de la Secretaría de Estado de Estados Unidos llamando la atención al Ejecutivo central, el proceso catalán ha entrado en una dimensión hasta ahora no contemplada.

Así, la Generalitat anunció que ha iniciado los trámites para tratar de que la UE sancione a España por su «actuación claramente criminal». En este sentido, el Palau de la Generalitat iniciará trámites para tratar de que el Parlamento Europeo y la Comisión Europea insten al Consejo Europeo a establecer un «control» y a acordar posibles «sanciones» contra el Estado por presuntas violaciones de derechos.

A partir de hoy, por tanto, arranca una nueva semana muy tensa, que puede acabar en declaración de independencia, aunque ectores del PDeCAT se han expresado estos días en contra de la vía rupturista. Pero la ANC y Ómnium apretarán fuerte. «President, no nos falles», afirmó Jordi Sánchez. «Esta semana veremos culminar nuestro sueño: la creación de la República catalana», señaló Jordi Cuixart, de Ómnium.

El otro frente que se abre de cara a los próximos días es el del mantenimiento de las movilizaciones, que según la Generalitat sacaron ayer a la calle a tres millones de personas. El independentismo anunció la convocatoria de un paro general de país, más allá de una huelga general para mañana, como protesta contra las actuaciones policiales. La ANC, Ómnium, la CUP, UGT y CC OO avalan la convocatoria y también Oriol Junqueras, que lanza un mensaje de advertencia al sector económico y al Gobierno central.

publicidad
publicidad
publicidad