Vocento 15 años 23 de Octubre, 11:47 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EMPRESA EMPRESAS SOLVAY

Solvay lamenta decisión de gobierno cántabro y dice que suprimirá 55 empleos

Agencia EFE

La empresa Solvay ha lamentado la decisión del gobierno cántabro de denegar una moratoria para mantener la fabricación de cloro en su planta de Barreda utilizando la tecnología de celda de mercurio, ya que "de facto" supone la paralización de la producción y la supresión de 55 empleos directos.

Tras conocer la decisión del gobierno, la dirección de la factoría de Barreda (Cantabria) ha emplazado a los sindicatos a una reunión de urgencia para el próximo 4 de octubre, con el fin de analizar el futuro de estos trabajadores.

En declaraciones a Efe, el portavoz de Solvay, Luis Hervella, ha dicho que la empresa entiende "como un derecho" la ampliación más allá de diciembre para adecuar los procesos productivos a la normativa europea sobre el uso del mercurio, medida que sí han logrado otras factorías de distintos países.

No obstante, ha adelantado que la dirección no se plantea "por el momento" recurrir la decisión del gobierno regional por considerarlo "inútil" en las actuales circunstancias y también "extemporáneo", ya que cuando se vea esa impugnación podría ya haberse superado el plazo máximo para seguir trabajando con mercurio en la planta de cloro.

La decisión del gobierno regional supone que Solvay deberá parar la producción de cloro antes del 11 de diciembre en Barreda hasta que realice la reconversión industrial para poder reanudar la actividad con la nueva tecnología.

Hervella ha insistido en el "derecho" de Solvay a la ampliación del plazo para poder adaptarse a la nueva normativa comunitaria, lo que también le permitiría materializar el acuerdo alcanzado hace meses con la empresa portuguesa CUF, para reconvertir la planta a la tecnología de membranas y mantener la producción en el futuro.

También ha avanzado que Solvay tiene intención de retomar los contactos con CUF sobre este asunto para conocer "de primera mano" su posición al respecto, ya que hasta ahora había vinculado sus inversiones al mantenimiento de la planta en producción.

La multinacional portuguesa CUF anunció hace un año su intención de invertir 40 millones de euros para sustituir la tecnología de células de mercurio actualmente en funcionamiento, lo que supondría mantener los puestos de trabajo.

.