Vocento 15 años 23 de Octubre, 17:21 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

GAL-PESCANOVA JUNTA (Previsión)

Pescanova S.A. aprueba sus cuentas con una participación mínima

Agencia EFE

La empresa Pescanova S.A., comúnmente conocida como "Vieja" Pescanova, ha celebrado hoy en la localidad pontevedresa de Redondela su junta general ordinaria de accionistas y bonistas, en la que ha aprobado sus cuentas relativas al ejercicio de 2016 con un escaso porcentaje de participación, ya que tan solo se personó el 8,23% del accionariado.

La aprobación de las cuentas anuales, que presentan un déficit de cerca de 3 millones de euros, y del informe de gestión de 2016, se hizo con el voto favorable del 82,24% del accionariado presente -cerca de dos millones de acciones-, mientras que se contabilizaron un 17,72% de votos en contra y una abstención del 0,04%.

En la junta general de esta mañana también se aprobaron, además de las cuentas de 2016, la aplicación de resultados, por un porcentaje cercano a la unanimidad de 99,93%, y el informe anual de remuneración de los consejeros.

Asimismo, Pescanova S.A. ha tomado la decisión de revocar en la auditoría a la firma Ernst&Young S.L. y nombrar en su lugar a Miren Josune Baranda Montejo en el rango de auditor de la sociedad para los tres próximos ejercicios.

En la junta de esta mañana, el presidente del consejo de administración de Pescanova S.A., Luis Malo de Molina, también ha confirmado la intención de la compañía de dejar de ser una "sociedad de cartera" vinculada a la actividad de Nueva Pescanova y de emprender de nuevo la actividad productiva en el sector pesquero a medio y largo plazo, como ya adelantó este fin de semana en una entrevista con Efe.

No obstante, aunque fuentes de la empresa han informado de que están sondeando distintas posibilidades con este fin, advierten de que se trata todavía de algo "muy prematuro" y que irá evolucionando en fechas venideras.

Malo de Molina también ha anunciado en la junta de accionistas su intención de presentar dos nuevas demandas contra Nueva Pescanova, relacionadas en este caso con la comisión de 300 millones de euros derivada de la cancelación de un crédito súper sénior y con la impugnación de la ampliación de capital de esta compañía, que redujo el porcentaje de participación de Pescanova S.A. de un 20% a un 1,65%.

En un futuro próximo, añaden fuentes de la Vieja Pescanova, se demandará también el puesto que les corresponde en el consejo de administración de Nueva Pescanova, el cual ha sido anulado -denuncian- "sin ningún tipo de explicación" por parte de la otra compañía.

Estos tres litigios judiciales se suman a los dos ya abiertos, de los cuales uno ya ha sido resuelto y el otro está a la espera, tras haber sido interpuesto un recurso por parte de Nueva Pescanova.

El grupo Pescanova entró en concurso de acreedores en marzo de 2013, con un agujero patrimonial que la consultora KPMG valoró en 1.667 millones de euros.

El proceso de reestructuración de la entidad se prolongó hasta septiembre de 2015, cuando se optó por su división en dos: la parte productiva -en manos de la banca acreedora-, a la que se llamó Nueva Pescanova, y una sociedad de cartera sin actividad, Pescanova S.A., que quedó en manos de los accionistas originales.

.