Vocento 15 años 18 de Diciembre, 23:30 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

empresas

KKR vende Ursa, parte de la extinta Uralita, a una compañía alemana

EUROPA PRESS

KKR ha vendido Ursa, firma fabricante de aislantes para la construcción de edificios que formó parte de la extinta Uralita, al fabricante alemán de materiales de construcción Xella, según informó el fondo de capital riesgo.

La firma de inversión, junto con otros acreedores, se quedó en mayo de 2015 con Ursa, entonces filial de Uralita, al ejecutar deuda en el marco de un proceso de refinanciación de esta compañía. El resto de los negocios de la empresa controlada la familia Serratosa conforman la actual Coemac.

KKR vende ahora, dos años después, Ursa al grupo alemán Xella. El fondo no detalló el importe de la transacción, pero aseguró que la venta tiene lugar después de que en este tiempo haya reestructurado la firma para "impulsar su negocio hacia un crecimiento sostenible frente a condiciones de mercado exigentes".

En concreto, detalla que ha "fortalecido el equipo directivo de Ursa y ha reorganizado y racionalizado sus operaciones", lo que, según asegura, "ha permitido a Ursa alcanzar nuevas cotas de crecimiento, aumentar la capacidad en varias de sus plantas productivas y elevar su rendimiento".

El grupo alemán fabricantes de materiales de construcción Xella asumirá la plantilla de Ursa, a la que mantendrá como una unidad de negocio independiente. Está previsto que la transacción culmine a finales de este año, una vez se obtengan las preceptivas aprobaciones de las autoridades de competencia.

"Xella invertirá en Ursa y le prestará el necesario respaldo para que mantenga su actual senda de crecimiento", aseguró en un comunicado el consejero delegado de la corporación alemana, Jochen Fabritius, que enmarcó la operación en su objetivo de complementar y diversificar la cartera de materiales de construcción de la compañía que dirige.

Nueve fábricas y 40 mercados

Ursa está especializada en fabricación de material de aislamiento para edificios tanto residenciales como no residenciales, que registra una facturación anual de unos 450 millones de euros. Con sede en Madrid, cuenta con trece fábricas repartidas en nueve países y con presencia comercial en unos cuarenta mercados de Europa, Oriente Medio y el Norte de África.

De su lado, el grupo Xella suma 95 plantas en veinte países y redes de venta en más de treinta mercados. Con una plantilla de unos 5.900 empleados, cerró 2016 con ingresos de 1.330 millones de euros.

KKR destaca que la compraventa de Ursa constituye una de las inversión por Importe total de 4.500 millones de dólares (unos 3.815 millones de euros) acometidas en España desde 2010, en el marco de su "estrategia de apoyo a las principales compañías españolas en su desarrollo y crecimiento operacional".

En cuanto a la extinta Uralita, tras cerrar a mediados de 2015 la referida refinanciación que supuso la segregación de Ursa a favor de sus acreedores, reestructuró el resto de negocios (pladur, yesos en polvo y tuberías) en una nueva compañía denominada Coemac.