Vocento 15 años 20 de Noviembre, 04:52 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

liderazgo del banquero italiano

Cinco años del "y creánme será suficiente": ¿Qué ha supuesto Draghi para el euro?

Ayer 26 de julio, se cumplieron cinco años del decisivo discurso de Mario Draghi. El banquero italiano llevaba tan solo seis meses como presidente del Banco Central Europeo (BCE) tuvo que hacer frente a una situación crítica tanto para la eurozona como para el euro. Y nunca unas palabras tuvieron tanto éxito en los mercados financieros como las pronunciadas por Draghi en ese momento. Con "haré todo lo que sea necesario para evitar la ruptura del euro y creánme será suficiente" desaparecía de golpe y plumazo las dudas acerca la moneda única y la viabilidad de la eurozona bajo una gestión de austeridad.

Joaquín Robles, analista de XTB, rememora el contexto en el que fueron dichas. "Estábamos en un punto complicado en la eurozona, con dudas acerca del euro y de la permanencia en algunos países y supuso una bomba de oxígeno". El experto explica que estas palabras se traducían en un apoyo incondicional por parte del a la economía de la zona euro. Y, aunque no actuó de inmediato, supuso la puesta en marcha de un programa de estímulos económicos sin precedentes, que llevó a la aprobación del QE y a situar los tipos de interés en mínimos históricos, en el 0%.

Felipe López- Gálvez, analista de Self Bank señala que "Nunca antes una mera frase había conseguido tener un efecto tan contundente. Supuso un verdadero punto de inflexión la economía europea. Debido a la corta existencia del BCE, hasta ese momento se desconocía lo que era capaz de hacer el banco central para calmar los mercados. Draghi llevaba poco tiempo en el cargo y existían dudas acerca de su capacidad para tomar decisiones de manera determinada. Debido a que el mandato del BCE es exclusivamente la estabilidad de precios, que en ese momento no estaba en entredicho, el mercado nunca se puedo imaginar que Draghi tratase de defender con ese ahínco a las economías periféricas, que fueron las principales favorecidas por sus palabras".

David Lafferty, Estratega Principal en Natixis Global Asset Management, recuerda que el futuro de la eurozona pasaba por la supervivencia en ella de Italia y España. La prima de riesgo española llegó a marcar un máximo de 649 puntos, cuando ahora se mueve en torno a los 100 enteros, y la pasada semana bajó de ese nivel. Lafferty señala que "el colapso económico de cualquiera de los dos países podría haber desencadenado una caótica desintegración de la zona euro·. La proclamación de Draghi respaldada por la fuerza y ​​los efectos del BCE fue suficiente para contrarrestar el miedo al contagio y extender el horizonte en el que podrían implementarse nuevos instrumentos de política como el ESM y el OMT. En términos sencillos, Draghi volvió a poner al genio en la botella y oxígeno a los periféricos. 

Lo que puso de manifiesto el verano de 2012 es que las primas de riesgo y el comportamiento de los inversores se basan tanto en la confianza como en los fundamentales económicos. El liderazgo gana en una crisis. Pero en un segundo punto, que las palabras por sí solas no son suficientes. "La confianza tiene que ser respaldada por una acción política tangible. En este caso, el desvelar de los programas de ESM y OMT ese verano puso un marco de política creíble y abrumador alrededor de las palabras de Draghi", continúa el experto. Tres, el tiempo es un activo importante en una crisis. Los problemas económicos no pueden resolverse de la noche a la mañana. Sin embargo, una acción decisiva puede calmar los mercados y permitir que las herramientas de política tengan una ventana más larga para que surtan efecto. "Hoy en día, la zona euro está mostrando la promesa más económica desde antes de la crisis financiera mundial 2008. Si la Eurozona está realmente en un camino sostenible hacia la expansión, gran parte de ella es el resultado del liderazgo de Draghi hace cinco años", concluye Lafferty.

¿Por qué tuvieron tanto efecto las palabras de Draghi?

Fue curioso que simplemente el anticipar la operación implicó la calma a los mercados. Robles señala que se debió a que los mercados se basan en anticipos: "La bolsa como los mercados en la renta fijase basan en las expectativas, refleja las previsiones y proyecciones del mañana y en ese periodo de tiempo. los mercados no tenían nada que en que apoyarse, situación que cambió con las palabras de Draghi. El mercado tenía algo que agarrarse y cuenta con el precedente de la política de Estados Unidos y Japón y que el mercado iba a haber en algún tipo de actuación y unas medidas muy agresivas, por lo que el mercado solo se preocupó en descontarlo".

Philippe Waechter, Economista Jefe, Natixis Asset Management destaca tres puntos de las palabras de Draghi: "Dijo que la zona del euro era una construcción política. Fue el resultado de la voluntad de los países de vivir juntos. Ha funcionado. La zona ha estado en paz desde la Segunda Guerra Mundial. Este es el punto más importante para Europa. La moneda del euro es sólo un compromiso técnico. Una importante pero no más que eso. El segundo punto es el siguiente: si la moneda es sólo un medio técnico para mejorar la forma en que funciona el marco político de la zona del euro, entonces tiene que continuar. El colapso de la Eurozona (después de una salida de Italia o España u otro país) habría sido una fuente de inestabilidad política en Europa y probablemente el fin de la mayoría de las instituciones europeas. Por último, el tercer punto se produjo pocos días después en la reunión de política monetaria del BCE con la creación de la OMT que permite al BCE comprar activos (deuda pública) principalmente en Italia y España. Esto fue suficiente para reducir las tensiones en estos dos países. Más tarde en 2012 y después de 2013 los diferenciales de tasas de interés con Alemania disminuyeron dramáticamente. Este fue el final de la divergencia principal dentro de la zona euro. El BCE ha sido un cambiador de juego evitando el colapso de la construcción europea. Desde entonces, el líder de la política económica es el banco central bajo el impulso de Mario Draghi. Progresivamente, la política fiscal se ha convertido en una postura neutral. La política económica de la Eurozona se hace ahora más en Frankfurt que en Bruselas".

El economista concluye que "su trabajo ya casi ha terminado ya que la recuperación del crecimiento es ahora fuerte. Sólo tiene que mantener su política monetaria acomodaticia hasta retirar los estímulos".

Robles valora la gestión de Draghi como un éxito. Señala que es complejo analizar la eurozona porque es un conjunto de Estados muy diferentes entre sí con ritmos también diferentes, pero reitera que el programa de estímulos ha permitido acercarse al objetivo de inflación y mejorar el acceso a la financiación de los estados. Aún así, Robles a igual que Draghi reitera que queda la parte más difícil que es implementar las reformas estructurales, tanto fiscales como en empleo, para que la economia siga creciendo y no dependa de la expansión monetaria.

Como conclusión, López-Gálvez reitera que "ha sabido gestionar la mayor crisis económica que ha sufrido Europa desde hace varias décadas".

publicidad
publicidad
publicidad