Vocento 15 años 19 de Noviembre, 07:52 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

estrategias

¿Dónde invertir cuándo el BCE anuncie el tapering en septiembre?

"La Reserva Federal subirá los tipos en diciembre y lo hará de nuevo y hasta tres veces en 2018", así de rotundo se ha mostrado Jaime Albella, director de ventas para España de AXA IM, durante una presentación sobre la economía y los mercados. El economista también se ha referido a los próximos movimientos del BCE, que la próxima semana celebrará una reunión sin apenas transcendencia. En su opinión, habrá que esperar hasta el encuentro de septiembre para que Mario Draghi anuncie un tapering, es decir, una disminución en la compra de activos, que será efectiva a principios de 2018.

Albella cree que el anuncio no impactará negativamente en los mercados ya que se hará una reducción de 20.000 en 20.000 millones de euros. En cuanto a qué fecha podría el BCE subir tipos, la gestora francesa lo sitúa a mediados de año tanto para los tipos oficiales como para la facilidad de depósitos, algo "que será positivo para el ahorrador que ha perdido poder adquisitivo con la inflación". Albella también asegura que esta normalización será buena ya que el BCE tiene dificultades para encontrar papel qué comprar. Además, puede seguir el ejemplo de la Fed, que ha gestionado muy bien los tiempos. 

En cuanto a las subidas de la FED se harán tres el próximo año y, para Albellla, será más importante que no se retire más liquidez a corto plazo. En cuanto al BCE, el experto de AXA IM señala que el organismo tiene una menor visibilidad porque la inflación no es duradera, no es autosuficiente y hay mucha diferencia entre los estados.

Estrategias de inversión

Teniendo en cuenta que por un lado está la acción de los bancos centrales y, por otro, todavía hay citas políticas, desde AXA IM han desarrollado unas ideas de inversión. "Afortunadamente, el inversor ya no invierte tanto en función de la política" ha aclarado Albella. Por un lado, los activos preferidos por la gestora serían la renta variable, con activos sensibles al crecimiento, es decir, al aumentar el consumo, aumentan los beneficios empresariales, ha sido su argumento. 

Pero también apuesta por la renta fija, para los bonos ligados a la inflación. El precio objetivo del Tesoro americano se situaría en el 2,75% y el del bono alemán, en el 0,8%.

publicidad
publicidad
publicidad