Vocento 15 años 24 de Octubre, 13:20 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Tribunales

Cláusulas suelo: la inacción de los bancos lleva la 'lucha' a los juzgados

Esther García López

El real decreto del Gobierno para dar una solución extrajudicial al problema de las cláusulas suelo ha sido un «fracaso», aseguran los afectados, lo que provocará una avalancha de demandas en los tribunales. Para evitar colapsos, el CGPJ ha creado juzgados especializados en cláusulas suelo, a lo que se opone la abogacía. El problema continúa.

El mecanismo extrajudicial de reclamaciones por las cláusulas suelo propuesto por el Gobierno a través de un real decreto ha sido un «rotundo fracaso», aseguran los representantes de los consumidores, y no ha posibilitado que la mayoría de los afectados -1,5 millones- llegaran a un acuerdo con su banco para recuperar del dinero pagado de más. El plazo para resolver este conflicto de forma pactada ha terminado este mes y la única salida que les queda ahora a los hipotecados para recuperar su dinero es acudir a los tribunales.

Ante esta alternativa jueces, abogados y representantes de los afectados advierten que se va a producir una avalancha de denuncias en los juzgados, más de 200.000 calculan. Para evitar que estos se colapsen, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha habilitado 54 juzgados de primera instancia especializados en cláusulas suelo, uno por provincia, que atenderán únicamente estas demandas. Decisión que ha suscitado las protestas de la abogacía y de los afectados. 

El Consejo General de la Abogacía ha anunciado que recurrirá la decisión del CGPJ porque considera que infringe el ordenamiento jurídico y comportará problemas sociales. «Esta medida agrava el problema que trata de solucionar, puesto que muchos de los juzgados designados carecen de capacidad para absorber las demandas que se concentren como consecuencia de este acuerdo, por ello los ciudadanos no podrán resolver sus conflictos en un tiempo razonable». Argumentan que «incomprensiblemente» la medida se ha adoptado sin la necesaria dotación de medios ni presupuesto por parte del Estado y las comunidades autónomas con competencias transferidas, lo que «provocará graves disfunciones». Además, de «colapsar los juzgados designados, se desaprovecha la potencialidad de juzgados de partido con capacidad para asumir estos asuntos», señalan fuentes del Consejo de la Abogacía.

También para Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), la creación de juzgados especializados, «no es la mejor medida porque un único juzgado no puede asumir todos los asuntos y se generarán retrasos». Añade que «ya teníamos jueces especializados que llevan años trabajando en esta materia y ahora se les da de lado. Dejar este asunto en manos de jueces en prácticas, con una formación 'exprés', es un atropello más para los ciudadanos».

Vía judicial: la última opción

Ante la decisión de la mayoría de los bancos de denegar la devolución del dinero cobrado de más en las cláusulas suelo, acudir a los tribunales es la única salida que tienen los ciudadanos cuyas hipotecas incluían suelo. Solo Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) han decidido devolver el dinero a todos sus clientes a través del procedimiento extrajudicial. Bankia ha abonado casi 170 millones de euros a 34.000 clientes en cuatro meses. 

Los bancos han tenido tres meses para contestar las reclamaciones de los afectados y gran parte las han rechazado de forma sistemática, en algunos casos mediante una respuesta estándar para todos, y alegando que la cláusula se incluyó en el contrato hipotecario de forma transparente y legal. En otros casos han presentado a sus clientes una liquidación de los importes en la que no aparecían los respectivos intereses, tal y como marca la ley, lo que obligó a los afectados a rechazar la propuesta. Y en la mayoría de las reclamaciones los bancos han dado la callada por respuesta.

Por su parte, el Gobierno señaló en una respuesta parlamentaria que los bancos no devolverán el dinero a todos los afectados, y cifró esta devolución en unos 3.700 millones de euros. Cantidad inferior a la facilitada por el Banco de España que calculó que lo devuelto por cláusulas suelo estaría entre los 5.000 y 7.500 millones de euros. Más tarde rebajó la cifra hasta los 4.000 millones. 

Solución fallida

Ante este comportamiento de los bancos, Patricia Suárez considera que el real decreto del Gobierno aprobado por el Congreso un mes después de que el Tribunal de Justicia de la UE concediera la plena retroactividad en la devolución de las cláusulas suelo y cuyo objetivo era propiciar un acuerdo no judicializado entre la banca y sus clientes, «no solamente ha dado un respiro a los bancos sino que muchos afectados se han quedando en el camino ante la multitud de trabas que les han puesto las entidades». Añade que real decreto no ha sido positivo para los ciudadanos puesto que no ha conseguido resolver de manera global el problema de las cláusulas suelo. «Desgraciadamente el cambio de cultura bancaria no llega, las entidades no tienen la percepción de haber hecho nada mal y consideran que son víctimas de una suerte de populismo judicial. Mientras tanto, los afectados tendremos que acudir nuevamente a los tribunales para recuperar el dinero».

También Rubén Sánchez, portavoz de Facua, dice que el «Gobierno continúa desarrollando su jugada para que la banca salga lo menos perjudicada posible» en este tema. Afirma que «en lugar de anunciar multas a las entidades que sigan negándose a devolver la totalidad del dinero más los intereses, el Gobierno decidió dar oxígeno a la banca ante la previsible avalancha de denuncias mediante un real decreto trampa pactado con el PSOE y Ciudadanos».

Desde la OCU su portavoz Ileana Izverniceanu, asegura que «el Gobierno ha permitido que los bancos sean juez y parte en la devolución de las cláusulas suelo». 

Los perjudicados por las cláusulas suelo seguirán batallando por recuperar su dinero, ahora en los tribunales, a los que deberán acudir con abogado y procurador, con el coste que ello supone, y esta lucha tardará en dirimirse ante un más que probable colapso de los juzgados especializados. Según fuentes de la asociación de consumidores Adicae, los bancos lejos de asumir el carácter «abusivo» de una práctica perpetuada durante casi una década sobre miles de hipotecados, «siguen aplicando los 'suelos' y rechazando la devolución íntegra de las cantidades indebidamente cobradas».

Reclamación judicial

El despacho de abogados Sanahuja Miranda recomienda a los perjudicados por cláusula suelo que si el banco ha denegado la reclamación extrajudicial, si la liquidación practicada no es la correcta o la entidad no ha contestado en el plazo de tres meses reclamen judicialmente en los tribunales.

El afectado necesitará contratar un abogado y un procurador para acudir a los tribunales de justicia.

El cliente debe guardar toda la documentación que acredite la adhesión al procedimiento de reclamación y su finalización por el motivo que fuere.

Debe acudir a la Oficina de Registro y Reparto judicial que derivará el caso a uno de los 54 juzgados especializados en cláusulas suelo.

Tras dictarse sentencia, si el afectado no está de acuerdo con ella podrá recurrirla.

publicidad
publicidad
publicidad