25 de Enero, 17:25 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

macro

España fue la quinta economía de la zona euro que más creció hasta marzo

Avanzó un 0,8% y superó a Alemania, Francia o Italia, mientras que Grecia entró en recesión por tercera vez desde el inicio de la crisis

La economía española avanza con paso firme en el comienzo del año. De hecho, la velocidad de crucero registrada en el primer trimestre de 2017 con un incremento del 0,8% (una décima más que el dato del cuarto trimestre de 2016) le permite situarse en los puestos de cabeza de la zona euro. En concreto, España es el quinto país de la moneda única que más creció entre enero y marzo, según los datos publicados este martes por Eurostat. Sólo fue superado por Finlandia (1,6%), Letonia (1,5%), Lituania (1,4%) y Portugal (1%). Sin embargo, se mantuvo otra vez por delante de los pesos pesados de la región como son Alemania (0,6%), Francia (0,3%) o Italia (0,2%). Una circunstancia que se prevé se mantenga así durante todo el ejercicio.

Asimismo, la evolución favorable del PIB español también permitió un incremento por encima de la media de la zona euro (0,5%), que prosigue con su atonía. Esta lenta recuperación -mantiene el mismo ritmo registrado que entre octubre y diciembre de 2016- es una de las causas que también esgrime el Banco Central Europeo para mantener su política de estímulos.

Si se analizan los datos de Eurostat en tasa interanual (variación entre el primer trimestre de 2017 respecto al de 2016) la economía española también se muestra como uno de los motores de la región con un crecimiento del 3%. Una vez más, una cifra muy superior a la media de la zona euro (1,7%) y que permite al Gobierno confiar en que este ejercicio el PIB de España volverá a crecer el doble que Europa.

De hecho, el Gobierno ya ha mejorado hasta el 2,7% la previsión de crecimiento para este año. Una cifra que el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, ha calificado en varias ocasiones de «prudente» y no ha descartado que el incremento final sea alrededor del 3%. Un avance cercano también a la estimación del 2,8% realizada por la Comisión Eurpea y que coincide con la proyección del Banco de España. De hecho, el Gobierno sostiene en el Plan de Estabilidad enviado a Bruselas que si la política económica se mantiene el avance medio del PIB hasta 2020 será del 2,5%.

Un incremento basado en el impulso de la demanda interna y, sobre todo, en la mayor aportación del sector exterior, que podría llegar a 0,5 puntos porcentuales de PIB en 2017. De hecho, las exportaciones se mantienen en niveles récord en los primeros meses del año, aunque habrá que esperar para saber si el auge de la inflación acaba por pasar factura a la competitividad de las ventas españolas por la vía de los precios.

Desaceleración en la UE

Por otra parte, si en la comparación de Eurostat se incluye a todos los países de la UE el comportamiento intertrimestral de la economía española baja varios peldaños en la clasificación y se sitúa en el noveno lugar. En este caso, el principal crecimiento fue para Rumanía (1,7%). También avanzaron más República Checa (1,3%), Hungría (1,3%) y Polonia (1%). Sin embargo, España se mantuvo por encima de la media de los Veintiocho en el primer trimestre y que fue de 0,5%. Esto supone que la economía de la UE se ralentizó una décima respecto al 0,6% registrado en el periodo octubre-diciembre.

La peor situación volvió a protagonizarla Grecia. Como si la pesadilla nunca acabase la economía del país heleno entró en recesión por tercera vez desde el inicio de la crisis. En concreto, su PIB retrocedió un 0,1% en el primer trimestre del año y se unió a la caída del 1,2% del cuarto trimestre de 2016. De esta forma, Atenas vuelve a los números rojos de los que salió por última vez a comienzos de 2016 tras casi dos años de continuos descensos. Y lo hace en el peor momento posible, cuando tiene que aprobar en los próximos días una batería de reformas y recortes pactados con la 'Troika' para la entrega de un nuevo tramo del tercer rescate.

En cualquier caso, las previsiones de Bruselas publicadas hace una semana estiman que Grecia crecerá este año un 2,1%. Por tanto, habrá que esperar para saber si esta recesión es sólo un bache o el inicio de otra larga travesía por el desierto.

publicidad
publicidad