Vocento 15 años 19 de Noviembre, 01:56 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Acumulan un patrimonio de 469 millones

La inversión en sicavs remonta en 2017

Esther García López

Los augures vaticinaban que 2017 podía ser el año en que las sicavs se 'extinguieran' en España debido a una subida de su tributación. Los hechos demuestran lo contrario y en el primer trimestre del año su patrimonio aumentó en 469 millones de euros y, por primera vez desde 2015, las suscripciones netas aportadas superaron los 150 millones.

Si 2016 se consideró un 'annus horribilis' para las sicavs en España debido a que su patrimonio gestionado se redujo en 1.298 millones de euros, sus partícipes bajaron un 3,5 por ciento y su número mermó en 42 sociedades inducido por la incertidumbre sobre posibles cambios de regulación en estos vehículos de inversión y una subida de su fiscalidad, este año ha comenzado con buen pie para las sicavs. Entre enero y marzo las sociedades de inversión de capital variable (sicavs) han aumentado su patrimonio en 469 millones de euros, hasta sumar 33.263 millones, lo que supone un crecimiento del 1,4 por ciento respecto a diciembre de 2016, según fuentes de Inverco. Del total del patrimonio incrementado, 152 millones fueron suscripciones netas, cifra que no se alcanzaba desde 2015, según fuentes de Morningstar.

«El aumento de las suscripciones netas se ha debido, probablemente, al buen comportamiento que ha tenido el mercado español en lo que va de año y cuando el mercado se comporta bien los flujos van hacia cualquier tipo de inversión, entre ellas las sicavs», asegura Fernando Luque, senior financial editor de Morningstar.

Añade que este incremento de patrimonio se produce después de que en 2016 se redujera el número de sociedades de inversión de capital variable al fusionarse con fondos por temor a una subida fiscal. «Estas fusiones ya son pasado porque el que ha querido hacerlo ya lo ha hecho y los que se han quedado apuestan por las sicavs. Además, el hecho de tener un mercado muy favorable ha impulsado a los inversores a aportar dinero a este vehículo de inversión».

En el primer trimestre del año, el patrimonio en sicavs era de 33.263 millones de euros, sus socios sumaban 467.678 y el número de sociedades ascendía a 3.068, según fuentes de Inverco.

El temor de los socios de sicavs por su futuro está provocado por las propuestas lanzadas por los partidos políticos, entre ellos el PP, en las que planteaban penalizar fiscalmente a las sicavs o cambiar su operativa. El detonante se produjo en 2016 cuando el Partido Popular y Ciudadanos firmaron un acuerdo en el que se recogían '150 compromisos para mejorar España' y, entre ellos, dos que afectaban a las sicavs: devolver a la Agencia Tributaria su control fiscal y que solo computen a efectos del número mínimo de 100 accionistas los partícipes con un capital superior al 0,55 por ciento.

Por ahora, ninguna de estas propuestas se ha materializado, por lo que «el miedo a invertir en sicavs está desapareciendo poco a poco debido a la inacción del Gobierno. Los inversores se han tranquilizado al ver que no ha ocurre nada, aunque el miedo no ha pasado del todo», dice Luque.

MEJOR NO MOVER FICHA

Los expertos demandan a la Administración que se desarrolle una legislación clara sobre las sicavs, con un compromiso definido de continuidad, dejando de lado las insinuaciones continuas sobre próximos cambios que pueden llevar a la desaparición de estas sociedades cuando son «un buen vehículo de inversión y no hay ninguna razón para penalizarlas», afirma el senior financial editor de Morningstar.

Pero hasta que el Gobierno actúe, los gestores recomiendan a los inversores en sicavs que «no muevan ficha» y esperen. «Como no se sabe por dónde van a ir los tiros del Gobierno, si al final dispara, no merece la pena cambiar de un vehículo de inversión a otro», señala Fernando Luque.

Francisco Gómez-Trenor, director general en España de Mirabaud & CIE (Europe), es de la misma opinión, «nosotros recomendamos a nuestros clientes esperar a ver qué pasa con la normativa sobre sicavs porque tomar decisiones ahora sería poco prudente, y, si se producen cambios, según los que sean tomar las medidas adecuadas».

Hasta ahora, una de las medidas que han tomado los accionistas mayoritarios que querían desinvertir en estas sociedades ha sido liquidarlas y crear una nueva sicav en Luxemburgo, donde la regulación es más flexible que en España y no hay requisitos de número mínimo de partícipes.

También han optado por fusionar sicavs con fondos de inversión, pero esto no es fácil. Tiene que justificarse ante Hacienda para que se haga con neutralidad fiscal y, para ello, es imprescindible un motivo económico válido. Si la motivación del cambio viene dada por causas económicas, la operación estará libre de impuestos, pero si con ella solo se pretende obtener una ventaja fiscal, tendrán que tributar. Así lo corroboró una respuesta vinculante de la Dirección General de Tributos, según la cual «la fusión no se aplicará cuando la operación no se efectúe por motivos como la reestructuración o la racionalización de las actividades de las entidades que participan en la operación sino con la finalidad de lograr una ventaja fiscal». Esta respuesta frenó las fusiones de sicavs con fondos, que hasta entonces era la alternativa preferida por los accionistas de sicavs.

FUTURO A CORTO PLAZO

Los expertos apuntan que es difícil prever el comportamiento que tendrán las sicavs hasta fin de año y si su patrimonio y las aportaciones netas seguirán creciendo porque hay mucha incertidumbre tanto económica como política. A juicio de Luque, «dependerá, principalmente, de los mercados y de si estos acompañan mínimamente. Es posible que lo hagan porque aun hay mucho dinero en depósitos, en productos de renta fija a corto plazo y en monetarios que podría fluir hacia las sicavs».

Francisco Gómez-Trenor espera que «se aclare toda la incertidumbre que hay en estos momentos a nivel jurídico y fiscal generada por una presión política más que económica sobre las sicavs y que estas salgan reforzadas».

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Fernando Luque, Morningstar

«La fusión de sicavs con fondos ya es pasado. El que ha querido hacerlo ya lo ha hecho y los que se han quedado apuestan por las sicavs»

Francisco Gómez-Trenor, Mirabaud

«Nosotros recomendamos a nuestros clientes esperar a ver qué pasa con la normativa sobre sicavs porque tomar decisiones ahora sería poco prudente»

publicidad
publicidad
publicidad