Vocento 15 años 24 de Noviembre, 08:25 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

BCE: la prudencia marcará la reunión de hoy

Semana intensa la que estamos viviendo. Tras el alivio que ha supuesto el resultado de las elecciones francesas, con la victoria de Macron, le toca el turno a la reunión del Banco Central Europeo(BCE). La retirada de los estímulos para final de año y la posibilidad de que suba la tasa de depósitos, que actualmente está en negativo, centrará la atención de los inversores.  El organismo no debería subir los tipos de interés antes de finales de 2018, una vez haya acabado el programa de compra de deuda (denominado "QE" por sus siglas en inglés), según la opinión de la sociedad de valores GVC Gaesco.

A pesar del aumento de la inflación, la compañía cree la zona euro tendría que esperar hasta esa fecha para comenzar a subir los tipos de interés y fija como "rango razonable" entre diciembre de 2018 y septiembre de 2019, una normalización de los tipos que implicaría una subida en las Bolsas.

En Julius Baer destacan que el Banco Central Europeo finalmente pondrá fin a las especulaciones sobre la posibilidad de que suba antes de tiempo lel tipo de depósito negativo, cuando celebre su conferencia de prensa después de su reunión del consejo de gobierno el jueves de esta semana. Tanto el economista jefe del BCE Peter Praet como el presidente del BCE, Mario Draghi, ya han dejado en claro en las últimas semanas que las tasas de interés no aumentarán antes de que finalice el programa de compra de activos del BCE. Esas especulaciones surgieron después de la última reunión del consejo, cuando la inflación anual alcanzó el 2% en febrero. La lectura sorprendentemente baja de la inflación anual de la eurozona para el mes de marzo, de un 1,5%, ahora juega en manos de los miembros del Consejo del BCE, que consideran la guía como la herramienta de política monetaria más potente en tiempos de tasas cero o negativas. 

De igual opinión son los expertos de Bank of America,ya que no esperan ninguna decisión difícil o sorpresa de comunicación esta semana y retrasan la reunión de interés a la de junio ya que con una perspectiva de inflación todavía moderada, prevalecerá la prudencia. El BCE optará por pequeños cambios en la orientación hacia adelante en junio.

Dado el reciente enfoque en la evolución política, Bank of America cree  que ante una perspectiva de inflación todavía moderada prevalecerá la prudencia y que el BCE optará por pequeños cambios en la orientación hacia adelante en junio, un ritmo muy lento de disminución en 2018 y no habrá una subida de las tasas de política antes de la próxima Año, en todo caso. Aun así, los halcones -y algunos centristas- en el Consejo de Gobierno parecen estar claramente cansados ​​de medidas extraordinarias, de modo que el mercado podría empezar a fijar precios en una postura más agresiva, reaccionando a los ruidos de los halcones en la segunda mitad de este año.

Joaquín Robles, analista de XTB, no esperan ninguna novedad de la reunión y "menos después de conocer los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas que dificultan la victoria de un partido político que vaya en contra de los intereses europeos". El experto recuerda que los datos económicos recientes de la zona euro son alentadores. La producción industrial y los indicadores de confianza son positivos mientras la inflación se ha estabilizado. Pero eso no quiere decir que no haya riesgos a la baja, como el creciente populismo, las tensiones geopolíticas globales, y la incertidumbre sobre la sostenibilidad de la recuperación económica. Sin embargo, en el corto plazo no encontramos ningún catalizador que pueda desestabilizar a los mercados europeos. 

La victoria de un partido continuista facilita al BCE el seguir su hoja de ruta marcada a principios de año y no hacer modificaciones. A pesar de que la progresiva mejora de los datos macroeconómicos en la zona euro ha hecho pensar que la institución europea podría endurecer su política monetaria antes de tiempo, no consideramos que estos puedan ocurrir durante el presente año, opina Robles al respecto de Macron.

La disminución de la tasa de inflación general y la tasa básica anual más baja, que pasó del 0,9% al 0,7%, son recordatorios útiles de que la tasa de inflación más reciente tiene poco que ver con la presión real de los precios y es totalmente transitorio recuerdan desde la entidad de banca privada, Relacionados con el repunte de los precios del crudo. Aparte de la necesidad renovada de orientar hacia adelante como herramienta de política, parece que hay poco deseo entre los miembros del consejo del BCE de "halcón" de terminar con los tipos de depósito negativos antes de que finalice la compra de activos. Los "halcones" dogmáticos del BCE están más preocupados por el riesgo moral que entraña la compra de deuda pública que por los tipos negativos.

publicidad
publicidad
publicidad