Vocento 15 años 21 de Octubre, 01:29 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Finanzas

El rescate a la banca, el doble de costoso para España

Amparo Estrada

Un análisis publicado por el Banco de España señala que el coste en nuestro país asciende al 4,2% del PIB frente al 1,9% de media en la zona euro

El coste fiscal de las ayudas al sector financiero fue más del doble en España que la media de la zona euro, según un análisis del Banco de España con datos de Eurostat. El impacto fiscal, medido como el efecto directo sobre el saldo de deuda pública, ascendió al 4,2% del PIB en España a finales de 2015 mientras que para el conjunto de la UEM la media fue del 1,9%. Los países con mayor endeudamiento neto derivado de las ayudas a la banca eran Irlanda (50.000 millones de euros) y España (46.000), seguidos de Alemania (39.000), Grecia (casi 35.000), Reino Unido (20.000) y Portugal (11.000). En términos de PIB, Irlanda, Grecia y Chipre son los países con mayor impacto en la deuda neta (en torno al 20%), seguidos de Eslovenia y Portugal (6-8%). Por el contrario, Dinamarca, Francia, Luxemburgo y Suecia han tenido un impacto sobre el saldo presupuestario ligeramente positivo, fruto de los ingresos percibidos como contraprestación a las ayudas.

Otra forma de medir el impacto es la acumulación de déficits públicos como consecuencia de las ayudas a la banca. Durante el periodo 2008-2015, dichas ayudas generaron un déficit público acumulado de 200.000 millones de euros en la zona euro, lo que representa un 2% del PIB. Los países con mayores recursos públicos destinados a intervenciones -medidos por su impacto en el déficit público- son Irlanda y España, que dieron ayudas superiores a los 45.000 millones de euros. Les siguen Alemania (39.000 millones), Grecia (30.000), y Austria, Portugal y Reino Unido (entre 11.000 y 14.000 millones). Si se mide por el tamaño de la economía, Irlanda es el país que ha soportado el mayor coste (28% del PIB) seguido por Grecia (17%).

Durante el periodo 2008-2015, España utilizó 61.900 millones de euros para sanear su sistema financiero del total aprobado de 174.000 millones. Los avales aprobados ascendieron a 200.000 millones de euros, aunque sólo se utilizaron 72.000 millones. Alemania y Reino Unido dieron luz verde a inyecciones de capital por 114.600 millones para su sector financiero, de los que usaron 64.200 millones y 100.100 millones, respectivamente. Bulgaria y Croacia fueron los dos únicos países de la eurozona que no inyectaron capital en su sistema financiero entre 2008 y 2015.

Recuperación de ayudas

Los costes brutos (sin descontar las recuperaciones posteriores) derivados de la recapitalización de entidades financieras son similares entre Estados Unidos (4,5% del PIB) y la zona euro (3,9%). Sin embargo, Estados Unidos ha recuperado totalmente las ayudas, incluso obteniendo ingresos por encima de lo gastado. En Europa la evolución es muy diversa. Mientras en Dinamarca prácticamente ha desaparecido el endeudamiento provocado por las intervenciones, en Reino Unido, Holanda, Bélgica, Letonia e Irlanda se ha reducido a la mitad y en Alemania ha caído un 40%. Por el contrario, en España y Eslovenia la reducción ha sido muy pequeña y en Grecia, Chipre, Portugal y Austria continuaba aumentando a finales de 2015.

El supervisor insiste en que el coste final de la asistencia al sector financiero no quedará «completamente identificado» hasta que culminen los procesos de reestructuración pendientes y se retire completamente la exposición del sector público al sector bancario.

publicidad
publicidad
publicidad