25 de Enero, 18:24 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

esta semana echa a andar

'Brexit': ¿Deberían estar nerviosos los españoles que viven en Reino Unido?

Iñigo Gurruchaga

El 'Brexit' comenzará su recorrido el miércoles y muchos españoles residentes en Reino Unido están nerviosos. ¿Deberían de estarlo? El ministro británico que que negociará con Bruselas, David Davis, fue tajante el 13 de marzo, en la Cámara de los Comunes: «Podemos llegar a un acuerdo rápido que asegure el estatus de los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y de los británicos que viven en la UE. Las garantías sobre el futuro de esos cuatro millones de ciudadanos las tomo como una responsabilidad moral».

Michel Barnier, que será el jefe negociador de la UE, explicó su objetivo hace cuatro días al Comité Europeo de las Regiones: «Garantizar los derechos de los ciudadanos europeos, a largo plazo, será nuestra absoluta prioridad desde el principio. Podríamos y deberíamos llegar a un acuerdo, tan pronto como sea posible, sobre los principios de continuidad, reciprocidad y no discriminación.

Si la gente confiase en discursos de los políticos, esos deberían tranquilizar, pero Carmen Pascual, miembro de la única candidatura para el Consejo de Residentes Españoles en Londres, en las elecciones que se celebran hoy, cuenta que convocaron una reunión en enero y asistieron muchos más residentes de los que esperaban: «La gente está ávida de saber qué va a pasar, preocupada, quiere que de algún organismo, de alguna página le llegue la información fiable».

El Consejo de Residentes no llegará a formarse, o no lo esperan al menos la valenciana Pascual y la santanderina Sylvia Ordás, del grupo promotor de la candidatura. Porque solo el 5% de los registrados en el Consulado de Londres vota en elecciones generales y se exige un mínimo 7% para el Consejo. Superaron las otras barreras: 75 avales, voto rogado, fotocopias, envíos, pero no sobrepasarán la de la participación.

Y hay miles de españoles residiendo en Reino Unido que ni siquiera se han registrado en los consulados: por la incertidumbre sobre su futuro, por temor a perder la tarjeta sanitaria -que la autonomía catalana garantiza ahora a sus registrados-, por miedo a perder algún subsidio, porque España no les acepta la doble nacionalidad con la británica...

La Delegación del Ministerio de Trabajo en Londres publica una página web con información sobre regulaciones y ofertas de empleo y el nuevo embajador en Londres, Carlos Bastarreche, que se ha incorporado recientemente en sustitución de Federico Trillo, ha llegado con presentes bajo el brazo. Pronto abrirá una ventanilla de consultas sobre el 'Brexit' en Internet.

Es lo que ya hacía desde hace unos años La Marea Granate, una derivación del movimiento de los indignados que ha agrupado a inmigrantes, en su mayoría jóvenes, y que mantiene una red de 'oficinas precarias'. En 2016 recibieron doscientas consultas. Respondieron como asamblea, la estructura en la que toman decisiones, a nuestra pregunta sobre posibles cambios en las preocupaciones. «La mayoría de las que hemos recibido en este primer trimestre de 2017 son del mismo estilo que las del año pasado (orientación laboral, trámites al llegar a Reino Unido, vivienda, casos de incumplimientos de contrato por parte de los empleadores...). Lo que sí hemos notado es que desde enero algunas empezaron a incluir alusiones al 'Brexit' como 'en qué me va a afectar', 'qué podría hacer si me quiero quedar después' o incluso hubo una en la que la persona quería asegurarse de venir a Londres antes de marzo, 'por el Brexit'».

La gente de La Marea Granate no confía en las promesas del Gobierno: «Una garantía verbal no nos asegura nada y a día de hoy choca con los hechos. Ya hay cientos de casos de europeos que han visto rechazada su solicitud de residencia permanente». Pascual y Ordás recitan la lista de documentos que hay que presentar para solicitarla. Hay personas, dicen, que están presentando dos kilos de papeles.

Incertidumbres

El 'Daily Mail', cuyo editor político ha pasado a ser portavoz de Theresa May, avala a quienes desconfían. Afirmaba recientemente sobre un voto de los Lores para reconocer unilateralmente los derechos de gente como Pascual u Ordás: «Los lores tratan de obstruir la voluntad de los Comunes insistiendo en que se debe permitir a los ciudadanos de la UE que permanezcan».

La letra pequeña de los ministros añade matices a sus garantías. Davis dijo que el acuerdo recíproco puede requerir un intercambio de cartas antes de un cambio en el Tratado de la UE. ¿Qué dirá de los residentes actuales la futura legislación británica? Barnier puntualizó que llevará «varios meses» resolver «asuntos muy complejos», como «derechos de residencia, acceso al mercado laboral, a la sanidad, pensiones...».

Pascual se ha separado de su marido británico tras ejercer como autónoma y empleada por cuenta ajena a tiempo parcial. Ordás se ha dedicado a la casa y a criar a sus hijos. Les faltan papeles ante la nueva burocracia del 'Brexit' y quisieran saber si realmente les harán falta y cómo acabará todo.

publicidad
publicidad