18 de Enero, 15:05 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

merkel sale victoriosa

Alemania: Frenazo del 'efecto Schulz' en el Sarre

Juan Carlos Barrena

El 'efecto Schulz' no funcionó en el Sarre. La primera prueba de fuego electoral para el nuevo líder del SPD y candidato socialdemócrata a la Cancillería, Martin Schulz, fue un fracaso. El remonte en los sondeos desde que Schulz tomó el mando se frenó en este pequeño Estado fronterizo con Francia, y se enfrían las renacidas esperanzas de batir a Merkel en las generales de septiembre.

En Sarre, el SPD incluso bajó ayer ligeramente en porcentaje de votos en comparación los comicios de hace cinco años hasta caer por debajo del 30% de sufragios mientras la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside Angela Merkel, ganaba más de cinco puntos y superaba el 40%.

La ganadora indiscutible de la jornada de la jornada fue la primera ministra regional y líder local de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, cuyo triunfo, inesperadamente abultado, provocó el entusiasmo en las filas conservadoras alemanas en este comienzo del año electoral en Alemania que culminará en septiembre con la elección del Bundestag, el parlamento federal. Aunque los sondeos anunciaban un ajustado cuerpo a cuerpo entre la CDU y el SPD, este último impulsado por la popularidad de Schulz -que se dejó ver en la campaña-, la candidata socialdemócrata, Anke Rehlinger, no cumplió los objetivos.

Todos los partidos perdieron respaldo electoral menos la CDU. La Izquierda sufrió un retroceso de más de 3 puntos y no superó el 13% de votos. Peor parados salieron Los Verdes, los liberales (FDP) y Los Piratas, que se quedaron sin representación parlamentaria al no superar la barrera del 5% de votos. Para Los Verdes empieza a ser preocupante la pérdida de respaldo electoral, que amenaza con convertirlos en un partido marginal.

Fracaso liberal

El fracaso de los liberales, ausentes del Bundestag en la presente legislatura, supone un mal augurio para su lucha por regresar a la política federal. Mientras tanto, Los Piratas (antisistema) van camino de confirmar que fueron flor de un día y su desaparición del panorama político alemán es cuestión de tiempo, quizá de muy poco tiempo.

Solo se contó entre los ganadores de los comicios la ultraderechista, antieuropea y xenófoba Alternativa para Alemania (AfD), que obtuvo algo más de un 6% de sufragios y accede por primera vez a la cámara regional del Sarre. Sin embargo, para un partido que hace pocos meses superaba con creces el listón del 10% de votos en otras elecciones regionales alemanas, este resultado es igualmente un fracaso. La falta de éxito se debe en parte al enfrentamiento de los líderes locales con su dirección nacional y especialmente con su presidenta, Frauke Petry, pero también es cierto que la joven formación se desinfla y parece haber comenzado a perder el respaldo del voto protesta, a la vez que su tema estrella, la 'invasión' de refugiados, pierde interés, toda vez que los peticionarios de asilo llegan ahora con cuentagotas.

Visiblemente decepcionado por los resultados, Martin Schulz reconoció que esperaba haber empatado e incluso superado a la CDU en el Sarre y se vio obligado a admitir que el SPD no había «alcanzado la meta planteada».

Otra 'gran coalición'

No menos asombrada se mostró la ganadora, Annegret Kramp-Karrenbauer, quien declaró sentirse «personalmente sorprendida por la clara diferencia alcanzada» frente a sus rivales políticos, a la vez que agradeció la confianza recibida de los votantes: «Creo que es una clara señal de que los ciudadanos del Sarre aprecian mi trabajo». El secretario general de la CDU, Peter Tauber, celebró el éxito de su correligionaria y subrayó que los ciudadanos del Sarre han votado «por la estabilidad y fiabilidad». Tauber destacó que «Los Verdes ya no están en el Parlamento regional, La Izquierda pierde votos, el SPD se estanca y no cumple sus espectativas» y afirmó que resultado es un claro rechazo a la opción de una alianza gubernamental de las dos formaciones de izquierda y los verdes.

A falta de otras alternativas y ante el fracaso de los restantes partidos, en el Sarre solo queda la opción de repetir la 'gran coalición' de CDU y SPD que gobierna la región desde hace cinco años y la propia Alemania, aunque el fuerte incremento de votos registrado por los conservadores permitirá a estos negociar en una situación más ventajosa. Esta era la preferencia que la líder conservadora local ya defendió en campaña y por la que ha apostado claramente el electorado. Estrecha colaboradora y confidente de Merkel, Annegret Kreamp-Karrenbauer es sumamente popular en su región, donde incluso seguidores de La Izquierda y AfD aprueban su política de gobierno.

El respaldo a la primera ministra se vio confirmado también por el aumento de la participación en casi diez puntos hasta superar el 70%.

publicidad
publicidad