11 de Diciembre, 09:00 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se da por hecho que sigue

Eurogrupo: Dijsselbloem se aferra a su sillón y enfría la baza de Guindos

Adolfo Lorente

Luis de Guindos, pese al hundimiento electoral del partido de Jeroen Dijsselbloem en las elecciones holandesas del pasado día 15, seguirá sin subirse al tren de la presidencia del Eurogrupo. Al menos hasta mediados de enero de 2018. Después, quizá tampoco, pero habrá muchas más posibilidades que ahora. Y así lo ratificó el propio ministro de Economía español este lunes en Bruselas: «En principio, no soy candidato a nada». Fuentes del Eurogrupo señalaron, en este sentido, que la continuidad del neerlandés hasta enero de 2018 «es algo que ya se da por hecho».

La 'operación retorno' a la cúpula económica europea que Mariano Rajoy tiene entre ceja y ceja desde que España perdió en 2012 el sillón en el sanedrín del BCE, sigue sin encontrar ventanas de oportunidad para poder marcar perfil comunitario. Ya lo intentó en julio de 2014, pero el entonces presidente logró revalidar su mandato de forma muy ajustada pese a que De Guindos tenía el apoyo de su homólogo alemán, Wolfgang Schauble. El mandato de Dijsselbloem finaliza en enero de 2018, pero es muy posible que dentro de dos o tres meses deje de ser ministro de Finanzas de su país porque, aunque los socialdemócratas lograsen formar parte de la nueva coalición gubernamental, tendrían carteras menores.

¿Puede ser presidente del Eurogrupo una persona que no es ministro de su país? No hay que olvidar que el cargo no es a tiempo completo, sino que se compagina con el puesto nacional. Hay un documento de trabajo interno que sí especifica que «el candidato debe ser ministro», pero ojo, el holandés no es candidato, sino que ya es presidente. Se trata de un matiz que será esgrimido para permitir su continuidad hasta enero de 2018, aunque deje de ser ministro.

«Ya saben que las reglas son un poco evanescentes», ironizó este lunes De Guindos a su llegada a la reunión del consejo de ministros de Finanzas de la moneda única. «No voy a especular porque no es mi labor en absoluto. Estoy convencido de que el señor Dijsselbloem y todos los demás aplicaremos el sentido común», zanjó.

La única forma de que no termine su mandato es que se produzca un movimiento político de envergadura para quitarle la silla promovido por las grandes potencias, algo que no pasará. Nadie quiere líos y Dijsselbloem, que este lunes se limitó a señalar que la formación de Gobierno en su país «tardará varios meses», tiene el apoyo de sus colegas, como manifestaron en público Schauble, el francés Michel Sapin o el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Y lo hicieron 24 horas después de que realizase unas polémicas declaraciones a un periódico alemán: «Como socialdemócrata, atribuyo a la solidaridad una importancia excepcional. Pero el que la solicita tiene también obligaciones. Uno no puede gastarse todo el dinero en copas y mujeres y pedir luego que se le ayude».

«Fortaleza» económica

Todo quedará para enero de 2018. ¿Y por qué esta 'obsesión' española? No sólo porque sea la cuarta potencia del euro y esté prácticamente 'desaparecida' del organigrama comunitario, sino también porque las cifras macro avalan la candidatura de Madrid al consolidarse como la potencia que más crece y que está haciendo las veces de locomotora. Además, De Guindos trasladó este lunes a sus colegas que España, como anunció la semana pasada Rajoy, cumplió con el objetivo de déficit de 2016, fijado en el 4,6%.

«Hemos cumplido el objetivo con holgura. Estar en el 4,6% o incluso por debajo teniendo en cuenta que había dos décimas de ayuda financiera (no computan), facilitará además el cumplimiento déficit de 2017 (3,1%)», se felicitó. En este sentido, recalcó que «los datos de recaudación son muy buenos» y que «permitirá cumplir con nuestros compromisos de 2017 con Bruselas». Tras ensalzar la «fortaleza» de la economía y la «intensa creación de empleo», aseguró que «no hay ninguna señal de desaceleración» y que «la economía española sigue sorprendiendo por su bueno tono en este principio del año».

publicidad
publicidad