Vocento 15 años 17 de Octubre, 20:37 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

macro

Se dispara la inflación: los cuatro efectos negativos que traerá

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó el índice de precios al consumo (IPC). Según el dato avanzado, la inflación subió 1,4 puntos con respecto a un año hasta situarse en el 3%. La de la inflación también repuntó, siete décimas, hasta el 1,8%, lo que significa un acercamiento al objetivo de inflación del BCE del 2%.

Qué suban los precios es bueno porque se evita caer en una espiral deflacionista, negativa para el crecimiento económico, sin embargo estas dos cifras tienen consecuencias negativas.

Trabajadores y pensionistas: se pierde poder adquisitivo. Este es el primer efecto y uno de los más negativos, ya que con la misma cantidad de dinero se pueden comprar menos productos que en un contexto no inflacionista. Si la subida de los precios no se ve compensada por un incremento en los salarios, o que el porcentaje de incremento sea menor (por ejemplo las pensiones solo se revalorizarán un 0,25%) se tendrán más dificultades para llegar a fin de mes. 

Ahorradores: ya no se puede batir la inflación. Una de las premisas que debe perseguir todo ahorrador/inversor cuando invierte es batir la inflación. En un entorno de tipos en el 0% e inflación negativa la rentabilidad real era positiva, ya que lograr un depósito al 0,20%, por poner un ejemplo, y una inflación negativa del -0,8% permitía obtener una rentabilidad real del 1%. En el contexto actual, estamos perdiendo dinero con nuestros ahorros en el banco, ya que no se logra ni siquiera igualar el efecto de la subida de los precios. Así, un depósito al 0,20% y una inflación del 3% arrojan una rentabilidad negativa del -2,8%.

Economía: pérdida de competitividad. que los precios suban tanto en Europa como en España podría ser una buena noticia si no fuera al ritmo que lo hacen, que es totalmente distinto. Así, mientras que en España la subida ha sido del 3%, menor ha sido en la Eurozona, con un incremento del 1,8%, es decir, es mucho más ventajoso comprar y producir en países con menor inflación y, por lo tanto a menores costes, que en otros países más caros.

BCE: mete presión para Draghi: hasta marzo no hay reunión del BCE, pero si se celebra con una inflación cercana al 2%, que es el objetivo del BCE, meterá más presión para Draghi para adelantar el tapering, reducir el volumen de programa de compras, e incrementar los tipos, que actualmente están en el 0% y todo ello con la mirada puesta en la Fed, que podría subir otras cuatro veces los tipos de interés este año. Así, la primera subida de tipos por parte del BCE podría ser antes de lo previsto por los analistas, que fijaban la fecha más plausible a principios de 2018.

Pero...

Pero esta subida de la inflación también tiene un pero relacionado con la conyuntura económica y que podría ser una inflación técnica, motivada por el incremento del precio de los carburantes y la luz. Se trata de un incremento interanual y si no hay subidas de precios de otros sectores finalmente esta inflación terminará por diluirse. 

publicidad
publicidad
publicidad