Vocento 15 años 15 de Diciembre, 22:46 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EMPRESAS TRIBUNALES

CGPJ investiga irregularidades en instrucción de querella a American Express

Agencia EFE

El Consejo General del Poder judicial (CGPJ) ha abierto diligencias informativas para investigar si se produjeron irregularidades y la suspensión injustificada de comisiones rogatorias en la instrucción de una querella de la empresa Trappit contra American Express por estafa y otros delitos.

En un escrito fechado el pasado 29 de noviembre y al que ha tenido acceso Efe, el CGPJ insta a la apertura de diligencias informativas, el paso previo a la apertura de un expediente, para aclarar si hubo o no irregularidades en la instrucción.

Trappit presentó en junio de 2015 una querella contra American Express España y American Express Internacional por delitos de estafa, contra la propiedad intelectual, competencia desleal y relativo al mercado y los consumidores.

La querella incluía entre otros, al consejero delegado de la multinacional estadounidense, Kenneth I. Chenault, al consejero delegado a nivel mundial de American Express Global Business Travel, William Glenn, y al responsable de nuevos productos en American Express Busines Travel, Kevin P. Yeh.

Asimismo, a directivos de American Express Europa y España.

La causa investiga el presunto plagio de Arpo, un sistema de monitorización en tiempo real de billetes de aerolíneas; tras mantener conversaciones con Trappit para la comercialización de dicho sistema, American Express habría empleado los códigos fuente y los desarrollos del programa para poner en marcha una herramienta similar -Lastfare-.

La querella correspondió al juzgado de instrucción número 51 de Madrid, que acordó emitir las oportunas comisiones rogatorias a Reino Unido y Estados Unidos entre otras cosas, para notificar a los querellados residentes allí la existencia de la causa y para que se iniciara la toma de declaraciones.

American Express recurrió y el juzgado decidió el sobreseimiento, pero posteriormente la sección primera de la Audiencia Provincial de Madrid rechazo el recurso y ordenó que se reanudara la instrucción y se procediera con las comisiones rogatorias.

Durante ese tiempo, el titular del juzgado número 51 pidió un traslado y fue sustituido temporalmente por otro magistrado, hasta que la plaza fue definitivamente asignada.

El magistrado que ocupó la plaza de forma provisional solicitó un permiso de pocos días, durante el cual un funcionario sin identificar se dirigió a otro juzgado de instrucción, el número 31, para que se sobreseyera la causa, pese a que a ese tribunal no le corresponde sustituir al 51.

Fue entonces cuando "se suspendió y paralizó de forma fulminante" la emisión de las comisiones rogatorias, según la denuncia presentada por Trappit ante el CGPJ, decisión que posteriormente fue corregida por la Audiencia Provincial.

Además, cuando el letrado de Trappit se presentó en el juzgado para examinar el expediente, se le comunicó que no estaba disponible, y después de una laboriosa búsqueda en la que intervinieron cuatro funcionarios, finalmente apareció en una habitación en principio destinada a los documentos del caso "Madrid Arena".