Vocento 15 años 22 de Octubre, 03:03 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Las entidades financieras refuerzan sus divisiones de grandes patrimonios con fichajes y promociones

La banca privada 'apuesta' por el talento

Esther García López

La nueva 'oleada' de fichajes y promociones de banqueros privados durante el verano demuestra que las entidades financieras que operan en España apuestan fuerte por la banca privada. Los más sonados han sido el de Jorge Gordo en BBVA y el de Susana de Medrano en Banco Popular, pero no son los únicos.

El crecimiento económico que ha experimentado España tras la crisis, el aumento del número de millonarios, la ambición de las entidades financieras de arrebatar cuota de mercado de grandes rentas a los bancos generalistas y su deseo de potenciar áreas que generen mayor rendimiento han llevado a bancos, gestoras y empresas de servicios financieros a reforzar sus divisiones de banca privada durante el verano. «Apostar por la banca privada» es la divisa que enarbolan los máximos responsables de las entidades que operan en España cuando se les pregunta por el motivo de las nuevas contrataciones y promociones.

Avelino Vegas, profesor de la Escuela de Organización Industrial (EOI) y experto en finanzas y negocios internacionales, apunta que el interés de las entidades financieras por reforzar sus divisiones de grandes patrimonios se debe a que «el ciclo expansivo de la economía está produciendo un incremento de actividad en la banca privada, al aumentar el número de patrimonios objetivo sobre los que trabaja esta banca».

Otro de los impulsores de las nuevas contrataciones y promociones, a su juicio, ha sido que la transformación de la banca comercial no solo lleva consigo una reducción de capacidad y una mayor digitalización, sino que comporta un cambio cualitativo hacia una atención más personalizada a determinado tipo de clientes. «Ello es más importante aún en un entorno de bajos tipos de interés como el que estamos viviendo, donde el ahorrador requiere de una asesoramiento especializado que saque rentabilidad a su dinero o le informe claramente de los riesgos que corre en su inversión». De ahí el deseo de las entidades de «contratar a banqueros privados cualificados para mejorar este asesoramiento», asegura el experto.

Para Robert Mariné, manager de búsqueda y selección de la consultora de recursos humanos Hudson, la demanda de banqueros privados se debe a que «los márgenes de los bancos van a la baja y se necesita más volumen para conseguir la rentabilidad adecuada. Por ello, las entidades financieras demandan, cada vez más, un perfil de banquero privado con una característica común: que posea una cartera activa de clientes».

La forma más común de captar a estos nuevos profesionales es «el contacto directo entre la compañía y los banqueros, porque la banca privada es un nicho muy pequeño en el que todos se conocen», dice Mariné.

Añade que cuando alguna entidad no consigue con sus contactos captar un nuevo banquero privado, «lo hace a través de compañías de búsqueda y selección de profesionales como la nuestra».

BANQUEROS DE LA COMPETENCIA

La mayoría de estos banqueros son 'arrebatados' a la competencia, porque es una manera de asegurarse de que, además de 'quitar' talento a sus rivales, les quitan parte de su cartera de clientes.

«Estos fichajes son como vasos comunicantes si un banco 'roba' a otro un banquero privado, este tiene que reemplazarlo por otro quitándoselo, a su vez, la competencia», dice Mariné, lo que provoca, «una inflación de salarios en el sector».

Fuentes de Michael Page Banca aseguran que los banqueros privados son los profesionales mejor pagados dentro de la banca, cobran entre un 15 y un 25 más que los banqueros generalistas. Según sus datos, un banquero privado junior en una entidad española puede ganar entre 25.000 y 45.000 euros anuales, mientras que en la banca privada internacional las franjas se mueven entre los 45.000 y 65.000 euros. El salario aumenta en los perfiles senior en los que aquellos que poseen una buena cartera de clientes pueden ganar sobre los 140.000 euros fijos, con la variable a parte, que en algunos casos triplica el salario.

FICHAR Y PROMOCIONAR TALENTO

Si el verano pasado el fichaje más mediático en banca privada fue el de Adela Martín como máxima responsable de Santander Private Banking España, este verano ha sido la promoción de Jorge Gordo como nuevo director de Banca Privada de BBVA en España, y la de Susana de Medrano, como nueva directora general de Popular Banca Privada. Ambas entidades han optado por talento de la 'cantera'.

El nombramiento de Susana de Medrano ha sido el que ha suscitado más sorpresa en el sector, ya que hasta hace pocas semanas la entidad estudiaba la venta de su división de grandes patrimonios. Según fuentes del banco, este nombramiento supone «una apuesta por Popular Banca Privada y por seguir evolucionando su modelo hacia un banco comercial especializado por negocios y centrado por completo en la mejora de la rentabilidad».

Según los últimos datos facilitados por la entidad, a junio de este año Popular Banca Privada aumentó interanualmente sus activos bajo gestión un 6 por ciento, hasta situar la cifra en 7.170 millones de euros y su número de clientes se incrementó un 14 por ciento hasta sumar los 6.818.

Susana de Medrano comenzó su carrera en Banco Popular en 1992 como analista de inversión en la Dirección de Riesgos y, en enero de 2015, fue nombrada miembro del Comité de Dirección, labor que ha compaginado hasta ahora con la de directora de la Oficina del Consejero Delegado.
Por su parte Javier Gordo sustituye en su nuevo cargo a Alberto Calvo, que ha sido designado director de la Unidad de Accionistas del Grupo. Gordo lleva 19 años trabajando en BBVA y hasta su nuevo nombramiento era director comercial de la Territorial Norte de la entidad.

ANDBANK

Andbank es otra de las entidades que ha reforzado su banca privada contratando a nuevos banqueros y promocionando a otros. Este es el caso de César Galarraga, nuevo director de la oficina de Andbank en Pamplona. Cuenta con una década de experiencia en banca privada, asesoramiento financiero y gestión de patrimonios y, según fuentes de la compañía, su ascenso «supone un reconocimiento a su labor desarrollada durante los últimos años».

La entidad de origen andorrano también ha contratado a Fernando Ros para dirigir la nueva oficina que ha abierto en Sotogrande, que prestará servicios a la Costa del Sol. Ros llega de Bankinter, donde ocupaba el puesto de director de Banca Privada para la zona de la Costa del Sol y anteriormente trabajó en Barclays Wealth and Investment Management como prívate banking director.

Carlos Aso, consejero delegado de Andbank España, considera que «la apertura de la nueva oficia en Sotogrande confirma nuestra apuesta por continuar creciendo en España e incorporar a profesionales con una dilatada experiencia en el sector de la banca privada y un amplio conocimiento de la zona en la que desarrollan su actividad».

Otro de los fichajes estivales de Andbank ha sido Marcelino Blanco, nuevo director de Planificación Patrimonial. Procede de Mirabaud & Cie, donde era director del Departamento de Asesoramiento Patrimonial y Jurídico.

DEUTSCHE BANK

Deutsche Bank se suma a las entidades que mayor número de profesionales ha contratado y promocionado los meses de verano para su área de grandes patrimonios. Ha nombrado a dos nuevos directores para las áreas de Gestión de Patrimonios y Banca Privada en Cataluña y Baleares, ambos 'de la casa'. Carlos Sensat asume la dirección de la división de grandes patrimonios en ambas comunidades y Jacinto García le sustituirá en la dirección de Banca Privada del área Este.

La entidad también ha incorporado a Mónica Sada a la división de Key Clients España. En 2013 Sada entró en la división de Key Clients en Nueva York donde desarrolló estrategias de inversión y asesoramiento financieros.

Según Iñigo Calderón, responsable de Key Clients de Deutsche Bank, «la incorporación de Mónica Sada refuerza nuestra apuesta de crecimiento en el segmento de grandes clientes y nos permite fortalecer nuestro equipo con el objetivo de seguir mejorando el servicio de asesoramiento y gestión patrimonial que ofrecemos en España».

BNP PARIBAS WM

BNP Paribas WM ha reforzado su equipo de banca privada con la contratación de dos banqueros: Ana Jordán y Álvaro Flórez, ambos proceden de Popular Banca Privada donde trabajaron como seniors prívate bankers.

«Ambas contrataciones se enmarcan dentro del plan estratégico de nuestra entidad, en fuerte apuesta por el mercado español», afirma Luis Hernández, consejero delegado de BNP Paribas Wealth Management España.

Además de Jordán y Flórez, la entidad germana ha nombrado a Javier Larrañaga director de banca privada del Área Norte y ha incorporado una nueva banquera privada, Esperanza Moral, a su quipo de Madrid. Procede de Banco Santander donde ha desarrollado su carrera desde 2003 como directora de Patrimonios.

CREDIT SUISSE

También Credit Suisse se ha sumado a la estela de contrataciones incorporando este verano a Javier Espí como banquero privado senior. Procede de Banco Santander donde trabajaba como executive director en el Área de Corporate & Investment Banking desde 2008.

Miguel Matossian, responsable de Banca Privada de Credit Suisse para la Península Ibérica, destacó que la «incorporación de Javier Espí al banco reafirma la apuesta de Credit Suisse por el crecimiento, tanto en banca privada como en la península Ibérica, incorporando talento en un área de negocio y una región que son clave para la entidad».

LA BÚSQUEDA CONTINÚA

Pero las contrataciones de banqueros privados no se acaban en verano. «Continuarán», aseguran los expertos. En opinión de Robert Mariné, el crecimiento económico favorece a las rentas altas y en la última crisis y «más ahora», se han incrementado los millonarios en España y atraer a ese target de clientes es el objetivo de la banca privada.

Las entidades financieras ven en el mercado oportunidades para captar a nuevos clientes de elevado poder adquisitivo que les generen negocio y rentabilidad y, según los expertos, «pondrán todo de su parte para atraerlos y una baza esencial para conseguirlo es la contratación de nuevos banqueros privados».

publicidad
publicidad
publicidad