Vocento 15 años 21 de Noviembre, 20:15 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

hasta diciembre

El BCE se reúne con una agenda vacía de nuevas medidas

El Banco Central Europeo (BCE) se reunirá mañana tras el parón estival. En su hoja de ruta no hay nada señalado por Mario Draghi como urgente, por lo que tanto los mercados como los inversores esperan que se trate de una reunión de transición. Aunque sí se esperan cambios por parte de los bancos centrales, pero éstos vendrán dados por la reunión de la Reserva Federal la semana del 19 de septiembre.

Aunque los expertos hablan de que el organismo no tomará la iniciativa hasta diciembre, los analistas de Bank of America consideran que durante la rueda de prensa el organismo debería asumir el compromiso de una mejora de la calidad crediticia más allá de marzo de 2017, así como la posibilidad de que esté dispuesto a tomar más medidas si es necesario. 

De momento, el Banco Central Europeo (BCE) ha superado el billón de euros invertido en deuda pública bajo el marco de su programa de compras de activos del sector público (PSPP), a pesar de que en el mes de agosto la institución redujo un 27,5% la adquisición de bonos soberanos, hasta 50.513 millones de euros, lo que le impidió cumplir su objetivo mensual de 80.000 millones de euros entre los diferentes programas de compras que dan forma a su QE.

Desde que el BCE lanzase en marzo de 2015 su programa PSPP, la institución presidida por Mario Draghi ha invertido un total de 1,004 billones de euros en activos del sector público, cuyo vencimiento medio ponderado era de 8,28 años hasta el pasado 31 de agosto.

Durante los meses en los que el programa ha estado en vigor, la deuda alemana se ha convertido en la que ocupa un mayor espacio en la cartera del BCE, con 237.884 millones de euros, por delante de la francesa, con 188.929 millones, la italiana, con 164.345 millones y la española, con 117.900 millones de euros.

Por contra, los socios del euro con menor presencia en la cartera de deuda adquirida entre marzo de 2015 y agosto de 2016 por el banco central de la eurozona son Estonia, con un total de 66 millones, por delante de Chipre, con 269 millones, y de Malta, con un total de 609 millones.

De este modo, el desglose de las compras del BCE confirma que sólo Grecia se mantiene al margen del programa de expansión cuantitativa puesto en marcha por la institución en marzo de 2015.

publicidad
publicidad
publicidad