Vocento 15 años 18 de Octubre, 05:59 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Francisco Gómez-Trenor, director general en España de Mirabaud & CIE (Europe)

«La obsesión de Mirabaud es durar otros 200 años»

Esther García López

Cuando en 2012 Gómez-Trenor se incorporó a Mirabaud tenía como meta desarrollar el plan de expansión del banco suizo en España, objetivo que ha cumplido con crecimientos que rondan el 35 por ciento en los últimos años. Este éxito lo fundamenta en «la excelencia del servicio» y en la «independencia» de su modelo de negocio, y reconoce que la «obsesión» de su banco es «la solidez y durar otros 200 años».

Lleva cerca de tres décadas dedicado a la gestión de altos patrimonios, primero en entidades como Banco Urquijo o Bankia, y ahora como máximo responsable de Mirabaud en España. Proclama que su banco es «un banco de personas» y se ha marcado como objetivos preservar el patrimonio de sus clientes y dotarles de liquidez y rentabilidad.

Se incorporó a Mirabaud en 2012 para desarrollar el plan de expansión de la firma en España. ¿Qué objetivos de los que se propuso ha logrado?

El motivo de la entrada de Mirabaud en España fue estratégico, implantar el modelo de negocio del banco adaptado a las particularidades de los clientes y del mercado español. El propósito era incorporar a un buen equipo que pudiera hacerlo y seguimos incorporando profesionales que han permitido el crecimiento de Mirabaud en España. Eso ya lo hemos conseguido, desde hace cuatro años hemos crecido entre un 30 y un 35 por ciento al año.

En 2015, Mirabaud & Cie (Europe) Sucursal en España inició su etapa como banco luxemburgués ubicado en nuestro país. Después de año y medio, ¿su evolución ha sido la que esperaban?

Absolutamente. Entramos en España a través de la compra de una sociedad de valores y lo que hicimos fue adaptarnos a la estructura del grupo que estaba cambiando a nivel europeo. Constituimos el banco de Luxemburgo y de ahí cuelgan Francia, España y Reino Unido, de tal forma que una de las claves de nuestro éxito es el 'multi-booking'. Ahora es normal que un cliente que se va a vivir a otro país quiera que su banquero le gestione su patrimonio allí donde resida o donde tenga depositado su dinero, y eso es lo que hemos conseguido y nos ha permitido lograr un crecimiento importante.

¿Cómo se tomaron sus clientes la creación de este banco?

Muy bien porque el concepto de nuestro banco es distinto al habitual. No nos denominamos banca privada, sino que somos un banco privado que hace gestión patrimonial. Eso es algo muy distinto que valoran los clientes muy positivamente porque es una estructura societaria que permite gestionar el patrimonio de forma más eficiente.

Mirabaud lleva 197 años gestionando patrimonios. ¿El prestigio que da su origen suizo y su experiencia es lo que buscan los clientes cuando acuden a su entidad?

Sí, es un imán para atraer clientes. Tenemos clientes que llevan varias generaciones con nosotros. La experiencia que hemos adquirido en asesorar, en el proceso de sucesión o en el de comprar o vender empresas nos permite tener un conocimiento del mercado más profundo que nuestros competidores. Otro aspecto importante es que nuestro modelo es independiente. Somos un 'family office' con estructura de banco y eso atrae mucho, al igual que ser un banco suizo con presencia en las principales plazas financieras del mundo. Otro atractivo es que somos un banco no cotizado y los socios están implicados en el negocio del banco, no tienen que atender a accionistas externos que les exijan dividendo o una determinada política. Estamos centrados en el cliente.

¿Al no cotizar les cuesta más crecer?

No porque nosotros, a diferencia de los cotizados que tienen que crecer todos los años, lo que tenemos que hacer es dar buenos servicios a nuestros clientes y, en base a la excelencia del servicio, crecer. La obsesión de Mirabaud es durar otros 200 años, no de ganar a un competidor en volumen. La solidez es lo importante para nosotros, crecer no es una obsesión.

¿En qué basan su modelo de negocio?

Nuestro modelo de negocio está basado en la independencia y llevamos en el ADN la arquitectura abierta. Esto que está tan de moda ahora, nosotros empezamos a hacerlo hace 40 años y constituimos uno de los primeros hedge funds en Europa que se llama Haussmann Holdings, es un fondo de fondos. Ahí se creó un equipo de analistas para ver cuáles eras las mejores gestoras en hedge funds y, a partir de ahí, se fue derivando en analizar gestoras en gestión tradicional para ofrecer a nuestros clientes el mejor producto que se adapte a sus necesidades. Tenemos unos 14 fondos propios, son de tipo nicho, muy boutiques, pero nuestros clientes solo invertirán en un fondo de Mirabaud si está entre los cinco primeros del ranking, si no les compraremos el mejor. También trabajamos en planificación patrimonial global. Hay clientes que nos piden asesoramiento de posiciones que tienen en otros bancos, de tal forma que les hacemos un agregado global para analizarle la volatilidad, los riesgos, la concentración en valores o en fondos y poder asesorarle tanto en lo que tienen con nosotros como en lo que tiene en otros bancos.

Su banca privada se ha caracterizado por fichajes de gestores de primer nivel. ¿Qué perfil demandan?

El modelo de crecimiento de Mirabaud en personas es oportunista. Somos un banco de personas y exigimos una formación adecuada. Al banquero le pedimos 10 o 15 años de experiencia contrastada, que tenga prestigio, que sea reconocido en el sector. Para nosotros es crítico tener un buen equipo. Ahora estamos en un proceso de selección, vamos incorporando dos o tres banqueros y cuando están consolidados volvemos a buscar. Vamos poco a poco, no tenemos prisa. Otro punto esencial que exigimos a nuestros banqueros es la confianza, la confidencialidad. Exigimos la máxima confidencialidad porque no se puede trabajar en este mundo sin ser discreto.

Tras las elecciones generales, ¿qué va a pasar con las sicavs en España?

La sicav no deja de ser un vehículo de inversión más. Los cuatro primeros partidos llevaban en su programa electoral meter la cucharilla en las sicavs. No sé qué pasará. Lo más probable es que cambien y nosotros nos adaptaremos. Tenemos análisis con líneas de actuación que hemos comentado con los clientes y, en base a ello, actuaremos con dos premisas: cumplir la legalidad y dar servicio al cliente.

Con el 'Brexit' y la incertidumbre sobre la City londinense, ¿podría adquirir Madrid más importancia como plaza financiera?

Nos equivocamos al no intentar convertir España en una plaza financiera. Deberíamos competir con Irlanda y con Luxemburgo en vez de meter presión a productos fiscalmente eficientes y legales como las sicavs. Es absurdo generar incertidumbre entre los clientes de banca privada española y que muchos de ellos estén pensando en irse a Luxemburgo. ¿Por qué no hacemos de España una plaza financiera atractiva que, por ejemplo, atraiga inversores del área latinoamericana? Vemos que muchos inversores mexicanos están entrando en España, ¿por qué no les damos una fiscalidad atractiva para que entren en Europa a través de España?

El 29 de junio, la UCO de la Guardia Civil se personó en su sede de Madrid para pedir información sobre la sociedad de inversiones Venture Finanzas, comprada por Mirabaud e investigada por blanquear dinero procedente de Suiza. ¿Qué pasó? ¿Intuían que esto podía ocurrir?

Llegaron los funcionarios y nos pidieron información sobre un proceso ajeno a Mirabaud, de una etapa en que el banco no estaba en España, porque Mirabaud compró Venture Finanzas en 2011. Nos pidieron información sobre personas relacionadas con otra época y se la dimos. Les prestamos nuestra máxima colaboración.

¿Temas como este afectan a la imagen de su entidad? ¿Les llamaron sus clientes preocupados por el suceso?

Hemos recibido muy pocas llamadas y como nuestros clientes nos conocen nos han animado y nos han dicho que no nos preocupemos. Como en cualquier institución, el tema reputacional nos preocupa muchísimo, pero en este caso no, porque no tenemos nada que ver con el suceso. Esto también está pasando en otros bancos porque hay muchos con clientes que han aparecido en la lista Falciani. Es un proceso normal, no hay nada extraordinario en la situación. No nos preocupa porque no tenemos nada que ver.

¿Cuáles son sus objetivos en España a corto y medio?

Seguir dando servicio a nuestros clientes. Buscamos la excelencia en nuestro servicio y a nivel de grupo tenemos la misma forma de pensar: producto internacional, preservación del patrimonio... todo esto nos permite un crecimiento sostenido. En España hemos crecido mucho y esperamos crecer más. Si en Mirabaud tenemos una obsesión es la del largo plazo. Llevamos en España cuatro años y esperamos continuar aquí los siguientes 200.


«INVERTIMOS SOLAMENTE POR ANÁLISIS FUNDAMENTAL»
Gómez-Trenor dice que con tipos de interés en negativo y con una «cierta burbuja» en parte de la renta fija sus banqueros buscan valor en la renta variable. Asegura que en Mirabaud «invertimos solamente por análisis fundamental» y que sus carteras se fundamentan en compañías que tengan generación de caja, una deuda sobre ebitda razonable y un modelo de negocio sostenible. Añade que «hay que acertar en el precio de compra y en muchos casos quedarse» y que cuando todo el mundo está en pánico es el momento de comprar ciertos valores. Su objetivo es «la preservación de patrimonio de nuestros clientes, la liquidez y la rentabilidad».

publicidad
publicidad
publicidad