Vocento 15 años 19 de Octubre, 20:00 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

Primera reunión del BCE tras el brexit: ¿qué mensaje lanzará Draghi?

Hoy se reúne el Banco Central Europeo (BCE). Se trata de la primera reunión del organismo después de que se conociera el resultado del referéndum de permanencia en Reino Unido con la victoria del Brexit. La victoria del Brexit ha marcado la agenda económica de los otros tres bancos centrales. La Fed ha postergado la subida de tipos a final de año y la ha reducido a solo una. El Banco de Japón, por su parte, ha aprobado nuevas medidas de estímulo económico y el Banco de Inglaterra dejó sin cambios, ante la sorpresa de analistas y mercados, los tipos de interés aunque los revisará en agosto.

Y aunque se espera una reunión de transición, los expertos estarán muy atentos a lo que dice Draghi. Joaquín Robles, analista de XTB, reitera que no se espera ninguna novedad, excepto "una revisión a la baja de las perspectivas económicas".

Por su parte, los analistas de Merrill Lynch también creen que no enfrentamos a una reunión de transición. "Se reservará los anuncios para septiembre. coincidiendo con el lanzamiento de nuevos pronósticos de inflación, lo que creemos que seguirá siendo incompatible con un retorno a la estabilidad de los precios dentro de un horizonte de política razonable.

Victoria Torre, responsable de producto de SelfBank, explica que "no se esperan cambios por parte del BCE, y menos después de que el Banco de Inglaterra sorprendiera y no moviera ficha la semana pasada. Se espera que principalmente se discuta sobre el impacto que ha tenido y va a tener en los próximos meses el referéndum británico en la economía de la zona euro y qué medidas se deberán ir adoptando".

Aunque reconoce que se podrá "plantearse la posibilidad de ajustar la política monetaria para hacer frente a la bajada de rentabilidad de la renta fija. El Brexit ha impulsado los yields de los bonos a la baja y la búsqueda de refugio ha hecho que una buena parte de la deuda esté cotizando con rentabilidades negativas. En este sentido, la deuda alemana ya no cumple los requisitos para el programa de compra del BCE, por lo que muchos están ya pensando en una modificación del programa (pe, en función de la deuda emitida y no del peso de la economía)".

Sí que cree que durante la rueda de prensa Draghi lanzará un mensaje tranquilizador. "Un mensaje de estabilidad y tranquilidad después de las turbulencias sufridas tras el Brexit. La reiteración de que siguen preparados para actuar si fuera necesario y necesidad de nuevas reformas por parte de los gobiernos".

Lo que sí parece seguro es que el BCE no tomará ninguna medida adicional hasta que no lo haga el BoE, aunque los expertos vaticinan una nueva bajada de tipos en diciembre. "hasta que el BoE no se mueva o se empiecen a notar las consecuencias de una posible salida de Gran Bretaña de la Unión Europea no esperamos nuevas medidas" reitera Robles.

Aunque desde XTB estas medidas "dependerán de la evolución del crecimiento y la inflación, nosotros pensamos que a no ser que empeore de forma notable la evolución de la economía europea, algo que no consideramos no habrá más medidas en lo que resta de año".

No tenemos ninguna duda de que el QE continúe más allá de marzo de 2017 si es necesario, señalan desde Merrill Lynch. "Más allá de las perspectivas de inflación plana, creemos que los riesgos para la estabilidad financiera y política en el orden de la periferia apoyo continuo del banco central. Al mismo tiempo, estamos de acuerdo que rendimientos negativos en el extremo largo de la curva en el núcleo, probablemente, son contraproducentes. Esto requiere una reconfiguración técnica de QE, con algunas libertades tomadas con la aplicación actual de la clave del capital". Cambiando el idioma de la "estrecha vigilancia" a la "vigilancia" -utilizando los viejos códigos Trichet-era-palabras sería una manera fácil de "pre-venta" de septiembre, pero que no se sorprenda si Draghi elige ser más contundente y simplemente afirma que "una revisión de la postura es inminente".

Victoria Torre señala que "en el caso de que la rentabilidad de los bonos siga viéndose reducida se podrían aplicar modificaciones en la política de QE del Banco Central. Una posibilidad sería la de incrementar el límite de distribución del Quantitative Easing para que aumente el número de activos elegibles. Además el BCE podrá estar atento a las futuras reuniones del Banco de Inglaterra para adaptarse a posibles devaluaciones de la libra que busquen mejorar la competitividad del país inglés".

publicidad
publicidad
publicidad