23 de Marzo, 06:06 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

El BCE estudia un giro radical al 'QE': Comprar bonos de los países con más deuda

Finanzas.com

El programa de compra de bonos del Banco Central Europeo (conocido como 'QE') se ha encontrado con un problema inesperado, el 'Brexit'. La cuestión es que la huida de los inversores hacia activos seguros ha hecho retroceder las rentabilidades de la deuda de algunos países europeos, de manera que se han reducido las opciones para que el BCE siga instrumentado correctamente la compra de deuda. 

Así las cosas, el emisor europeo, según explican fuentes financieras, está discutiendo los posibles cambios que podría introducir en el 'QE', y una de las opciones barajadas pasaría por hacer un cambio de asignación en la compra de bonos, una relajación de criterios en toda regala, de modo se diera menos prioridad al tamaño de las economías y más al nivel de deuda pendiente que tengan los países. Semejante situación favorecería más, por ejemplo, a Italia, que es el tercer país más endeudado del mundo, después de Estados Unidos y Japón. 

La cuestión es muy peliaguda por cuanto genera una gran controversia, en el sentido que hay quienes se quejan en el seno de la unión monetaria de que el BCE, en nombre de la política monetaria, no debería favorecer con sus actuaciones a los países más derrochadores. Uno de los primeros en poner el grito en el cielo puede ser el BundesBank alemán, en el caso de que las compras se desvíen de lo que se conoce como "estructura clave de capital"

Irónicamente, ha sido el comportamiento de la deuda alemana tras el 'Brexit' el que ha puesto al BCE en estado de alarma. Así, los bonos con vencimiento a 15 años ya rinde por debajo del 0%, mientras que el papel con vencimientos inferiores a siete años, tampoco es elegibles para las posibles compras del BCE, al no reunir los criterios establecidos.  En concreto, las normas recogen que para que un bono sea elegible para las compras del 'QE' debe arrojar una rentabilidad en el mercado secundario que al menos supere al tipo de depósito del BCE, actualmente en el -0,4%.  Tras conocerse esta noticia, el euro ha bajado un 0,8% y marca un cambio contra el dólar de 1,1072 unidades. 

publicidad
publicidad