Vocento 15 años 16 de Diciembre, 04:11 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿se atreverán los bancos centrales?

Tras las dudas de la FED: ¿Cuándo subirá tipos el BCE?

La FED ha parado en seco las expectativas de subir tipos. Si para 2016 se preveían 4 movimientos, desde la segunda mitad del año pasado estas previsiones se han ido relajando y ahora lo que barajan los analistas es una tímida subida en septiembre o diciembre. La incertidumbre política, como el 'Brexit' o las elecciones estadounidenses de noviembre, se unen a unos malos datos de empleo, la caída del precio de las materias primas y el difícil aterrizaje de la economía china. Pero si la Fed no encuentra el momento con una economía y un mercado laboral que roza los niveles de antes de la crisis, la papeleta para el BCE es todavía peor. 

José Luis Martínez, portavoz de la AEB, señala que ante el 'Brexit' los bancos centrales se han convertido en verdaderos expertos para "garantizar" la Estabilidad financiera a través de diferentes anuncios. Pero, se pregunta acerca "del impacto económico negativo". Y advierte que tienen margen más limitado para ser eficientes.

Martínez advierte que la la cuestión de fondo de esta pequeña nota no entra a valorar la respuesta a un hipotético shock como a considerar cuándo se producirá el inicio de la normalización monetaria. "Una cuestión muy complicada, como estamos comprobando en el caso de la Fed que ahora parece enfrentada a otro debate más complejo entre tasas naturales de interés y el balance entre referencias domésticas/externas a la hora de alcanzarlo".

En conclusión, Martínez no "espera que suban hasta mediados de 2018. Dos años con tipos de interés nulos....¿y más bajos? Aquí ya hablamos de algo mucho más específico. Me refiero a mantener o incluso aumentar el tipo de interés negativo del exceso de reservas de la banca. Una anomalía, en mi opinión. Y como tal, espero que de corto plazo".

"Dos años, en mi opinión, sigue siendo mucho tiempo para mantener tipos de interés de depósito en negativo. Desde una perspectiva empírica, el principal efecto de tipos de interés negativos es en la divisa. Al final, en el caso del Euro han contribuido a mantener la moneda depreciada frente a su nivel de equilibrio de largo plazo. Pero ahora son otras variables las que pueden influir en su evolución, comenzando por la propia incertidumbre política que se abre en los próximos dos años con elecciones en los principales países del área. La normalización de los precios externos y la continuidad de la recuperación cíclica del área, también puede reducir la presión sobre la política monetaria".

Por que mantener los tipos en niveles tan bajos tiene consecuencias muy negativas ya que desincentiva el ahorro. Daniel García, analista de XTB, expone que a los ahorradores "les estas pagando un tipo de interés ridículo por sus ahorros, haciéndoles correr grandes riesgos para poder encontrar algo de rentabilidad.Por lo que desincentivas el ahorro y la inversión de la mayoría de todo el colectivo que es unos de los pilares de la economía doméstica".

Victoria Torre, analista de SelfBank, asegura que periodos largos de tipos bajos suponen "para empezar, se lleva alertando desde hace tiempo del riesgo de que se generen en el futuro espirales hiperinflacionistas difíciles de controlar. Ahora bien, por el momento esos riesgos no se han materializado, más bien todo lo contrario, uno de los objetivos sigue siendo conseguir un crecimiento estable de los precios. Los tipos de interés en niveles bajos puede generar burbujas en algunos sectores, así como distorsiones en el precio de algunos activos".

Advierte, además, de una presión para algunas compañías y sectores, como el asegurador o el bancario. En el caso de las entidades del sector bancario, los tipos de interés bajos suponen una presión en sus cuentas de resultados. En un primer momento, es cierto que las entidades cobran menos por sus hipotecas, pero a la vez pagan menos por el dinero que los particulares depositan; pero si esta situación se prolonga y cuando los tipos están prácticamente en 0, la posibilidad de actuar sobre activo y pasivo prácticamente desaparece, y los márgenes de los bancos sufren considerablemente.

Otro tanto podríamos decir de las entidades aseguradoras. Las empresas aseguradoras suelen tener un peso significativo en sus balances de deuda pública y los bajos tipos de

"Dicho todo lo anterior, lo cierto es que mercado de futuros de tipos asigna una probabilidad del 50 % a un recorte adicional de 10 p.b. en la reunión del 22 de julio y un 90 % en la de diciembre", asegura Martínez..

En cuanto a la divisa, mientras que sigan así los tipos de interés podremos asistir a una depreciación del euro, y eso, como todo, es bueno para unos y malo para otros. En teoría la depreciación de la moneda local parece redundar en una mejora de la competitividad de cara al exterior pero no está del todo demostrado en la niveles absolutos, analiza García. 

publicidad
publicidad
publicidad