Vocento 15 años 20 de Octubre, 10:36 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

boletín de saxo bank

Brexit ¿el próximo franco suizo? Dónde y cómo protegerse

finanzas.com

En poco más de una semana veremos cómo los británicos votan sobre el posible Brexit, pero no debemos olvidar que realmente Reino Unido nunca se unió a la Unión Europea. ¿Quién pierde más ante un "Brexit"? ¿y ante el "Bremain"?

Europa pierde si Reino Unido se mantiene debido a este precedente de una Europa a dos niveles (rompiendo la GRAN UNIÓN y haciendo que se rompa en partes más pequeñas, lo que en última instancia romperá la "unión"). Por supuesto, si Reino Unido vota a favor del Brexit, tanto la política como los costes prácticos parecen insuperables, sobre todo porque la crisis de refugiados sigue siendo en gran medida el gran problema aún por resolver.

Es importante saber también cuánto le costará el Brexit a los británicos. El alarmismo es una locura, sobre todo para un simple economista como yo, pero el futuro de Reino Unido se basa precisamente en cómo el país cargará con su doble déficit crónico... la última vez que la cuenta corriente del país estuvo en positivo fue en 1982 ¡hace 34 años!

Y si hablamos de la libra ¿hacia dónde se dirigirá? La respuesta será la misma con o sin Brexit. En última instancia, la libra caminará a la baja (o de forma lateral). A medida que gastemos más de lo que ingresamos, dependiendo de la financiación externa, y una economía cuyos dos motores de crecimiento son la banca y el sector inmobiliario - dos sectores con productividad cero y (¡en el mejor de los casos!), el futuro es incierto en términos de nuevos puestos de trabajo relacionados con el pasado reciente.

La historia reciente, por supuesto, nos muestra que Londres está dispuesto a diseñar una libra (GBP) más baja en tiempos de crisis, y la crisis está acechando a la economía del Reino Unido. Un análisis aún más escéptico podría argumentar mejor que un Brexit es una excelente excusa de cara a las próximas recesiones creadas por los fundamentales comentarios anteriormente. La respuesta a una situación como tal, por supuesto, ha sido tradicionalmente una libra bajista.

El Brexit es también una excusa empleada para evitar el acuerdo con lo más fundamental: un problema estructural de una sociedad.

La investigación y la producción de base del Reino Unido han sido transferidas al extranjero y lo más importante, la capacidad del país para permanecer en puerto de escala para los inversores extranjeros es cada vez menos y menos atractivo a medida que cambia el estado fiscal de los no domiciliados. Otro gran cambio en juego siguen siendo los "Papeles de Panamá" y el caso de David Cameron. Esto es justo y bueno, ya que aumenta la transparencia, pero también el hecho de que reduce el "atractivo" de Reino Unido. Por tanto, me atrevería a decir que la modificación de las normas fiscales y, por tanto, los incentivos son de lejos mucho más importantes que el status del Reuno Unido en la Unión Europea, dado que como Londres ya es libre de aplicar sus propias reglas.

Permítanme subrayar que no veo ningún escenario donde Reino Unido se beneficie al votar No a la UE. El hecho es que nadie sabe qué sucede después. Lo que sí sabemos es que el "ruido" (es decir: la volatilidad) se incrementará, pero no sabemos cómo será un mundo con o sin Brexit.

Bolsas 

Un voto a favor de "permanecer" en la Unión inyectaría energía al sector bancario español, ya que ha sido el sector más vulnerable al Brexit. Esta penalización se puede reflejar en el índice bancario europeo, que ha caído más de un 16% este año, mientras los bancos británicos se han dejado un 11,7%. La periferia europea, incluyendo los activos españoles en este caso, también verían un mejor rendimiento en el caso de que se vote "permanecer" tanto de bonos como de acciones, ambos en términos absolutos y relativos en los activos principales. Por tanto, espero que valores como Banco Santander y BBVA así como el resto de grandes instituciones financieras españolas negocien al alza. Pero habrá que andarse con mucho cuidado si los británicos deciden decir adiós.

De entre estas compañías, Barclays y HSBC son mucho más sensibles debido a que su regulación está basada en las leyes de la Unión Europea. Por tanto, los bancos de Reino Unido se moverán al alza si los británicos votan No al "Brexit" y no tanto debido a la exposición de ingresos de la UE, sino más bien a la visibilidad en el marco regulatorio.

Otra forma de apostar por un escenario en el que Reino Unido permanece en la UE es a través de opciones call en el FTSE 100. El precio actual (3 de junio) se sitúa alrededor del 2% para una opción put at-the-money de 15-Jul, que ofrece un ratio de riesgo/beneficio muy atractivo, ya que en caso de que salga "No" al Brexit, los mercados podrían repuntar, descontando una vuelta del optimismo en Europa.

Y si gana el Brexit ¿cuáles serían los activos ganadores?

En un escenario en el que gana el "Brexit", las acciones ligadas a la salud, como GSK, AstraZeneca, y Shire serán las ganadoras con una exposición de grandes ingresos fuera de Reino Unido, impulsado además por la libra más débil. Las acciones de Shire, con un 73% de sus ingresos obtenidos desde América del Norte, es bastante sensible a los cambios en la libra.

Otra forma de apostar al Brexit sería hacerlo mediante la compra de opciones put ATM (15-Jul) del FTSE 100 actualmente (3 de junio) en 2,5%.

Divisas: Brexit ¿el nuevo franco suizo?

Teniendo en cuenta la experiencia traumática de la revalorización del franco suizo en enero de 2015, hay que reconocer que se trata de un evento muy diferente, sólo porque ahora sí el mercado se está anticipando a los riesgos. El franco suizo pilló por sorpresa y generó los mayores movimientos en la historia del mercado moderno en tan sólo una sesión de trading.

Cogiendo como referencia el mercado de opciones de divisas, por aquél entonces, cuando "explotó" la noticia bomba sobre la divisa suiza, la volatilidad de una semana se disparó alrededor del 40% en el período inmediatamente posterior al evento (probablemente similar a donde la volatilidad de una semana en el par GBPUSD se dirigirá cuando quede una semana para el referéndum en Reino Unido), pero luego se desvaneció por debajo del 25% y por debajo de la mitad (12,5%) unas dos semanas más tarde.

Para poner en perspectiva, la volatilidad de una semana del par euro-dólar (EURUSD) se disparó por encima del 12,5% antes de las reuniones del Banco Central Europeo. Entonces, ¿qué hacer para a los que todavía les gustaría tener una posición que negocie el impacto del referéndum en Reino Unido? Una forma de operar sería mediante coberturas de cruces o, buscando pares de divisas que probablemente puedan resultar altamente correlacionados con la dirección en los pares de la libra.

En especial, destacamos los pares del franco suizo (CHF) y yen (JPY) por haber mostrado el mayor contagio de movimientos de la libra (GBP) en la acción más reciente del mercado ante los últimos sondeos sobre el Brexit.

Esta correlación debería significar que con cualquier movimiento en los pares de la libra, es probable que se hicieran eco, si bien con menor beta. Aprovechamos para recordar que las correlaciones con el euro-dólar (EURUSD) no se han movido tanto en los últimos 15 días, algunos de los cuales podrían deberse a los débiles resultados de las nóminas no agrícolas de EE.UU. que han distraído al mercado.

En un escenario Brexit, sin embargo, no tendría mucho sentido ver un euro más débil contra el yen y el franco suizo, pero sí un rally del euro frente al dólar estadounidense. Advertimos que las señales del EURUSD, tras el referéndum, pueden ser engañosas (es decir, sospechamos que tanto el GBPUSD como el EURUSD se correlacionarán positivamente con independencia del resultado).

Por consiguiente, los traders pueden realizar operaciones utilizando instrumentos como el euro-yen (EURJPY), dólar-yen (USDJPY) y euro-franco suizo (EURCHF), dado que probablemente se correlacionarán altamente con la dirección de los pares de la libra ante el voto sobre el Brexit. La volatilidad de las opciones sigue siendo bastante cara para estos pares, pero los diferenciales son más bajos y los precios más apetecibles para los que llegan tarde a la cobertura de los resultados del referéndum del Reino Unido.

Por ejemplo, para aquellos que creen en un resultado a favor de la permanencia en la Unión Europea/ Bremain, llevará a un enorme rally en la libra y ventas en el franco suizo y yen.

De forma alternativa, y más caro porque aquí es donde el mercado está buscando para comprar protección antes del referéndum, una votación a favor del Brexit lleva a una enorme ola de ventas de la libra, lo que podría provocar que el EURJPY, USDJPY y EURCHF cayeran con más fuerza si se mantienen las correlaciones. Es probable que la negatividad se contagie al EURUSD debido a las consecuencias temidas para la zona euro.

publicidad
publicidad
publicidad