Vocento 15 años 17 de Octubre, 09:29 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

El BCE comprará bonos corporativos el próximo 8 de junio

Finanzas.com

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha anunciado al comienzo de la rueda de prensa el organismo iniciará la compra de bonos corporativos comenzará el día 8 de junio y la nueva ronda de LTRO empezará el día 22 de junio.Asimismo, ha reiterado que la duración del QE se mantendrá hasta marzo de 2017.

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%.

Draghi  se ha mostrado preocupado por la inflación y ha asegurado que permanecerá muy baja, o negativa, en los próximos meses. No obstante, los precios comenzarán a repuntar en la parte final del año. Y como novedad, Draghi eleva las previsiones de inflación del BCE para este año al 0,2%, aunque se ha mostrado preocupado por las proyecciones de crecimiento. Si reconoce que la política monetaria ha mejorado las condiciones del mercado de crédito. La institución también ha revisado las previsiones de crecimiento: en 2016, al 1,6%, frente al 1,4% que pronosticó el pasado marzo. En 2017 y 2018, se mantiene una previsión del 1,7%.

"Los riesgos siguen inclinados a la baja, pero la balanza de riesgos ha mejorado por las medidas de estímulo adoptadas", declaró el banquero italiano, quien advirtió de la persistencia de riesgos geopolíticos, incluyendo la incertidumbre por el resultado del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE. Sin embargo, Draghi ha asegurado que entre el Reino Unido y la UE ha mutuos beneficios. pero el BCE está listo para cualquier contingencia.

Un mes más, el mandatario ha tirado de las orejas a los gobernantes: "las reformas estructurales son necesarias en todos los países de la zona euro". Y en concreto, dice que el foco debe colocarse en las mejoras de la productividad. Draghi recalca que las políticas monetarias aún pendientes de implementar deben ayudar a sortear los riesgos a la baja sobre la inflación. Asegura que aún no se han visto efectos secundarios por las bajas tasas de los precios en los últimos meses. 

Las palabras de Draghi hacia las medidas puestas en marcha del BCE han sido tajantes. "Las medidas que ha introducido el BCE han supuesto una gran diferencia, y en han contribuido a mejorar las condiciones financieras". Y ha vuelto  recordar que es necesario más tiempo para valorar el impacto de las medidas tomadas en marzo y si es necesario adquirir más. En cuanto a los bajos tipos de interés, Draghi dice que son un síntoma de debilidad económica. Y asegura que, para que sean altos mañana, tienen que estar bajos ahora.

En cuanto a la aceptación de los activos griegos como colateral será cuestión para otra reunión del consejo de gobierno del BCE. Primero, el Gobierno heleno tendrá que implementar las reformas acordadas, explica Draghi. 

publicidad
publicidad
publicidad