Vocento 15 años 20 de Octubre, 03:23 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Logra un retorno del 12 por ciento en el año que cotiza en el MAB

Smart Social Sicav: Medalla de oro en rentabilidad

Esther García López

Suscita la 'envidia' de las sociedades de inversión, de los índices y de los fondos porque sus números apabullan. Smart Social Sicav ha obtenido en el año que lleva operando en el MAB una rentabilidad del 12 por ciento, cifra considerable si se compara con el -24 por ciento del Ibex-35 en ese periodo.

Pero aún hay más. En los últimos 12 meses Smart Social Sicav ha aumentado un 210 por ciento su patrimonio gestionado, hasta alcanzar los 17 millones de euros, y sus accionistas ya suman 830, 277 más de los que iniciaron el proyecto. Además, de las 3.374 sicavs registradas en España es la que más rentabilidad ha logrado, teniendo en cuenta que solo 63 de esas sociedades han obtenido rentabilidades positivas. Y respecto a los índices europeos, la rentabilidad del 12 por ciento de la sicav española, contrasta con las pérdidas del -19 por ciento que obtuvo el Eurostoxx 50 en ese periodo o del -16 por ciento del Dax alemán.

La historia de éxito de Smart Social Sicav, la primera institución de inversión colectiva nacida de las redes sociales y cuya entidad gestora es Inversis, comienza el 5 de mayo de 2015 cuando empieza a cotizar en el MAB, pero detrás de este día había años de «duro» trabajo cuyo objetivo era que viera la luz con éxito. Y uno de los principales artífices de este éxito, ha sido su gestor, Antoni Fernández, un autodidacta que, a pesar de no tener conocimientos específicos en economía, ha llevado a la sicav a liderar la rentabilidad. «Carezco de formación en economía, pero los 15 años que llevo observando los mercados me han proporcionado conocimientos que solo se pueden adquirir con la experiencia», afirma Antoni Fernández.

La estrategia que ha seguido y que tan buenos resultados le ha dado se basa en aplicar solo el análisis técnico y cuantitativo utilizando múltiples estrategias, combinando las posiciones largas con las cortas y la liquidez. Todo ello, «solo en los mercados más líquidos a nivel mundial, que nos permite ser muy ágiles en la operativa».

Su universo de actuación se centra básicamente en dos mercados, Europa y Estados Unidos. «Los activos que más negociamos son las acciones y futuros de índices que son los más líquidos a nivel mundial. Descartamos activos poco líquidos o la inversión en otras IIC».

También se aprecian diferencias considerables en la rentabilidad de la sicav española respecto a distintos fondos de inversión y, aunque es difícil elegir una categoría concreta de fondos para comparar por la multitud de estrategias que se pueden aplicar, Fernández señala que «de los 407 fondos alternativos comercializados en España que más se parecen a nuestro estilo hemos sido el segundo más rentable. También hay un fondo de inversión que solo invierte en pequeños fondos y sicavs que aplican la gestión de autor y siguen a 118 gestores españoles y Smart Social Sicav ha sido la más rentable».

Asimismo, Antoni Fernández apunta que el 'Credit Suisse Hedge Fund Index', un índice de referencia que utiliza los hedge funds y que engloba 13 categorías distintas, ha obtenido a 12 meses rentabilidades de entre el -13 por ciento la peor y el 5 por ciento la mejor, cifras inferiores al 12 por ciento de Smart Social Sicav.

CINCO MESES EN POSITIVO

También en lo que va de año los resultados de la sicav apuntan al alza, ha logrado una rentabilidad del 7 por ciento. A pesar de ello, su gestor reconoce que «en este año, que ha empezado bastante difícil, nos queda mucho por hacer» y advierte de que se presentan situaciones complicadas, como las elecciones en España, el referéndum del Brexit y las elecciones americanas. Pero «vamos a intentar adaptarnos a cualquier situación compleja que se presente, manteniendo la misma filosofía que hasta ahora, con la máxima dedicación y ponderando la preservación del capital y el control de la volatilidad. Trataremos de aportar la máxima rentabilidad para el accionista».

El crecimiento de la sicav en tan poco tiempo tanto en patrimonio gestionado como en número de socios ha asombrado a sus creadores. «Nos ha sorprendido tan buena acogida. Éramos conscientes de que el nivel de entusiasmo que despertó su gestación y desarrollo solo podría mantenerse si se cumplían dos premisas: generación de valor para el accionista y continuación de nuestra comunicación transparente y puntual. El tiempo de la opacidad en diferentes sectores ha tocado a su fin y el de la industria de gestión de activos no es una excepción. Esto reafirma nuestra convicción de que el trabajo que estamos haciendo está siendo valorado muy positivamente», señala Fernández.

A su juicio, una buena prueba de la satisfacción de los socios ante los retornos que se están logrando es que gran parte de los accionistas fundadores han seguido incrementando sus participaciones iniciales.

UN VEHÍCULO DE INVERSIÓN PARA TODOS

Uno de los objetivos de Smart Social Sicav era volver a la «esencia» de las instituciones de inversión colectivas y dar cabida a cualquier inversor independientemente de su capital, de hecho, el 85 por ciento de sus accionistas son pequeños inversores que quieren rentabilizar sus ahorros aprovechando las ventajas fiscales que ofrece una sicav, las mismas que los fondos. «Tenemos accionistas con inversiones desde 200 euros y muchos que hacen aportaciones periódicas sin mínimo de entrada», informa el gestor.

El carácter colectivo de la sicav ha estado presente desde su gestación. Según Fernández, los 553 accionistas fundadores y los 277 incorporados después «han sido una pieza fundamental, pues el capital inicial no ha sido fruto de un gran patrimonio sino de la aportación de pequeños inversores. Hemos contribuido a desmitificar que las sicavs sean vehículos de inversión para ricos. Las sicavs son instituciones abiertas a las que cualquier accionista puede acceder comprando acciones del MAB».

Antoni Fernández hace balance del año de 'vida' de la sicav y reconoce que «estamos en un buen momento, pero no vamos a despegar los pies del suelo por tener un buen año, hay que seguir trabajando duro».

publicidad
publicidad
publicidad