20 de Enero, 22:20 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Temer, su sustituto

El Senado de Brasil vota y decide echar de la presidencia a Dilma Rousseff

Finanzas.com

Dilma Rousseff dejará de ser esta noche presidenta de Brasil, como así lo ha decidido en una votación histórica el Senado de la nación, que ha optado por seguir adelante con el proceso de 'impeachment' o juicio de destitución. La salida de Rousseff marca el fin a los más de 13 años del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) en el poder del gigante sudamericano.

Los senadores brasileños han decidido apartar del poder a Rousseff durante 180 días, por maquillar el presupuesto para que el rendimiento económico pareciera mejor de lo que era, de cara a su reelección en 2014. Tras una sesión maratoniana, que se prolongó durante 20 horas y media, la votación fue contundente: 55 se pronunciaron a favor de apartar a Rousseff, 22 en contra y 4 se ausentaron. Bastaba una mayoría simple, 41 senadores sobre los 81 que componen la Cámara Alta para apartarla temporalmente de la Presidencia por un "crimen de responsabilidad", el maquillaje de las cuentas públicas, una práctica habitual en los gobiernos brasileños de todos los signos políticos y que, a ojos de la Justicia, no constituye un delito.

Una vez suspendida, Rousseff, la exguerrillera izquierdista de 68 años que en 2011 asumió como la primera presidenta de Brasil, será reemplazada por su vicepresidente Michel Temer, de 75 años.

La presidenta se va del cargo con un 10% de popularidad, en medio de una grave recesión económica y un escándalo de corrupción que ha manchado a buena parte de la élite del poder en Brasilia. Y se quedará sin inaugurar los Juegos Olímpicos que se celebran en agosto en Rio de Janeiro.

La votación en el Congreso se hará cuando finalice la sesión maratónica que se inició a las 10H00 locales del miércoles, interrumpida apenas por breves intervalos."Es desproporcionado, es como si quisiéramos penalizar con pena de muerte una infracción de tránsito", dijo Gleisi Hoffmann, exjefa de gabinete de Rousseff y miembro del PT.

"El impeachment es un remedio amargo, pero necesario" frente a la baja popularidad de Rousseff (10%), el aumento del desempleo y la caída de la producción, dijo durante la sesión el senador opositor José Serra (PSDB), posible canciller del nuevo gobierno de Temer.

El desafío de Temer, recuperar la economía

De esta forma Temer, que en las últimas semanas ha estado muy ocupado negociando la formación de su Gobierno dando por segura la separación de Rousseff, presentará a su equipo avanzado el día.

La "estrella" del nuevo Gabinete es un viejo conocido de los brasileños, Henrique Meirelles, que fue presidente del Banco Central con el gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que ahora tiene el desafío de recuperar la economía del gigante latinoamericano.

Mientras, según una encuesta del Instituto Ipsus, apenas el 14 por ciento de los brasileños se declara optimista sobre el futuro del país, el nivel más bajo en una década.

publicidad
publicidad