Vocento 15 años 18 de Noviembre, 16:25 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

RESULTADOS

El escándalo empuja a Volkswagen a las mayores pérdidas de su historia

Agencia EFE

El fabricante automovilístico alemán Volkswagen registró en 2015 unas pérdidas netas de 1.582 millones de euros, las mayores en su historia, debido principalmente al trucaje de millones de motores diesel para falsear la emisión de gases contaminantes.

Volkswagen, que en 2014 había logrado un beneficio récord de 10.847 millones de euros, informó hoy de que los resultados correspondientes a 2015 están ocasionados por unos extraordinarios que ascienden a 16.900 millones de euros.

La mayor parte de ellos procedentes de un aumento de la dotación de provisiones hasta 16.200 millones de euros para hacer frente a los costes causados por el escándalo de la manipulación de motores diesel en varios modelos de la marca.

La pérdida operativa fue el año pasado de 4.069 millones de euros, frente a un beneficio operativo de 12.697 millones de euros obtenido en 2014, mientras que la facturación mejoró el pasado ejercicio un 5,4 %, hasta el récord de 213.292 millones de euros.

Volkswagen presentó las cifras del balance de 2015 tras una reunión de su consejo de supervisión en la sede de la compañía en Wolfsburgo, en el norte de Alemania.

El presidente de Volkswagen, Matthias Müller, explicó en rueda de prensa que las provisiones se destinan a cubrir las modificaciones técnicas en las llamadas a revisión de vehículos, pagar las indemnizaciones a los clientes y sufragar los costes de litigios judiciales.

Ante las malas perspectivas, Volkswagen se ve obligado a recortar un 97 % el dividendo con cargo a 2015 y así va a repartir un dividendo por acción ordinaria de 0,11 euros y por acción preferente de 0,17 euros.

"El sólido resultado de los ingresos por ventas no se refleja en las cifras de beneficio relevantes", según Volkswagen.

"Las operaciones del grupo Volkswagen están en plena forma, como muestran las cifras antes de extraordinarios del pasado año fiscal", explicó Müller.

Añadió que "la actual crisis -como revelan las cifras presentadas hoy- va a tener un impacto en la posición financiera de Volkswagen".

"Tenemos la firme intención de tratar la difícil situación con todos nuestros medios", según Müller.

Volkswagen, que ha llegado a un acuerdo inicial con la justicia estadounidense, va a retrasar indefinidamente la publicación del informe de la investigación que ha hecho el bufete de abogados Jones Day, que estaba prevista para finales de este mes.

La publicación de los resultados de la investigación en este momento supondría "riesgos inaceptables" para la compañía, ha señalado Müller.

Han sido los bufetes de abogados estadounidenses Sullivan & Cromwell y Jones Day los que han recomendado no hacerlo porque podrían aumentar las multas contra el grupo automovilístico alemán. Volkswagen ha añadido que las complejas negociaciones en EEUU han entrado en una fase decisiva antes de lo anticipado y requieren que el fabricante alemán mantenga un máximo nivel de confidencialidad.

En esta situación, la junta directiva de VW, compañía en la que el estado de Baja Sajonia tiene una participación del 20 %, renuncia parcialmente al cobro de gratificaciones por el ejercicio de 2015.

En total, la remuneración variable de un miembro ordinario de la junta directiva se va a reducir un 39 %, al pasar de los 5,3 millones de euros pagados en 2014 a 3,2 millones de euros por el pasado año.

El actual presidente del consejo de supervisión, Hans Dieter Pötsch, que fue director de Finanzas hasta que se destapó el escándalo de la manipulación de los motores, ha renunciado a 2,3 millones de euros de su remuneración variable.

Volkswagen tiene una liquidez neta en la división automovilística de 24.500 millones de euros (17.600 millones de euros el año anterior).

El grupo, que agrupa entre otras las marcas VW, Audi, Skoda, Seat, Bentley y Lamborghini, prevé mantener la disciplina de costes en 2016 y que la facturación se reduzca un 5 % respecto a 2015.

Las acciones de Volkswagen llegaron a bajar un 6 % en la Bolsa de Fráncfort tras presentar estos resultados y pronósticos, si bien posteriormente recuperaron posiciones y cerraron con una pérdida de un 1,3 %, hasta 125,45 euros.

Volkswagen pronostica que las entregas se mantendrán en el nivel del año pasado en un mercado de condiciones desafiantes y también prevé aumentar los volúmenes de ventas en China.

La compañía alemana también dijo que, además del escándalo por el engaño en las emisiones de gases contaminantes, existen otros factores que también suponen retos como "la existencia de un entorno muy competitivo, la volatilidad en los tipos de interés y los tipos de cambio y las fluctuaciones en los precios de las materias primas".

El margen de rentabilidad operativa sobre las ventas se situará este año entre el 5 % y el 6 %, por lo que prevé volver a tener números negros.