Vocento 15 años 21 de Octubre, 05:17 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

reproches desde alemania

Draghi advierte a Berlín de que el BCE «se debe a la ley, no a los políticos»

Adolfo Lorente

Hasta para un tipo duro, frío y calculador como Mario Draghi tiene que ser complicado aguantar la estrategia de acoso y derribo protagonizada por una temible bandada de 'halcones' alemanes (prensa, economistas, grupos de presión...) liderada por su no menos temido ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble. La mano derecha de Angela Merkel llegó a afirmar este jueves con ironía que el presidente del BCE debería estar orgulloso de haber provocado el 50% del voto del populismo alemán antieuro, un partido (AfD) peligrosamente en auge.

Pero el ambiente está muy enrarecido. Tanto que hasta el 'halcón de los halcones', el presidente del Bundesbank -el banco central germano-, Jens Weidamm, salió en defensa del banquero italiano. Aunque éste, lejos de achicarse, puso la mejor de sus medias sonrisas para recordar que, guste o no, el euro está formado por 19 países y que hay vida más allá de los ahorradores bávaros. «Obedecemos la ley, no a los políticos. Somos independientes», zanjó ante los medios tras reiterar que los estímulos seguirán hasta que cumplan su mandato, es decir, hasta que la inflación esté próxima pero por debajo del 2%. Larga vida a Mario.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo volvió a reunirse en su sede de Fráncfort bajo los efectos de la resaca provocada por la histórica reunión del 10 de marzo. Entonces se aprobó una bajada histórica de los tipos de interés al 0%, se penalizó aún más la facilidad de depósitos hasta el -0,4% y, como guinda, se incremento de 60.000 a 80.000 millones de euros el volumen de compras de deuda del programa QE, cuya inyección final serán de 1,7 billones si finalmente expira en marzo de 2017, como está previsto. Pero como recordó 'Súper Mario', incluso podría ampliarse si para entonces la inflación sigue sin dar señales de vida.

En lo técnico, nadie esperaba casi nada. De hecho, el consenso del panel de economistas consultados por 'Bloomberg' asegura que será así hasta, al menos, septiembre. Toca esperar y los mercados lo sabían : las principales bolsas europeas estuvieron casi planas todo el día, con leves subidas o bajadas de apenas tres o cuatro décimas. No obstante, Draghi anunció que en junio comenzarán la compra de deuda corporativa (de aseguradoras y sociedades no financieras) y que también se abrirá la primera de las cuatro nuevas barras de liquidez (TLTRO) anunciadas ya en marzo.

Reproche a los países

Aunque el morbo estaba en lo político, en las preguntas de la prensa alemana y no, Draghi no se arredró. Todo lo contrario. Desveló que el asunto se había abordado en el Consejo y que hubo «unanimidad» en defender la «independencia» del organismo y toda la batería de medidas extraordinarias adoptadas estos meses. Y si Schauble prefiere un BCE mucho más cauto y pasivo, quizá sea mejor que cambie de estrategia, sugirió. «Algunas críticas pueden poner en peligro la independencia del BCE y frenar la inversión de las empresas. Somos independientes, pero cada vez que la credibilidad de un banco central se pone en duda, los resultados se retrasan y es necesario tomar más medidas», advirtió.

En este sentido, el italiano recordó este jueves que «nuestras políticas están funcionando, pero necesitan tiempo». «Y si fueran acompañadas de reformas estructurales darían resultado antes», espetó Draghi en el que fue el enésimo dardo lanzando a los países del euro, a los que pide que contribuyan a la recuperación a través de su política fiscal, con más inversión, cumpliendo las reglas y aprobando reformas estructurales. De hecho llegó a sostener que «la política monetaria ha sido la única en apoyo al crecimiento durante estos últimos cuatro años». Muy duro.

Otra de las grandes cuestiones era la posibilidad de que el Eurobanco se decantase por aprobar el llamado 'helicóptero del dinero', que no es otra cosa que dar fondos directamente a la gente. Sobre esto severó, tajante, que «nunca» se ha debatido y advirtió de su difícil encaje legal.

publicidad
publicidad
publicidad