Vocento 15 años 11 de Diciembre, 10:28 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

saxo bank

¿Y si el BCE reparte el dinero a los hogares en vez de a los bancos?

finanzas.com

A pesar de las medidas extraordinarias implementadas por el Banco Central Europeo (BCE), la zona euro parece estar pegada a un periodo largo de baja inflación, generando mínima salud económica. El fracaso de la flexibilización cuantitativa europea y las tasas de interés negativas amenazan la credibilidad del banco central.

Las cosas se están poniendo incluso peor para el BCE ya que la Reserva Federal parece star dispuesta a alcanzar su objetivo de inflación en los próximos años. La inflación subyacente, que está cerca de ser monitorizada por los bancos centrales, alcanzó un 1,7% en tasa interanual en enero en EE.UU., la tasa más alta desde julio de 2014. En la zona euro, sólo fue un 1% más bajo en el mismo periodo, y continúa ralentizándose.

Ante este escenario, se plantean preguntas con razón orientadas a si los mecanismos del BCE - si la recompra de activos o tasas negativas - son apropiadas para permitir una recuperación del crecimiento y la inflación. ¿Será necesario algo más? Una de las opciones que están siendo exploradas ahora mismo es el llamado "dinero helicóptero", pero ¿qué significa esto?

Hasta ahora, el BCE ha intentado reducir los costes de préstamos a través del mercado interbancario para estimular el mercado de crédito. Sin embargo, la transmisión de la política monetaria acomodaticia a la economía real no funciona tan bien como se preveía inicialmente.
Los costes de préstamos han caído de las principales compañías han caído en los mercados de capitales así como para las pequeñas y medianas empresas, que toman prestado de los bancos comerciales. El problema es que los bajos tipos de interés no implican automáticamente una importante reactivación de la inversión privada. Son el resultado, en concreto, en el aumento de la recompra de acciones y mayores reservas de efectivo de las empresas.

Además, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) todavía no se deciden a pedir prestado debido a una persistente falta de confianza en las perspectivas económicas. El BCE puede llevar los tipos de interés a lo más bajo posible, pero si no hay suficiente demanda de crédito, el crecimiento y la inflación no se recuperará. La caída en la velocidad del dinero en EE.UU. y en la zona euro ilustra perfectamente esta tendencia, que se ha acelerado desde la crisis financiera de 2008.

Por lo tanto ¿por qué no distribuir el dinero directamente a los hogares, dado que el dinero no funciona a través de los bancos?

Una forma de lograr esto sería que el BCE facilitara a todos los hogares de la zona euro una cantidad específica, que se abonaría en una cuenta bancaria especial y sólo podría ser utilizada para el pago de la deuda existente. Para los deudores habría un efecto inmediato: alivio de la deuda, más confianza en las perspectivas, y a su vez, un aumento del poder adquisitivo y con ello el consumo. Y esto sí que tendría un efecto inmediato.

Para aquellos que no tienen deudas, podríamos suponer que el dinero pagado sería invertido, por ejemplo, en proyectos de infraestructura europeas, que estimulen el crecimiento y permitan un rendimiento a largo plazo.

¿Es una buena solución? Puede parecer una idea ridícula, pero en última instancia podría tener un impacto macroeconómico más grande que las medidas actuales, que tienen muchas desventajas en particular propiciando las burbujas especulativas en varios segmentos del mercado.

Además, el presidente del BCE, Mario Draghi, no excluyó medidas como tal en la conferencia de prensa que ofreció tras la reunión del organismo. Draghi describió su posición de la siguiente manera: "Nunca hemos considerado o planteado la cuestión de dinero helicóptero. Es un concepto muy interesante que se está debatiendo actualmente con los economistas académicos y en diversos entornos. Pero todavía no hemos analizado el concepto".

La lección que se desprende de la declaración de Draghi es que deja la puerta abierta a esta opción. Es una reminiscencia de comentarios similares realizados hace varios años acerca de las tasas negativas. Sin embargo, la implementación de un procedimiento de este tipo no sería fácil. El dinero helicóptero podría responder a problemas técnicos y problemas legales, sin duda, para empezar. Es muy probable que Alemania se oponga y solicite el dictamen del tribunal constitucional alemán.

Christopher Dembik, economista de Saxo Bank

publicidad
publicidad
publicidad