Vocento 15 años 18 de Octubre, 00:06 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

reunión del bce

Las tres medidas que el BCE puede sacarse de la manga

Michael Boye, experto en renta fija de Saxo Bank

Los mercados se han recuperado significativamente desde sus mínimos de febrero, pero gran parte de este movimiento (si no todo) puede probablemente ser atribuido a una renovada confianza en la capacidad de los bancos centrales para apoyar a los mercados, sobre todo en Europa y el Banco Central Europeo (BCE). Como tantas veces antes, ahora dependerá del presidente, Mario Draghi, cargar con estas altas expectativas.

La caída en picado de los mercados desde el comienzo del nuevo año llevó a los bancos centrales a intervenir y tomar nuevas medidas para tranquilizar la confianza del inversor. El deterioro de las perspectivas económicas, incluyendo los números de IPC que se conocieron justo la semana pasada y que vio la inflación subyacente caer una vez más, ha proporcionado el margen de maniobra que Draghi carecía en diciembre.

No obstante, mientras esperamos una acción importante por parte del BCE como tan ampliamente hizo alusión a la reunión del 21 de enero, los inversores todavía recuerdan con ansiedad la decepción de diciembre. En aquel entonces, el mercado también estaba anticipando una nueva ronda de "magia" de Draghi.

Las conjeturas sobre cuáles serán las iniciativas que se lanzarán este jueves, se han convertido en la terapia ocupacional para todo el mercado. Por el momento, los analistas parecen coincidir en las siguientes 3 medidas:

1. un recorte de 10 puntos básicos en la tasa de depósitos a menos 0,40%
2. un aumento de 10.000 millones en la compra de bonos mensual hasta los 70.000 millones
3. una extensión de seis meses más del programa, hasta al menos septiembre de 2017 (el programa inicial estaba destinado a durar hasta septiembre de 2016 y fue extendido medio año más).

Sin embargo, el régimen de tipos de depósito negativos está recibiendo cada vez más críticas. Los economistas sostienen que el aumento de los costes están conduciendo a un aumento de los márgenes de crédito y, por lo tanto, a un flujo de crédito más lento hacia la economía real (irónicamente, el corazón del problema que el BCE ha estado tratando de abordar). Por esta razón, nadie va a desviar la mirada antes de tiempo de la rueda de prensa del BCE, ya que el presidente del banco central podría tener más trucos bajo la manga, y algunos de ellos podrían incluir un sistema basado en el nivel de tasas de depósito, una iniciativa sin precedentes en otras clases de activos, así como otros giros y ajustes a la condiciones de las compras mensuales.

Seguramente, habrá poco espacio para otra bajada sin el riesgo de lesión permanente en la honradez del banco, de la cual ha disfrutado Mario Draghi y los mercados han dependido desde el famoso "haremos todo lo necesario".

publicidad
publicidad
publicidad