Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Los consumidores dicen que la medida es "abusiva"

Cláusula cero: Los bancos se blindan ante el Euríbor en negativo

Esther García López

El cierre en negativo del Euríbor en febrero ha hecho que los bancos se blinden incluyendo en sus nuevos contratos hipotecarios la cláusula cero, que fija el nivel mínimo de tipo de interés a pagar en cero. Esta medida enfrenta a los consumidores, que califican la cláusula de «abusiva», con los bancos, que ven en ella una forma de garantizar la devolución íntegra del préstamo.

Bancos y consumidores se enfrentan de nuevo en rincones opuestos del ring. En esta ocasión el detonante de la polémica ha sido la bajada del Euríbor a doce meses -índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España-, que por primera vez en la historia cerró febrero en negativo. En concreto, la tasa mensual se situó en el -0,008 por ciento, frente al 0,042 de enero y al 0,255 por ciento de hace un año.

Para blindarse ante esta bajada, los bancos están diseñando nuevas estrategias. Liberbank, CaixaBank, Oficina Directa y Santander han sido los pioneros en decidir incluir en sus nuevos contratos hipotecarios la cláusula cero, que establece que el interés más bajo (Euríbor más diferencial) no podrá ser inferior al cero por ciento, independientemente de lo que baje el Euríbor.

El primero en anunciar que iba a tomar esta decisión fue Jesús Ruano, director general Corporativo y de Finanzas de Liberbank. Aseguró que con la cláusula cero pretenden establecer un tipo mínimo de referencia del cero por ciento para así garantizar la devolución íntegra del préstamo.
La implantación de esta medida tendrá consecuencias para los hipotecados. «La principal es que no podrán beneficiarse de la entrada del Euríbor en terreno negativo», asegura Estefanía González, personal finance content manager de Kelisto.es. Esto hará que los bancos no tengan que pagar a los hipotecados por prestarles dinero. 

Por su parte, Santos González, presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), considera que los bancos tienen derecho a blindarse con la clausula cero pero esta medida «no debería ser necesaria, ya que, ante un índice negativo, el Ministerio de Economía o el Banco de España junto a los tribunales deberían pronunciarse y determinar medidas sobre esta cuestión sin necesidad de que el hipotecado lo firme en su contrato, porque de esta manera parece que estamos abriendo el camino a la interpretación de las partes». Añade que hay que disponer que el límite de interés sea cero. «El Euríbor en negativo nos ha llegado de sopetón y falta precisar desde el punto de vista teórico lo que esto significa».

¿LEGAL O ILEGAL?, HE AHÍ LA POLÉMICA

La decisión de los bancos de incluir en sus contratos hipotecarios un tipo mínimo de cero es criticada por las asociaciones de consumidores. Según Rubén Sánchez, portavoz de Facua, la cláusula cero es una «nueva cláusula suelo abusiva» porque establece un «desequilibrio» entre bancos e hipotecados. Asegura que con ella el banco incluye un suelo, el cero por ciento, y no introduce como contrapartida un techo al que los hipotecados puedan acogerse y que plantee «una igualdad de condiciones, de derechos y de obligaciones» para ambas partes. «El banco se podría arriesgar a establecer un techo, que si se alcanza, la cuota de la hipoteca no subiría más y el usuario se arriesgaría a que el suelo se alcance y no bajara más su cuota. Pero con la cláusula cero el único riesgo lo asume el usuario, por ello consideramos que es abusiva».

No todas las asociaciones de consumidores son tan tajantes. Ileana Izverniceanu, directora de comunicación de OCU, dice que al igual que ocurre con las cláusulas suelo, «si las cláusulas cero incumplen los requisitos de transparencia fijados por el Tribunal Supremo sí se podrán considerar abusivas, ya que el problema de las cláusulas suelo estaba no en su literalidad, sino en la forma de comercializarse».

Los expertos declaran que existe un «vacío legal» sobre este tema, y así lo reconoce Estefanía González, a quien el funcionamiento de la cláusula de tipo cero le recuerda mucho al de las cláusulas suelo, aunque las entidades, en este caso, alegan una diferencia significativa: que la posibilidad de pagar a un cliente por tener un préstamo sería algo contradictorio dentro del mercado de productos bancarios, tal y como lo conocemos hasta ahora. Pero «más allá de lo que la banca quiera pensar o defender, lo cierto es que el funcionamiento de este tope es prácticamente igual al de las cláusulas suelo. Si se pudiera aplicar la normativa que ya existe en este caso, habría que tener en cuenta que estas nuevas cláusulas de tipo cero serían nulas si fueran abusivas por cuestiones de transparencia».

Santos González incide en la legalidad de la cláusula cero y también la compara con la cláusula suelo. «Las cláusulas suelo son legales, ya que cuando se han dictado sentencias en su contra han estado relacionadas con su proceso de comercialización, no con la cláusula en sí misma, por ello ambas son perfectamente legales».

Otra de las medidas que los bancos se plantean tomar en los nuevos contratos hipotecarios es alargar los periodos de revisión de la hipoteca más de un año. Hasta ahora lo habitual es que la revisión fuera cada seis meses o anual. «Nada impide que la revisión se pueda hacer en el tiempo que se desee. Ahora bien, esta información debe quedar clara en el contrato y en los documentos que el banco facilite a su cliente», advierte Estefanía González.

Por su parte Rubén Sánchez cree que el referente de revisión anual «es razonable», y ampliarlo reduce las condiciones de interés variable que el hipotecado ha suscrito. «Si en hipotecas a tipo variable plantean la revisión a tres o a cinco años es casi como si estuvieran contratando hipotecas a tipo fijo. Esto va contra la naturaleza del tipo de interés variable», asegura.

LA CAÍDA CONTINÚA

La controversia suscitada entre la banca y los hipotecados sobre la cláusula cero continuará, ya que el Euríbor se mantendrá en negativo durante varios meses debido a la liquidez que hay en el mercado. Según los expertos, solo si el BCE deja de cobrar por los depósitos de los bancos o baja lo que les cobra se logrará frenar esta caída. 

Mientras, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas no deja de crecer. Según datos del INE, el año pasado lo hizo en un 19,8 por ciento respecto a 2014, hasta alcanzar las 244.827. Y todo hace prever que este año siga aumentando la firma de contratos hipotecarios, en los que, según Rubén Sánchez, los bancos incluirán la cláusula cero, ya que «la banca no encontrará trabas para aplicar esta cláusula» porque «hay una complacencia por parte de las administraciones que permiten hacer a los bancos lo que quieren».

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Santos González, Asoc. Hipotecaria Española

«El Euríbor en negativo nos ha llegado de sopetón y aún falta precisar desde el punto de vista teórico lo que esto significa».

Ileana Izverniceanu, OCU

«Si la cláusula cero incumple los requisitos de transparencia fijados por el Tribunal Supremo sí se podrá considerar abusiva»

Rubén Sánchez, Facua

«Los bancos podrán aplicar la cláusula cero aunque es abusiva porque las administraciones les permiten hacer lo que quieren»

publicidad
publicidad
publicidad