Vocento 15 años 16 de Diciembre, 04:22 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se revisarán la política monetaria

¿Se pondrá Draghi la capa de Super Mario en la reunión de mañana?

El mercado lleva una semana descontando que el Banco Central Europeo (BCE) acometerá nuevas medidas expansivas como consecuencia de un frenazo en la recuperación económica, amenazada por la ralentización china y los precios del petróleo. Ya en la reunión de enero, el presidente de la institución, Mario Draghi, señaló, durante la rueda de prensa, que así lo haría.

Rodrigo García, analista de XTB, reconoce que "los mercados tienen muchas expectativas para la próxima reunión del BCE. Los riesgos intrínsecos de la economía comunitaria están todavía lejos de ser disipados y la acción de la máxima autoridad monetaria de la UE no va a pasar desapercibida. En plenas políticas expansivas, la duda va a ser si se mantiene el ritmo actual de estímulos o si Draghi incrementa la agresividad con la que el BCE está interviniendo en la economía. Además, la volatilidad de las últimas semanas en la Bolsa seguro que no pasa desapercibida a la hora de tomar medidas y, sobre todo, sacar conclusiones".

Medidas a tomar

García señala que el BCE tiene muchas opciones para tocar, modificar, ampliar o simplemente mantener. "Pensamos que lo más normal es que aumente la facilidad del depósito, a través de la cual cobraría a los bancos por dejar su dinero en el BCE hasta un 0,4 ó incluso un 0,5%. Consideramos que aumentará al menos en 10.000 millones de euros las compras de activos y planteamos que el escenario más normal es que no modifiquen los tipos de interés oficiales"

Por su parte, José Luis Martínez, estratega de Citi en España. comenta que desde el banco americano creen que las decisiones irían de la mano de realizar "compra de activos, bajada del tipo de interés de depósito y más facilidad en los TLTROs". Y que mañana podríamos asistir a compras por valor de 10.000 millones más, -0.1 puntos básico de tipo de depósito y aplazar el TLTROs anticipada de septiembre".

Felipe López-Galvez, analista de SelfBank, destaca que "El mercado está descontado que el organismo reduzca la facilidad de depósito hasta -0,40%, lo que desincentivaría aún más que los bancos depositen sus excedentes de tesorería en el BCE. Si no lo depositan allí, tendrán más motivos para conceder crédito a empresas y familias, y con ello estimularán el consumo y el crecimiento económico".

Otras medidas que se podrían anunciar están relacionadas con el programa de compra de bonos, que se podría potenciar bien prolongando la vida del mismo o bien aumentando su montante, señala el experto de SelfBank. 

Pero el banquero no puede ni debe agotar todas sus balas en este reunión. Así, García cree que puede dejar para posterior, si no surten efecto, "el incremento de la duración de la QE y la supresión de la norma por la cual no se está comprando deuda con rentabilidad menor a la facilidad del depósito. Existen todavía muchas medidas y muchos frentes que no esperamos que se modifiquen como la compra de activos corporativos, tipos negativos o el escalonamiento de la facilidad del depósito".

López-Gálvez destaca, sin embargo, que "cada vez le queda menos margen de actuación. Con unos tipos de referencia en 0,05% no se pueden bajar más. Otro tipo de medida sería la compra de activos más allá de la deuda soberana, como pudieran ser bonos corporativos, títulos de renta variable o incluso deuda pública extranjera. Sin embargo, estos mecanismos podría sonar un tanto desesperantes, además de que sería muy complejos de articular".

Mercados

La semana pasada el Ibex vivió un rally descontando los efectos positivos que tendría la reunión del BCE y la toma de nuevos estímulos. Sin embargo, García señala que "a grandes rasgos la situación no ha cambiado demasiado. Es cierto que las magnitudes económicas de los mercados emergentes se siguen deteriorando pero en esencia la situación sigue siendo la misma. Desde el punto de vista de las bolsas, hemos visto una reducción de la volatilidad en las últimas sesiones que tampoco cambia demasiado el escenario puesto que venimos de un enero y febrero extremadamente movidos.

Y, aunque en SelfBank, no consideran precipitado las ganancias de las bolsas, sí creen que desde enero los dos factores más desestabilizadores a nivel internacional: China y petróleo, se han normalizado. Sin embargo, el IPC de febrero mostró una disminución de los precios en la zona euro, lo que ha reabierto el debate sobre la deflación y los efectos devastadores que podría tener en la economía en caso de producirse.

publicidad
publicidad
publicidad