Vocento 15 años 24 de Octubre, 09:53 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

preconcurso

KPMG propone que los acreedores inyecten 1.800 millones en Abengoa

EUROPA PRESS

KPMG ha planteado que los acreedores de Abengoa inyecten entre 1.500 millones y 1.800 millones de euros en la compañía como parte del plan de refinanciación para evitar que la empresa entre en concurso de acreedores, indicaron a Europa Press en fuentes financieras.

La firma, que representa a los bancos acreedores en el proceso de negociación, considera que las aportaciones podrían realizarse a través de distintas fórmulas, entre las que figuran créditos o bonos.

El diario 'Expansión', que adelanta esta información, señala que el montante de este 'nuevo dinero' es superior a los cerca de mil millones de euros inicialmente barajados y que a las entidades que inyecten este capital les corresponderá el 55% de la Nueva Abengoa, frente al 45% de las que realicen la quita.

Los actuales accionistas mantendrían, conforme a este planteamiento, un 5% del capital, en línea con lo ya previsto. Abengoa y sus acreedores están acelerando esta semana el plan de viabilidad global para la compañía, que ultima la propia KPMG, así como la inyección de liquidez inmediata que necesita el grupo para cubrir sus necesidades durante el periodo del preconcurso de acreedores.

El proceso se ha desbloqueado después de que el principal accionista de Abengoa, Felipe Benjumea, haya desistido en sus intenciones de mantener una participación de control en la Nueva Abengoa, indican las fuentes a Europa Press.

El plan global es vital para abordar la reestructuración que deberá discutirse por todas las partes, en busca de un consenso antes de la fecha límite del 28 de marzo que permita a la compañía esquivar el concurso de acreedores.

Las necesidades de liquidez para la continuidad de las operaciones de Abengoa apremian. La más inmediata es la de 165 millones de euros que necesita para cubrir las necesidades de la compañía durante el periodo del preconcurso de acreedores y que se negocia con los bonistas, aunque deberá contar también con el visto bueno de la banca, ya que, además de estar vinculada a unos fuertes intereses, tiene la condición para su desembolso de compartir las garantías que poseen las entidades financieras en Atlantica Yield (antigua Abengoa Yield).

Además, en su plan de viabilidad, la compañía cifra unas necesidades de liquidez de 826 millones de euros para este año y de 304 millones de euros para 2017. Asimismo, estima otras necesidades de 'garantías técnicas' para poder iniciar pedidos por unos 525 millones de euros.