16 de Octubre, 16:53 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

Espa馻, sin gobierno

PSOE y Podemos mantienen las espadas en alto para el acuerdo de investidura

Ram髇 Gorriar醤

No se tiraron las trastos a la cabeza como muchos se tem韆n, pero tampoco acabaron abrazados, como casi nadie esperaba. PSOE, Podemos, IU y Comprom韘 se dieron por satisfechos con haber celebrado en el Congreso una reuni髇 de cuatro horas y media que continuar hoy en el mismo escenario. Los cuatro portavoces se declararon satisfechos por el tono y el contenido del encuentro, casi una asamblea con m醩 de una veintena de negociadores.

Las diferencias, de todas maneras, quedaron claras desde el primer minuto. Los socialistas pusieron sobre la mesa un acuerdo de investidura. Nada m醩 all. Encontraron el apoyo de IU; Comprom韘 se qued a medio camino; y Podemos pidi 玥ablar del gobierno, seg鷑 confes Joan Baldov. La soluci髇 acordada fue negociar una agenda program醫ica. Si hay acuerdo, servir para la investidura, pero tambi閚 para las pol韙icas de futuros ejecutivos de coalici髇. El PSOE busca un acuerdo de amplio espectro en el que todos puedan caber, pero Podemos quiere concreciones y compromisos concretos de gobierno.

Pero mientras los equipos negociadores encabezados por Antonio Hernando por parte socialista, I駃go Errej髇 por Podemos, Alberto Garz髇 por IU, y Joan Baldov por Comprom韘, se produc韆 otra reuni髇 paralela que enturbi el clima 玞ordial, sincero y constructivo, seg鷑 la s韓tesis de los portavoces. Pedro S醤chez se reuni sin luz ni taqu韌rafos en otra sala del Congreso con el l韉er de Ciudadanos para desencallar sus diferencias a fin de anunciar hoy un acuerdo de investidura y de legislatura.

El l韉er del PSOE sigue empe馻do en mantener su estrategia de 玜cuerdo compatibles y negociar a dos bandas, una estrategia que hizo torcer el gesto a Podemos. 玈i (los socialistas) alcanzan un acuerdo (con Ciudadanos) ser un espect醕ulo de fuegos artificiales, pero no da una investidura ni forma gobierno. Lo dicen las matem醫icas, advirti Errej髇, aunque admiti que S醤chez tiene derecho a verse con qui閚 quiera. Pero, avis, el pacto que servir ser el que se alcance 玡n nuestro carril, en el de los cuatro partidos de izquierda porque es el que proporcionar 玼n gobierno estable con una mayor韆 parlamentaria estable.

La suma de los cuatro grupos alcanza los 161 diputados -90 del PSOE, 65 de Podemos, dos de IU, y cuatro de Comprom韘- y se queda a 14 de la mayor韆 absoluta, pero cuenta con arrancar la complicidad activa o pasiva de los nacionalistas catalanes y vascos. 獷se es el gobierno del cambio, proclam entusiasta Errej髇. 獷se no es el gobierno del cambio, replic Hernando, para eso hace falta 玹ransversalidad con otras fuerzas y sin grupos independentistas.

Las matem醫icas

El acuerdo de PSOE y Ciudadanos se queda en 130, pero en sus c醠culos entra conseguir el respaldo de IU, Comprom韘, PNV y Coalici髇 Canaria para llegar a los 143 esca駉s, suficientes para derrotar en una segunda votaci髇 de investidura a los 142 votos en contra que re鷑en el PP, Esquerra, Converg鑞cia y Bildu. En ese escenario, el PSOE conf韆 en poner entre la espada y la pared a Podemos, que deber韆 optar por permitir un gobierno de S醤chez o alinearse con el PP.

Pero m醩 all de las matem醫icas esgrimidas por Errej髇 y de la amenaza del acuerdo entre los socialistas y Ciudadanos, todos salieron encantados de la larga reuni髇. Un buen comienzo que hacer ser muy optimista, dijo el portavoz de Podemos; 玥ay mimbres para el acuerdo, apunt Garz髇; 玣ruct韋ero, coment Hernando con econom韆 ret髍ica y 玼n avance que da razones para ser optimista, redonde Baldov.

Claro que no se metieron en harina. Ni se habl de la vicepresidencia del se駉r (Pablo) Iglesias ni del CNI, subray sarc醩tico el portavoz socialista. Solo esbozaron un 韓dice de trabajo que girar sobre pol韙ica econ髆ica, social, regeneraci髇 democr醫ica, modelo territorial y reforma de la Constituci髇, y pol韙ica exterior. Podemos introdujo un sexto punto, garant韆s para la aplicaci髇 del pacto, que el PSOE no mencion. Tambi閚 convinieron hablar todos con todos y se fueron satisfechos al menos de puertas para afuera.

Como dec韆 el veterano dirigente del PNV Xabier Arzalluz, 玬ientras se barajan las cartas nadie pierde la partida.

publicidad
publicidad