Vocento 15 años 17 de Octubre, 09:50 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cuatro razones para entender las duras caídas

¿Por qué esta nueva paliza a los bancos?

J.JIménez

Nuevo hundimiento de los bancos europeos, cuyo sectorial cotiza con caídas del 3,7% poco después de las dos y media de la tarde. Los inversores han entrado en modo pánico y castigan a las entidades financieras sin piedad, con razón o sin ella, sin distinguir el grano de la paja y apuntando a todo lo que se mueve. 

El panorama es especialmente duro para los bancos periféricos. El griego EuroBank se hunde alrededor del 20%, otro griego, Alphabank, se deja el 14% y en Italia, el banco Monte dei Paschi resta sobre un 6%. En España, los dos grandes, Santander y BBVA, se dejan más del 3%, y en Alemania, Commerbank recorta un 6%, por un 5% que cae Deutsche Bank. En Francia, BNP Paribas y Societe Generale retroceden en ambos casos más del 4%. ¿Qué ha pasado para hay este castigo?

En realidad, son los mismos fantasmas que llevan rondando a las entidades financieras desde que comenzó el año, con algún que otro añadido. Estos son los factores que más pesan esta mañana.

1.- ¿Son los márgenes sostenibles?

Los inversores llevan tiempo haciéndose a la dura realidad de que los márgenes de los bancos ya no son lo que eran. Y lo que queda. Este fin de semana, el Euribor en negativo ha copado todas las portadas de la prensa económica, la peor noticia para la banca. Y si le sumamos que los resultados anuales no han sido para tirar cohetes, se puede entender el miedo.

"Los (recientes) resultados decepcionantes en el sector, desde grandes establecimientos en Estados Unidos al Credit Suisse y Deutsche Bank en Europa, junto al espectro de tasas de interés negativas, llevaron a los inversores a reevaluar sus posibilidades de ganancias", apunta Michael Hewson, jefe de análisis de mercados CMC Markets en Londres.

"El entorno actual para los bancos es muy, muy negativo. En un ciclo económico normal, dudo de que sean capaces de cubrir el coste del capital. Y como resultado de esto, son una inversión poco atractiva para los inversores a largo plazo", apunta Peter Garnry, estratega de Saxo Bank. 

2.- El sombrío panorama de los bancos italianos

Siempre arrastran al sector durante las últimas sesiones, y no han sido menos. Los bancos italianos siguen despertando muchos recelos entre los inversores, que temen un agujero en forma de créditos dudosos en torno a los 200.000 millones de euros, según cálculos de agencias como Fitch o Standard & Poors. El Gobierno italiano ha dicho que esta cifra de créditos dudosos es solo de 88.000 millones, pero el mercado desconfía abiertamente.

En las últimas semanas, el sector bancario italiano ha sufrido severas pérdidas como consecuencia de la desconfianza que han mostrado los accionistas sobre el grado de morosidad que acumulan los bancos del país. Esta incertidumbre se ha incrementado después de que el Banco Central Europeo (BCE) solicitara a algunas entidades una serie de documentos sobre los créditos de riesgo que poseen.

A raíz de esta situación, Italia y Bruselas han mantenido diversas reuniones y han llegado a un acuerdo para la creación de un mecanismo (banco malo) que ayude a reducir el volumen de créditos morosos, cuyos detalles aún están por determinar.

3.- La banca griega...otra vez en el disparadero

También hay miedo sobre lo que pueda pasar en Grecia, y más en concreto, respecto a la posibilidad de que los bancos helenos vuelvan a quedarse escasos de liquidez. Los acreedores abandonaron el viernes pasado Atenas sin haber logrado un avance sustancial en la primera ronda de negociaciones para la primera revisión de este tercer rescate, dejando en el tintero para las próximas semanas asuntos peliagudos como la reforma de pensiones, la financiación a medio plazo o la gestión de la cartera de créditos morosos de la banca.

A estos problemas se añade una ola de protestas ciudadanas contra la reforma de pensiones y la falta de una estabilidad sólida del Gobierno de Alexis Tsipras en el Parlamento, donde los dos partidos de la coalición solo cuentan con una ventaja de dos votos por encima de la mayoría absoluta. Todo esto ha llevado a que resurja el fantasma de unas elecciones anticipadas, algo que el Gobierno niega rotundamente.

4.- ¿Y si se extienden los tipos negativos?

El ejemplo del Banco Central de Japón, colocando los tipos de interés en negativo, ha caído también muy mal en el sector financiero. Algunos estrategas, como los de JP Morgan o Bank of America, están incluso pensando en la posibilidad de que, si las perspectivas de recuperación se tuercen, la FED pueda recurrir también a los tipos negativos.

Michael Feroli, economista jefe de JP Morgan en Nueva York, ha escrito un informe este fin de semana en el que apunta que la FED podría considerar establecer tipos negativos. En su opinión, los cinco grandes bancos centrales que ya han tomado alguna medida de tipos negativos (Dinamarca, Japón, Zona Euro, Suiza y Suecia) no han tenido que hacer frente a grandes problemas tras introducir las medidas, ni grandes restricciones de la masa monetaria en circulación.

5.- ¿Qué pasa con el 'QE' del BCE?

Puestos a señalar las zonas oscuras de los bancos, Garnry se muestra especialmente preocupado por el pobre efecto que el programa de compra de bonos soberanos ha tenido sobre las entidades financieras europeas. A finales del año pasado, parecía que los bancos iban a ser una de las estrellas del parqué, gracias a la abundancia de liquidez del BCE, entre otros factores. Es importante tener una abundante disponibilidad de fondos a coste prácticamente cero. Pero lo cierto es que las cotizaciones de los bancos no reflejan este factor. Los problemas de China y el desplome del crudo han acentuado el castigo.

publicidad
publicidad
publicidad