18 de Enero, 14:56 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

¿Vuelta al cole? Consejos si has pensado financiar los gastos escolares

Finanzas.com

Sin tiempo de recuperación tras las vacaciones, muchos padres se ven obligados a aplicar dotes de equilibristas para hacer frente a los gastos de la vuelta al cole evitando así crear un agujero en sus finanzas. 

Este año las familias españolas gastarán una media de entre 500 y 1.000 euros por hijo en concepto de matrícula, libros, ropa y material escolar. Un desembolso al que no todas las familias pueden hacer frente, recurriendo por ello a diferentes formas de financiación.

Zaimo ofrece una serie de consejos para sobrellevar la cuesta de septiembre de forma responsable y encarar la recta final de año con la confianza de tener sus finanzas en orden

1. Calcula los gastos escolares y prevé otros compromisos económicos: Saber si de verdad necesitamos pedir un crédito o no requiere hacer números primero. ¿Cuánto costará el uniforme? ¿Y los libros? ¿Realizará nuestro hijo alguna actividad extraescolar? No debemos quedarnos solo en los gastos que ya hemos efectuado o que están pendientes para el colegio de los niños. Tenga en cuenta que durante el curso se generarán otros gastos adicionales relacionados con la actividad escolar (excursiones, visitas, materiales para trabajos y eventos académicos, etc.). También es importante tener en cuenta otras obligaciones económicas que tengamos de aquí a final de año. 

2. Analiza los diferentes tipos de crédito: Por lo general, el crédito para financiar los gastos de colegios o guarderías suelen ser por cantidades no superiores a 3.000 euros y tener un tipo de interés variable, entre un 7% y un 25%, en función de la modalidad y de la urgencia que tengamos. Las entidades bancarias ofrecen este tipo de productos bajo la denominación de créditos para estudios o préstamos para la vuelta al cole, aunque desde hace un tiempo también podemos recurrir a empresas de créditos online, como Kredito24 o Zaimo, que se caracterizan por poner el dinero a disposición del cliente de forma rápida gracias a sus sistemas de evaluación del perfil crediticio del solicitante. Conocer sus características, plazos de devolución, comisiones (por apertura o reembolso anticipado) así como sus intereses resulta esencial para tomar una decisión lo más informada posible.

3. Practica el endeudamiento responsable: Sea cual sea el tipo de crédito que elijamos, debemos tener la certeza de que podremos pagarlo dentro de los plazos pactados, para así evitar sobrecostes. Para evitar el sobreendeudamiento, conviene que nos limitemos al importe requerido y elegir el periodo de amortización que mejor se adecúe a nuestra capacidad de gasto. Si ya hemos pedido un crédito con anterioridad, es mejor terminar de pagarlo antes de pedir otro.

4. Evalúa otras posibilidades de ahorro: A veces aplicar ciertos trucos puede ser suficiente para equilibrar nuestros presupuestos, sin necesidad de recurrir a un préstamo. Por ejemplo, el margen de ahorro en libros de texto puede ser de hasta un 25% dependiendo del lugar donde lo compremos (librerías, centros comerciales, tiendas online, tiendas de segunda mano, etc.). El uniforme, otro de los apartados que más se llevan del presupuesto, nos saldrá más barato en una gran superficie que en una tienda de marca. Un caso en el que no conviene recortar presupuesto es en el calzado, pues comprar uno inadecuado puede ocasionar problemas de salud relacionados con el desarrollo de los niños que, en última instancia pueden suponer un mayor gasto. Por último, hacer inventario en casa también puede ayudarnos a ahorrar en material escolar, antes de apresurarnos a comprar mochilas, carpetas, cuadernos, lápices de colores o bolígrafos nuevos.

5. No tires los recibos: A la hora de hacer cálculos para pedir un crédito, ten en cuenta que buena parte de las comunidades autónomas han aprobado deducciones sobre los gastos escolares que podrás aplicar en tu próxima declaración de 2016. En algunos casos podemos llegar a deducir la totalidad del coste por libros de texto o incluso una parte del sueldo de una empleada del hogar o una guardería para nuestro hijo.

"La vuelta al cole llega en un momento difícil, entre el verano y la Navidad, y se trata de un gasto ineludible para las familias. Un crédito puede ser de gran ayuda cuando nuestras cuentas se han desequilibrado, pero es nuestra responsabilidad analizar bien cuáles son nuestras necesidades y qué modalidad se adapta mejor a ellas", afirma Tomas Marty, country manager de España.

publicidad
publicidad