Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

tecnol骻icas

Los unicornios del siglo XXI

Michael McLoughlin

Tras cientos de a駉s retratados en la literatura, la pintura y dem醩 ramas art韘ticas como animales fantasiosos, los unicornios se han hecho realidad. No se trata, obvio es, de corceles blancos de crines doradas con su brillante cuerno anclado al epicentro de su craneo. En definitiva, nada de esas presuntas criaturas instaladas en el imaginario colectivo con cierta aversi髇 al ser humano.

En 2015, los unicornios tienen especial predilecci髇 por las personas, especialmente por los inversores. Y es que as se conocen a las 'start-ups' que logran superar la estratosf閞ica valoraci髇 de los 882 millones de euros. El 鷏timo ejemplar que opta a entrar en este prestigioso club es Blablacar.

La compa耥a, de origen franc閟, se encuentra en plena expansi髇 y avanza a velocidad crucero por Europa. Esta plataforma para poner en contacto a conductor y personas que quieran compartir coche y los gastos de los viajes por carretera cuenta ya con presencia en 17 pa韘es. Bautizada por la prensa brit醤ica como el 玆yanair del asfalto ha mantenido recientemente una serie de conversaciones para cerrar una ronda de financiaci髇 con fondos de capital riesgo 141 millones de euros.

Una cifra que dejar韆 su valor cerca de los 1.058 millones, credencial m醩 que de sobra para formalizar su ingreso en tan selecto grupo. Aunque no han trascendido la identidad de los inversores -la empresa ha reconocido a diferentes medios que ha mantenido estos encuentros-, muchos especulan ya con la posibilidad de que se est plantenando cruzar el Atl醤tico debido al inter閟 suscitado en Silicon Valley, donde lo consideran ya el 玜utostop del siglo XXI.

No en vano el a駉 pasado Blablacar ya levant 88 millones de financiaci髇 de reputadas firmas como Index Ventures y Accel, dos nombres muy reconocidos por su prestigio en la meca de la tecnolog韆.

Cuando se confirme la operaci髇 ser, seg鷑 datos de Fortune, el n鷐ero 140 de la lista. Por delante, una amalgama de iniciativas de todo tipo -tecnol骻icamente hablando- que suponen un valor conjunto de 430.513 millones de euros. Unos guarismo superiores, por ejemplo, a la de todo un gigante como Google -398.930 millones- y tan solo un tercio por debajo de Apple -579.605 millones-, seg鷑 datos de la consultora CB Insights.

Pero, 縫or qu unicornios? El t閞mino lo acu耋 en 2003 Aileen Lee, que trabajaba para Cowboy Ventures para clasificar a esas 'start-ups' tecnol骻icas que, sin dar el salto a Bolsa, hab韆 conseguido valoraciones astron髆icas. La elecci髇 de una criatura fant醩tica no tiene m醩 misterio que el riesgo que puede conllevar invertir en estas compa耥as.

As, en este reba駉 de compa耥as nos encontramos en lo m醩 alto con Uber, una aplicaci髇 alternativa al tradicional taxi, que permite a particulares sacarse un extra f醕ilmente. Valorada en 44.992 millones de euros, muchos ya esperan que tarde o temprano se anime a dar el salto a Wall Street. Todo ello a pesar de lo cuestionado que se encuentra su modelo de negocio, prohibido en decenas de pa韘es, entre ellas Espa馻. En el caso de Barcelona, la compa耥a trata de reinventarse como servicio de comida a domicilio.

Siguiendo su rebufo, con 39.699 millones de euros, se encuentra Xiaomi, el fabricante chino de 'smartphones' que ha puesto patas arriba el tradicional reparto de poder en el mundial de constructores m髒iles. Con cinco a駉s de edad, la conocida como 'Apple de ojos rasgados' se encuentra en el top 5 mundial de ventas de dispositivos.

Por detr醩 encontramos otras empresas como AirBNB (21.172 millones), plataforma dedicada al alquiler de pisos y habitaciones vacacionales; Snapchat (13.233), Spotify (7.410), Pinterest (9.704) o Dropbox (8.822), entre muchas otras. En los pr髕imos a駉s no son pocos los que anticipan que seguir醤 apareciendo m醩 y m醩 casos. No solo por la pujanza del gremio digital, sino porque la inestabilidad econ髆ica en lugares como China puede empujar capitales lejos del parqu.

縔 en Espa馻? Seg鷑 el censo planetario de unicornios, no hay ninguno que sea de origen ib閞ico. Firmas como Softonics o Privar韆 son algunas de las que en su momento parec韆n candidatas a ingresar. El 鷑ico caso dado en nuestro pa韘 result ser un 'falso positivo'. Gowex, la empresa que ofrec韆 Wifi en puntos y edificios p鷅licos, lleg a estar valorada por encima de los 1.411 millones pero en este caso su atractivo cuerno result ser de cart髇 piedra tras reconocer su fundador que hab韆 falseado durante a駉s las cuentas de la compa耥a.

publicidad
publicidad