28 de Enero, 23:00 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

duras críticas a Podemos y piketty

Lorenzo Bernaldo de Quirós: "Piketty es un buen estadístico pero no sabe economía"

El economista y politólogo Lorenzo Bernaldo de Quirós no tiene pelos en la lengua, aunque como él mismo reconoce, algunas de sus ideas son políticamente incorrectas. Por ejemplo, que la desigualdad en la distribución de la renta no es un problema del mercado sino del estado. Paladín de las ideas liberales, acaba de publicar nuevo libro "Por una derecha liberal" (Deusto), en el que defiende a capa y espada el "mantra" del estado mínimo. Cree que en las elecciones generales de noviembre España se juega mucho y vaticina problemas en los mercados si llegamos a un escenario de ingobernalidad con la izquierda bolchevique, que es así como califica a Podemos. Tampoco le guarda un lugar especial al economista de moda, Thomas Piketty; "es un estadístico magnífico pero no sabe de economía", asegura en una entrevista con Finanzas.com

¿Qué tesis defiende en el libro?

La tesis que se defiende en el libro es que el modelo que inauguramos en 1978, y que probablemente haya tenido los mayores éxitos en términos de libertad, necesita una reforma muy profunda en la organización territorial del estado, en la creación de una economía abierta y competitiva y luego asumir que el estado se limite a establecer unas reglas de juego para que la gente viva como quiera pero sin fastidiar a los demás.

Dice que la desigualdad en la distribución de la renta no es un fallo del mercado sino del Estado ¿Cómo es esto?

Sin duda. Los hombres somos desiguales, aunque todos tenemos los mismos derechos civiles, políticos y económicos. Si estableciésemos un sistema en la que todos ganásemos lo mismo, llegaría un momento en el que usted, por ejemplo, podría realizar un descubrimiento de un producto o servicio muy atractivo para el resto de los individuos, y eso le haría más rico. ¿Es injusto? No, sencillamente, los ciudadanos los valoran más. La desigualdad no es un problema siempre y cuando haya igualdad de oportunidades y siempre que no se penalice lo que son los resultados de una desigualdad de la renta basada en que individuos que llegan a acuerdos y pactos libres entre sí valoran muchso mis servicios y me pagan más. La desigualdad no es un mal en sí mismo.

¿Pero por qué es culpable el estado?

Por tres razones. Primero, a través de una fiscalidad progresiva. Cuanto más alta sea, mas se facilita el 'statuo quo' en el sentido de que la gente que se esfuerza mucho nunca puede incorporarse al parámetro de los ricos, es un factor contrario a la movilidad social. En segundo lugar, hay un dato incuestionable. Con cifras de Eurosat en la que establece cuál es el umbral de pobreza, si eliminásemos en España el estado del bienestar (que no lo vamos a hacer) el riesgo de que la gente cayera en la pobreza bajaría del 22% al 19%. Gasta el 52,6% del PIB para conseguir tres puntos de reducción de pobreza es ridículo. Tenemos que conseguir una sociedad en la que haya igualdad de oportunidades y en la que la gente se pueda hacer rica.

¿Usted aboga entonces por reducir al mínimo el estado del bienestar?

En una sociedad moderna podemos impedir que la gente sin recursos suficientes no tenga acceso a una sanidad digna, a la educación o las pensiones. El estado tiene que garantizar ese mínimo. Pero eso es una red de seguridad. Fuera de eso, el estado tiene que permitir que los ciudadanos se busquen la vida por su cuenta y sean capaces de cubrir sus necesidades en el mercado.

¿O sea, que los individuos lo harán mejor que el estado?

Si. Hay una trasfondo filosófico, yo como individuo se mejor lo que me conviene que el sector público, tomo decisiones respecto a mi vida mucho mejor que los políticos. Entonces, reduzcamos el nivel de presión del sector público para que los individuos puedan tomar las decisiones que quieran siempre y cuando no fastidien a terceros. Eso implica un estado más pequeño e impuestos más pequeños.

Usted critica mucho a Piketty y dice que su ignorancia es abrumadora. ¿Por qué?

Piketty es un estadístico que ha escrito su libro como parte de una tesis previa, y lo irónico es que la tesis no coincide con las tablas estadísticas que da en el libro. Dice que dejando a su libre juego las fuerzas del mercado y del capitalismo, los ricos cada vez serán más ricos y los pobres más pobres. Esto es una versión actualizada de lo que era la vieja profecía marxista. Y no obedece a la realidad. Las clases medias en las sociedades democráticas son mucho más prósperas que hace cincuenta años y sus niveles de consumo son superiores. Eso es indiscutible. La profecía de Piketty no se cumple, y además es contradictoria con sus propias estadísticas. Por ejemplo, excluye un elemento fundamental, la vivienda. Si la introduces en su ecuación, el nivel de desigualdad se reduce brutalmente, y si se incluyen las transferencias de renta del estado del bienestar, la desigualdad se reduce mucho más. Piketty es un estadístico magnífico pero no sabe de economía. Tiene uno prejuicios ideológicos maravillosos porque quiere demostrar que el capitalismo produce cada vez más ricos y cada vez más pobres, pero ese argumento no es compatible con las estadística que él mismo da.

¿Y por qué ha tenido tanto éxito?

Porque es el nuevo testamento de la izquierda, que necesita una argumentación intelectual que justifique su discurso y él se la da con un aparato estadístico y matemático. Además, su éxito es cuando lo ha publicado en inglés, pero dos años antes los sacó en francés y fue irrelevante. Es un estadístico y no sabe de economía. Su gran propuesta para reducir la desigualdad a escala mundial es que las rentas por encima de 200.000 dólares paguen un 60% por ciento de impuestos y a partir de 500.000 o 600.000 dólares (no me acuerdo) paguen el 80%. Pensar que esto no tiene incentivos sobre la decisión de la gente de ahorrar o invertir es absolutamente ridículo. Y finalmente, la gente que gana entre 600.000 y 800.000 dólares es una estrechísima minoría. Aunque los exprimiésemos a todos no produciríamos ningún impacto significativo sobre la redistribución de la renta.

¿Todo lo que dice es una utopía?

No, una utopía es una cosa que podría ser razonable pero es imposible. Esto es sencillamente una estupidez.

En una reciente conferencia en Madrid, Piketty recomendó que nos inspiremos en Podemos y en Syriza. ¿Cómo lo ve?

Su discurso, desde un punto de vista técnico, es una rehabilitación del viejo discurso marxista. En ese escenario, el PSOE, que es un partido socialdemócrata, no encaja. Entonces, es normal que le encajen los neobolcheviques estos de Podemos. Su programa económico, aparte de impracticable y que produciría unos resultados depauperantes sobre la sociedad española, no es compatible con los parámetros en los que se mueven formaciones de izquierda dentro de la democracia occidental. Es algo parecido a Syriza. Cuando alguien tiene puesto, como es el caso de Syriza, en su despacho como foto emblemática e inspiradora la foto del "che" Guevara es para echarse a temblar. Yo no quiero vivir en un país gobernado con las ideas del "che" Guevara, es una cosa que me parece lamentable.

Podemos proponía retornar a la banca pública ¿Cómo lo ve?

Es una estupenda medida franquista, la banca pública la inventó el régimen general Franco. ¿Cómo asigna el crédito? Por decisiones políticas. A mi esto me produce pavor, es un foco de ineficiencia. Hemos tenido una experiencia imbatible con las cajas, entidades que gobernadas por políticos han llegado al sistema al borde de la quiebra. Eso es lo que quiere Podemos junto a otras cosas divertidísimas. Por ejemplo, nacionalizar otra vez el sistema energético. ¿Con qué lo vas pagar? Si no lo pagas lo vas a incautar, lo vas a expropiar. Podemos pertenece a un mundo de los extraterrestres con consecuencias absolutamente lesivas no para los ricos, porque su programa a quien fastidia es a las clases medias. Les va a impediría encontrar oportunidades de empleo. Su programa nos expulsaría del euro y hundiría a España en una situación económica dramática.

Pablo Iglesias dijo que se quería parecer a la socialdemocracia de los países nórdicos ¿Cómo lo ve?

Es absolutamente ridículo. En Suecia, los ciudadanos deciden si quieren ser pensionistas en el sector privado o el público, deciden (a través del cheque escolar) si llevan a sus niños a un colegio público o uno privado. El modelo socialdemócrata sueco figura entre los de países con mayor libertad económica del mundo. En Suecia no hay empresas públicas. Estos (Podemos) no se enteran. Si lo que quieren es ser Suecia y Noruega, eso no es compatible con un discurso bolivarista. Lo que dicen que quieren ser con lo que proponen no cuadra, es un "engañatontos". Podemos apela al resentimiento de una parte de la sociedad española que ha sido muy castigada por la crisis con un programa basado entre la utopía y la mentira.

Comenta en el libro que cuánto más altos son los impuestos mayor es la propensión de empresas e individuos a defraudar. ¿Por qué?

Cuánto más altos son los impuestos más altos son mis incentivos a hacer trampas, porque yo no estoy dispuesto a trabajar más horas si el estado se apropia de más de la mitad de lo que gano. En España, un ciudadano que gana 24.500 euros al año trabaja 184 días para el Estado, y eso es un disparate. Tenemos que tener unos impuestos que fomenten el trabajo, el ahorro y la inversión y que no penalicen la creación de riqueza, pero por desgracia, eso no existe.

Si los ciudadanos tienen que arrimar un poco de su sueldo para sanidad, otro poco para educación, otro poco para pensiones...al final ¿no va a haber sueldo para tanto?

No, al final eso se ve traducido en una reducción de impuestos. Digámoslo de una manera muy contundente. Si privatizásemos la sanidad y la educación, por ejemplo, tendríamos una presión fiscal un 30% más baja. Y sobre todo, podríamos decidir cómo queremos vivir nuestra vida y cuánto quiero dedicar a sanidad, a educación o a mis hijos.

¿Qué recetas de este libro se podría aplicar el Gobierno?

No, yo creo que la economía española va a tener este año un crecimiento alrededor del 3%, aunque el 2% es el consenso. Entre otras cosas, por la bajada del precio del crudo, que es un "shock" de oferta positivo. Este escenario de crecimiento te permite avanzar, pero la cuestión fundamental es si vamos a tener este año un gobierno estable y con mayoría suficiente para acometer un programa de modernización de la economía española. Y eso depende al final de los electores.

¿Tiene miedo de que gane Podemos?

No, miedo no, pero te puede hacer una fragmentación de voto que haga el país ingobernable. El PP en estos años ha dado confianza a los inversores al transmitir imagen de estabilidad en el gobierno. Si eso se resquebraja y tienes un país ingobernable con una izquierda bolchevique (así concibo a Podemos) tendremos problemas y los mercados se van a preocupar. No habrá que reestructurar la deuda, pero si vamos a un escenario de ingobernabilidad con la extrema izquierda,  la prima de riesgo se va a ir arriba. En la próxima votación nos jugamos mucho.

publicidad
publicidad