19 de Noviembre, 14:23 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

posible qe

BCE: guía para no perderse en la reunión clave de hoy

La reunión de hoy está marcada en rojo por inversores y analistas. Se espera que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anuncie un programa de compra de deuda pública de todos los países europeos, lo que sería un Quantitative Easing (QE) a la europea:

¿Por qué se ha llegado a esta situación?

Los rumores de que el BCE compraría deuda han ido en aumento desde el verano de 2012. En esa época, el riesgo de ruptura del euro era real y en la reunión de junio Draghi anunció la archiconocida frase haré todo lo necesario para preservar euro y "creánme será suficiente". Es ese año el BCE puso en marcha el OMT, un programa de compra de deuda pública a petición de los países implicados. Pero que nunca se llegó a utilizar. El pasado 14 de enero, ante las dudas del Bundesbabank, la Corte Europea dictaminó que cumplía la legislación comunitaria. 

A pesar de ello, el deterioro económico y, especialmente, el riesgo de deflación de la Eurozona, en diciembre los precios cerraron en el -0,2%, muy lejos del objetivo de inflación que persigue el banco central del 2% han acercado más las posibilidades de un QE, especialmente después de que el BCE pusiera en marcha un programa de compra de deuda privada y otro de ABS que no están teniendo los efectos deseados.

¿Qué hechos anticipan el QE?

Victoria Torre, responsable de análisis y producto de SelfBank, señala que "si miramos lo que está haciendo la prima de riesgo, nos la encontramos en la zona de los 100 puntos, con el bono a 10 años en 1,49%, mínimos históricos. Esto hace pensar que el mercado está ciertamente muy confiado en la actuación de Draghi".

Por su parte, Borja Rubio, analista de XTB, señala que la inminente puesta en marcha de la QE en Europa, ha sido el principal desencadenante en la decisión del SNB, que eliminó el suelo mínimo del euro frente al franco suizo situado en los 1,20 euros. El euro seguirá depreciándose aún si cabe con más fuerza, lo que le ha llevado al Banco Central de Suiza a modificar su política cambiaria (compra Euros y venta de Francos) de mantener la debilidad de su divisa ante los efectos del programa de Draghi.

¿De cuánto se habla?

Los analistas barajan una cifra de entre 500.000 millones y 600.000 millones de euros tanto de deuda soberana y corporativa, en un porcentaje de 90%/10%, matiza José Luis Martínez, analista de Citi en España. Por su parte, Miguel Ángel Bernal, profesor del IEB cree que podría haber dos, uno de 500.000 millones aplicable en el primer trimestre del año y otro de 300.000 millones de euros en septiembre, si finalmente no tiene las consecuencias esperadas. "Se tiene que guardar una bala en la recámara", explica Bernal.

Para Torre la clave está "en la intención inicial del BCE, que era expandir el balance hasta niveles de principios del 2012. En aquel momento rondaba los 3billones y ahora está en torno a 2, así que ese es el margen con el que podría contar la institución si quiere cumplir con sus objetivos". Rubio aclara que se estima que el BCE anuncie el jueves la compra de bonos a un ritmo de unos 40.000 millones de euros al mes en un plazo de unos 18 - 24 meses, será muy importante los detalles del mismo ( el "como") .

En cambio, Christian Gattiker, jefe de estrategia y análisis de Julius Baer, cree que hay demasiadas expectativas para el BCE, pero probablemente se quedará pequeño. En este sentido, Gattiker destaca que la deflación viene motivada por el impacto del petróleo, por lo que un inyección de liquidez no tendrá efectos positivos en la inflación.

Desde XTB añaden que se espera que continúe con el plan de compra de células hipotecarias y ABS, así como la posibilidad de alargar los vencimientos y la cantidad que se puede pedir de las TLTRO. Una última posibilidad sería el anuncio del inicio de la compra de bonos corporativos (no financieros).

¿Obstáculos a los que se enfrenta?

Las elecciones griegas y la oposición alemana son los principales obstáculos. Desde Gesconsult destacan que "en los últimos tiempos ha cobrado interés la candidatura del partido Syriza. Sin embargo, el mercado no parece estar siendo demasiado negativo con esta realidad". La explicación puede ser que, a pesar de los comentarios y especulaciones, el mercado descuenta que la realidad va a ser más 'suavizada' de lo esperado. En este sentido, la realidad del país heleno y citas como la reunión del BCE se entrelazan: si la institución anuncia un QE que se estructure a través de los bancos centrales de cada país, trasladaría el riesgo de las medidas de estímulo a cada nación, lo que obligaría a los gobiernos, incluidos los nuevos, a tener políticas más suaves de las que se anticipan en países como Grecia.

El Bundsebank es otro obstáculo para el programa de deuda, ya que siempre se ha mostrado en contra de realizar compras de este tipo. En este sentido, Reuters señala que el banco alemán estaría intentando retrasar su puesta en marcha o los detalles, así como poner límites al tamaño y los activos por comprar. Aún así, Draghi ha reiterado en las últimas reuniones que hay consenso en el BCE para tomar decisiones. Una de las condiciones es que los bancos centrales de Grecia o Portugal provisionaran esas compras.

¿Qué aspectos podrían desencantar a los mercados?

Pero no sería la primera vez que el BCE anunciara una serie de medidas que no tengan un efecto positivo en los mercados. Victoria Torre cree que cualquier aplazamiento, mensaje más tibio o actuación menos contundente que la que está anticipando el mercado podría ser un serio varapalo para el mercado.

"En caso de cumplirse todas nuestras previsiones esperamos que ocurra lo mismo que ocurrió en Estados Unidos, Japón y Reino Unido cuando implantaron esta medida: fuerte subida en los bonos, en la renta variable y depreciación de su divisa", aclara XTB.

Martínez asegura que tampoco gustará al mercado el que se pueda optar por no mutualizar el riesgo "dejando que sean los bancos centrales nacionales los que asuman el protagonismo (y balance) en las compras".

publicidad
publicidad