28 de Enero, 23:34 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Según Mirabaud

Órdago en bolsa europea si confiamos en la mano de Draghi

El rally europeo coge fuerza y el consenso apunta a la confirmación del QE este mes. Los analistas de Mirabaud apuestan por la UE como clara ganadora de 2015

Son muchos los responsables de asignación de activos que se siguen sonrojando con sus previsiones para el 2014. La renta fija era el activo a olvidar el pasado año, pero sorprendió con una fuerte revalorización de la deuda pública. El consenso de los analistas daba por seguro prácticamente una subida de tipos de la Fed. Quien apostase a contracorriente se habrá anotado unas ganancias cercanas al 10%. Por eso, las divisas, "que no rentan nada", son la inversión a evitar. 

Pero a año pasado, buenas son los pronósticos reciclados. Ya sí que sí, es el año de la subida de tipos, parece apuntar el consenso. No será inminente; ya ha dejado caer Janet Yellen que hasta mediados de año no tocarán los precios. Para Mirabaud, habrá una ruptura con las tendencias del pasado año y la esperada subida de tipos tendrá lugar "probablemente" en 2015. Según su informe de estrategia de inversión para este enero, prevén una continuación de la expansión económica en Estados Unidos, lo que, junto con los buenos datos del PIB y sus envidiables tasas de creación de empleo, incitarán a la Reserva Federal a dar el paso hacia la subida al precio del dinero. 

Por ello, afirman que "las rentabilidades de las inversiones en Estados Unidos se verán afectadas". Así, abordan el mes con una "posicionamiento más moderado en la renta variable estadounidense" y siguen estando infraponderados en renta fija. 

Ahora, los corazones de los inversores vuelven a suspirar por el inminente QE del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Donde sí ven potencial es en Europa. El "bear flattening", es decir, el "aplanamiento" de la curva en renta fija que si prevé en Estados Unidos, no lo vaticinan en este continente. "A la vista de sus niveles extremadamente bajos, las rentabilidades actuariales asociados a los bonos con vencimientos largos no deberían apenas fluctuar", aseguran. No en todos los países por igual, claro está. La deuda pública alemana con vencimientos largos generó una rentabilidad cerca del 12% el año pasado, recuerdan, pero para acercarnos a estas cifras en los meses que vienen el tipo del bono alemán a 10 años tendría que caer al negativo

Pero donde realmente ven el grueso de las rentabilidades es en las acciones europea, donde arrancan el año con una marcada sobreponderación. Los impacientes por el QE pueden aprovecharse de sus efectos en Japón, donde el banco central ha dejado claras sus intenciones de "usar todos los medios" para enderezar los datos de crecimiento e inflación. Por eso, desde Mirabaud argumentan que las cotizaciones de los valores japoneses "podrían aspirar a cotizaciones más altas.

publicidad
publicidad