25 de Marzo, 19:45 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CAT-ECONOMÍA BARCELONA

La provincia de Barcelona frena la destrucción de empleo y de empresas

Noticias EFE

La provincia de Barcelona dejó atrás el año pasado la recesión e inició el camino de la recuperación, una mejora que viene marcada por el descenso, por primera vez desde el inicio de la crisis, del número de parados, y por el freno en la destrucción de empleo y del número de empresas en activo.

Así lo constata el "Informe territorial de la provincia de Barcelona" que han presentado hoy en la Llotja de Mar la Cámara de Comercio y la Diputación de Barcelona y que hace un balance anual de la evolución económica de la demarcación y de las once comarcas que la integran.

El presidente del ente cameral, Miquel Valls, ha destacado que el informe refleja una mejora gradual de la actividad económica en la provincia, con los indicadores socioeconómicos más favorables de los últimos seis años.

Y es que el número de parados, tanto registrados como estimados, cae en 2013 un 3,7 y un 12,7 %, respectivamente, pese a que la tasa de desempleo se mantiene elevada, por encima del 20 %.

En concreto, el número de parados registrados cae en todas las comarcas barcelonesas, especialmente en las comarcas del Berguedà (6,4 %), el Vallès Occidental (4 %) y el Bages (3,9 %).

Los datos de afiliación a la Seguridad Social indican que el número de trabajadores en la provincia de Barcelona vuelve a disminuir en 2013 (-0,2 %), pero lo hace a un ritmo mucho menos intenso que el lustro anterior.

El número de autónomos aumenta un 0,5 % en el último ejercicio, mientras que el de asalariados cae medio punto, y todos los grandes sectores económicos registran una caída de la ocupación, excepto el sector servicios, en el que crece un 0,7 %.

Un dato "moderadamente positivo" es que se frena la destrucción del tejido empresarial, que se mantiene en torno a las 171.000 sociedades, después de un quinquenio de fuertes caídas, ha subrayado el vicepresidente primero y presidente delegado del área de Desarrollo Económico Local de la Diputación, Ferran Civil.

Sin embargo, ha comentado Civil, la crisis económica continúa teniendo impacto negativo en la evolución demográfica de la provincia, que registra un cambio de tendencia a la baja que parece que puede continuar en los próximos años.

Este descenso de la población está motivado por la pérdida de personas de origen inmigrante (-2,5 % en 2013 y -5,7 % en lo que llevamos de 2014) y por el estancamiento de la población autóctona.

El catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, Martí Parellada, ha considerado como algo "inédito" este cambio de tendencia y ha asegurado que, de continuar la marcha de población extranjera al ritmo actual, seguramente en un futuro el país volverá a requerir mano de obra inmigrante para cubrir las necesidades del mercado laboral.

Por comarcas, la caída de la población en 2013 se produce en el Berguedà, el Barcelonès, el Garraf, Anoia y el Bages.