Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

vía legalitas

¿Cómo protegernos del acoso y los insultos en las redes sociales?

Finanzas.com

Quienes utilizan las redes sociales para insultar piensan que existe impunidad, pero no es así. Aquí tienes 5 consejos para defenderte.

Generalmente, quienes utilizan las redes sociales para insultar piensan que existe impunidad para manifestar ese tipo de pensamientos por el anonimato que rodea el mundo de Internet. Sin embargo, en realidad ese anonimato no lo es tanto, ya que cada usuario de Internet está asociado a una dirección IP desde la que se conecta, lo que va a favorecer su identificación por parte de la policía.

En los últimos meses las consultas a Legálitas en busca de información y medidas de protección sobre posibles insultos, amenazas y acosos en las redes sociales se han incrementado en un 19 por ciento.

Lourdes Guzmán, Directora de Red de Despachos de Legálitas afirma que: "las redes sociales son, hoy en día, uno de los principales medios de expresión que existen. Quién más y quien menos tiene una cuenta en alguna. Conductas como los insultos, amenazas, descubrimientos de secretos, descalificaciones o acosos están a la orden del día.

Guzmán ofrece una serie de medidas que pueden ayudar a eliminar, bloquear y depurar responsabilidades. "Desde Legálitas recomendamos a nuestros clientes seguir una serie de consejos cuando uno se vea afectado por este tipo de conductas que atenten a su intimidad, a su imagen o a su honor:

1. Debemos distinguir los insultos de lo que son meras críticas. Las discusiones sobre temas de actualidad, política, deportes y otros se suceden en redes sociales y es fácil malinterpretar lo que otro usuario está diciendo, simplemente por tener opiniones distintas uno no debe entender que se le está insultando o faltando al respeto.

2. Aconsejamos además siempre cortar cualquier tipo de comunicación con la persona que está insultándole y nunca ceder ante ningún tipo de chantaje, ya que lo único que se conseguirá con esto será agravar aún más el problema. Nunca se debe responder directamente con insultos.

3. También es importante preparar la prueba necesaria. Es decir, realizar capturas de pantalla o fotografías de las amenazas o insultos recibidos, de tal manera que se puedan utilizar en un futuro ante un Tribunal y vayan a favorecer la identificación de los autores de estos insultos.

4. Con todo ello debemos de acudir directamente ante la propia red social en la que se estén produciendo los hechos. Es decir, enviar directamente a los gestores de la red social las pruebas gráficas que se haya obtenido. Todas las redes sociales más populares en España cuentan con mecanismos de protección de privacidad y de seguridad, por lo que también es importante ponerles en conocimiento de los hechos que se están produciendo.

5. Finalmente, cuando se trate de un posible delito de daño a la imagen o al honor, uno no debe conformarse con que la red social elimine los contenidos en cuestión, sino que además, desde Legálitas recomendamos denunciar la situación, acudir a la comisaría y posteriormente a los Juzgados de Instrucción correspondientes. Con esto conseguiremos que se responsabilice el autor de los hechos, evitaremos que vuelvan a producirse y además se reclamaran os daños y perjuicios cuando resulten indemnizables."

publicidad
publicidad
publicidad