21 de Enero, 06:52 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Consumo

¡Este coche es una ruina!

Bajamos el aire acondicionado, pisamos con más suavidad el acelerador, extremamos las precauciones para no ser sorprendidos por el radar...todo con tal de reducir los gastos, pero ¿ha hecho cuentas de lo que paga por conducir al cabo del año?

Si hubiese que decidir entre haber perdido el móvil o habernos quedado sin el coche, no sería nada fácil. En España hay 46,5 millones de personas, y más de 22 millones de vehículos. Alrededor de un coche por cada dos habitantes. A pesar de los sucesivos planes de ayuda para la compra, las ventas caen en picado mes a mes. Según ANFAC, este año se venderán unas 670.000 unidades, menos que en 1986 y, aunque son tiempos de apretarse el cinturón, de tanto en tanto a uno siempre le pica el gusanillo de poder cambiar. La mayoría de las veces hay algo que nos echa para atrás, y no es otra cosa que el importante gasto que vamos a tener que afrontar. Quedarse con el antiguo ya sale caro, cambiar, "todo un lujo" al alcance de pocos.

Un ejemplo clásico. Ha tomado la decisión. Quiere el coche de 20.000 euros que acaba de ver en el concesionario. Tiene previsto amortizarlo en un plazo de 5 años, y ha tomado la decisión más inteligente: pagarlo en efectivo. La compra le sale por 4.000 euros al año y...¿qué pasa con los otros gastos?. Eche cuentas.

Gastos fijos. 

Seguro. Un seguro a todo riesgo en los primeros años para un vehículo de gama media puede salir por unos 900 euros al año. Transcurridos tres años, el importe puede bajar a unos 700. Pongamos que la media es de 800 euros.
Impuestos. Tenemos unos cuantos. Matriculación, circulación y el de vehículos. A estos tres, hay que sumarle al cabo de los primeros años la ITV. En total, unos 150 euros al año.
Mantenimiento. Lo habitual es que antes de que se cumpla el plazo de garantía, usted pase por el concesionario-taller al menos una vez al año para hacer las "comprobaciones" pertinentes. El coste varía mucho en este caso. Pongamos que puede rondar los 100 euros para un vehículo en buenas condiciones (cambio de aceite, líquidos, etc..). Pero claro, también hay que contar con las habituales averías imprevistas: neumáticos, luces, el manguito.... Apunte otros 150 euros. Total 250 euros.

Gastos variables. 

Combustible. Supongamos que nuestro coche consume 6 litros de combustible cada 100 kilómetros, y que al cabo de un año hacemos 15.000 kilómetros. En doce meses habremos consumido 900 litros. A un precio medio de 1,40 euros/litros, nos sale un gasto de 1.260 euros al año. 105 euros al mes.
Multas. Pocos se libran. Exceso de velocidad, estacionamiento prohibido....la sanción "con posibilidad de reducción del 50%" por aparcar en doble fila en la ciudad de Madrid es de 200 euros. Un par de "errores" al año nos cuestan 200 euros.
Plaza de garaje. Depende también de numerosos factores, pero en una capital el precio ronda entre 50 y 100 euros cada mes. Entre 600 y 1.200 euros al año. 900 euros de media.
Aparcamiento. En las grandes ciudades no hay escapatoria. Algo más de dos euros/hora en la capital. Un día, una sola hora todas las semanas, hacen unos 10 euros. Añada otros 10 de un día que no tuvo más remedio que utilizar un parking subterráneo. 20 al mes y 240 al año.
Después de echar cuentas, comprobamos que entre la puesta a punto, el taller, los impuestos, la gasolina y demás, la factura nos sale por unos 3.750 euros al año. Más de 300 euros al mes. Esto sin cambiar de coche, si seguimos el ejemplo inicial y hemos decidido adquirir uno de 20.000 euros, el coste anual es de 7.750 euros. ¿Merece la pena? Según el INE, el salario medio de un trabajador a tiempo completo en España es de 22.900 euros brutos al año. Acuérdese de aquella vez que tuvo quedarse sin coche durante varios días por aquella pequeña avería, y responda.

publicidad
publicidad