28 de Noviembre, 06:38 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

A las 12.00 horas en el Museo Príncipe Felipe

Economía.- La Junta de Accionistas de Banco de Valencia aprobará este miércoles la fusión por absorción con CaixaBank

EUROPA PRESS

La ecuación de canje será de una acción de CaixaBank por 479 de Banco de Valencia en base a sus valoraciones en 11.898 y 2.542 millones

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

La Junta General de Accionistas de Banco de Valencia aprobará este miércoles las propuestas de acuerdo de fusión por absorción con CaixaBank --propietaria del 98,9 por ciento de su capital social--, en una sesión extraordinaria que se celebrará en el Museo Príncipe Felipe de Valencia, a partir de las 12.00 horas.

El Consejo de Administración del banco nacionalizado informó el pasado 9 de mayo a la CNMV de la convocatoria de la Junta, la última que celebrará la histórica entidad.

A su vez, el Consejo de Administración de CaixaBank aprobó el 30 de mayo esta fusión por absorción en los términos que fue formulada y acordada en abril una vez que, transcurridos 15 días desde la publicación del anuncio en las webs corporativas, ningún accionista ha exigido la celebración de la Junta General para su aprobación.

Esa operación deberá ser ratificada este miércoles por la Junta de Banco de Valencia, que incluye como primer punto del orden del día precisamente la aprobación de la fusión, para lo que se someterán a votación, entre otras cuestiones, el balance de la entidad a 31 de diciembre de 2012 como balance de fusión, el proyecto común de fusión formulado en abril por los respectivos Consejos de Administración y la fusión por absorción en los términos de ese proyecto de fusión.

En segundo lugar, se abordará la autorización y delegación de facultades para la interpretación, subsanación, complemento, ejecución y desarrollo de los acuerdos que se adopten por la Junta.

El informe de los administradores de Banco de Valencia sobre el proyecto de fusión, formulado el pasado mes de mayo por el Consejo de Administración, señala que la ecuación de canje será de una acción de CaixaBank por cada 479 de Banco de Valencia, en base a sus respectivas valoraciones de 11.898 millones de euros y de 2.542 millones de euros.

TIPO DE CANTE "ADECUADAMENTE JUSTIFICADO Y RAZONABLE"

El Consejo expone en ese informe, consultado por Europa Press, que "el tipo de canje acordado está suficiente y adecuadamente justificado y es razonable para los accionistas de Banco de Valencia".

Además, asegura que procuraron ofrecerles una solución "equitativa, teniendo en cuenta el valor económico actual de Banco de Valencia", y que esta operación no comporta dilución económica para los accionistas de CaixaBank dado que se atiende con acciones propias mantenidas en autocartera. Está previsto que los accionistas de Banco de Valencia lleguen a tener el 0,2 por ciento del capital de la entidad catalana.

Argumenta, en este sentido, que la valoración en 2.542 millones de Banco de Valencia basada en su valor teórico-contable, en la medida que no se le ha aplicado un descuento, supone valorarlo "con una prima implícita de alrededor de un 40 por ciento respecto a los valores de cotización de los demás bancos españoles y europeos o de los valores pagados en transacciones recientes entre bancos".

Subraya asimismo que la fusión permitirá a los accionistas de la entidad "recibir acciones de un banco como CaixaBank, de mucho mayor tamaño y más diversificado, orientado a la remuneración al accionista y con una acción con mayor liquidez en bolsa".

El Consejo también recuerda que, a solicitud suya, Rothschild emitió una opinión (fairness opinion) con anterioridad a la suscripción del proyecto de fusión en la que manifestaba que "el tipo de canje establecido es razonable, desde un punto de vista financiero, para los accionistas de Banco de Valencia distintos de CaixaBank".

"SENSIBILIDAD" HACIA SUS TERRITORIOS Y SECTORES TRADICIONALES

Igualmente, recoge que esta integración "deberá ser compatible con la debida sensibilidad por parte de CaixaBank por los territorios y sectores en los que Banco de Valencia ha operado tradicionalmente".

En cuanto a la "justificación" de la fusión, este informe indica que Banco de Valencia requiere "una alta financiación mayorista que en estos momentos sólo le puede prestar CaixaBank" y que la integración de los activos y pasivos de ambas entidades "permitirá a la entidad combinada producir las sinergias y economías de escala para lograr una adecuada rentabilidad del negocio bancario".

CaixaBank se adjudicó a finales de 2012 la nacionalizada Banco de Valencia por un euro y entonces la entidad catalana esperaba que la adquisición tuviese un impacto positivo en su beneficio por acción desde el primer año y, con esta compra, sumaría 365.000 millones de activos y 6.987 oficinas, datos que incluyen también a Banca Cívica.

La entidad destacó que esta fusión consolidaba su liderazgo en el mercado español, con unos activos agregados de 370.000 millones de euros, más de 13 millones de clientes y una cuota de mercado en depósitos del 14,4 y del 14,7 por ciento en crédito a la clientela, con datos de diciembre de 2012. En el mercado financiero de Comunitat Valenciana y Murcia, el volumen de negocio se situará en unos 46.200 millones de euros, con casi 1,2 millones de clientes activos.