Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

REFERENCIAS DEL FISCO PARA 2012

Ajuste el valor de su cartera antes de declararla a Hacienda

Calcule el precio de sus acciones, fondos o bonos en 2012; el saldo de sus cuentas; y lo que valen sus inmuebles, atendiendo a los criterios que utiliza la Agencia Tributaria para asegurarse de que coincide con sus criterios.

¿Cuánto valían sus acciones de Bankia en 2012? ¿Los 3,59 euros en los que cotizaba el 2 de enero del año pasado? ¿Los 39 céntimos en los que cerraba el ejercicio? ¿O la media de ambas referencias, es decir, en los 1,99 euros? Ninguna de las tres respuestas sería correcta. Al menos, a efectos tributarios. Las cifras que Hacienda toma como referencia a la hora de liquidar los impuestos no tiene por qué coincidir con sus cálculos. Porque las técnicas de valoración de los bienes de su patrimonio (títulos bursátiles, renta fija, productos de ahorro, participaciones en empresas o inmuebles, entre otros) que utiliza Hacienda deben ser las mismas que usted asuma. Y si no lo hace, corre muchos riesgos en forma de sanciones.

El más importante de todos esos peligros está relacionado con la nueva aplicación del Impuesto de Patrimonio, donde se exige un mínimo (un millón de euros, con las viviendas habituales exentas hasta en 300.000 euros) a partir del cual los contribuyentes están obligados a presentar la liquidación de este tributo. Es posible que, por unos euros, se libre de pagar este tributo. Pero también es probable que Hacienda determine que sí está obligado a ello, según sus criterios. Conozca los criterios de Hacienda para cada bien que incorpore en su cartera:

-Acciones cotizadas. Se computarán según su valor de negociación media del cuarto trimestre de cada año. Puede consultar aquí la lista de valores oficiales que acaba de hacer público la Agencia Tributaria.

-Fondos de inversión. Se toma el valor liquidativo en la fecha del devengo del impuesto. 

-Participaciones en empresas no cotizadas. Debe tener en cuenta el valor teórico que resulte del último balance aprobado, si está auditado. Si no es así, hay que elegir el mayor valor entre estas tres opciones: el valor nominal; el valor teórico resultante del último balance aprobado; o el que resulte de capitalizar al tipo del 20 por ciento el promedio de los beneficios de los tres años anteriores. 

-Depósitos y cuentas de ahorro. Deberá tomar como referencia la mayor cuantía entre el saldo disponible a 31 de diciembre del año o el valor medio del último trimestre del año. Si un contribuyente vende unas acciones y deposita ese dinero en su cuenta de ahorro, el saldo medio del último trimestre puede aumentar considerablemente en detrimento de esa persona. Pero Hacienda no tendrá en cuenta ese incremento temporal si se utilizan esos fondos para la compra de otros bienes, que también pueden ser unas acciones, por ejemplo.En ese caso, no hay problemas. Pero sí cuando el dinero obtenido en la venta de las acciones se dona a un hijo, porque no hay una adquisición de otro bien. En este caso, el fisco interpreta que el saldo medio de la cuenta ha aumentado de forma considerable, lo que puede perjudicar al ciudadano.

-Vivienda. Debe tomar como referencia el mayor valor entre las tres opciones siguientes: el catastral; el comprobado por la Administración a través de otros impuestos; o el precio de adquisición. La práctica dice que son numerosos los conflictos que surgen a la hora de declarar un piso, una casa o una parcela. Porque es posible que una Comunidad no haya revisado sus tablas de valoración y aún contengan datos relativos a la etapa de crecimiento inmobiliario.

publicidad
publicidad
publicidad