Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

NUEVAS NORMAS HIPOTECARIAS

Hipotecas más restringidas a partir de ahora

Se limitará el plazo de los créditos a 30 años, se restringirá el interés por demora y se facilitará la reestructuración de la deuda. Pero la banca exigirá más diferenciales, comisiones y garantías adicionales antes de conceder un préstamo.

Dación en pago para devolver el inmueble a un banco sin asumir mayores responsabilidades, limitación del coste de la sanción por un impago mensual, coto a las hipotecas de hasta 40 o 50 años... Son algunas de las peticiones de muchos usuarios de banca que ya tienen un préstamo hipotecario; y constituyen muchos deseos de quienes, en un futuro, pretenden adquirir un piso o una casa. Pero, ¿a cambio de nada? Evidentemente, no. La modificación del proyecto de Ley de Medidas Urgentes para Reforzar la Protección a los Deudores Hipotecarios incluirá medidas que combatan los problemas de impagos de muchas familias. Pero en ningún caso «alterarán el diseño general de nuestro sistema normativo hipotecario», explica el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Ventajas
Sin embargo, quienes vayan a adquirir un inmueble a medio plazo se encontrarán con algunas novedades que inicialmente son atractivas, pero con una «cara B» que implicará un mayor coste que el actual. Por ejemplo, en el caso de la limitación de los intereses de demora a tres veces el tipo de interés legal del dinero (en estos momentos, en el cuatro por ciento). Esta medida tendrá efectos para las nuevas hipotecas y para las que entren a partir de ahora en mora. En principio, parece una medida razonable. «La Ley del Crédito al Consumo establece un límite de 2,5 veces y supone una diferencia con respecto a los intereses usurarios que se han aplicado durante los últimos años en las hipotecas», afirma Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas (Adicae).

También se pretende restringir el plazo máximo de un préstamo hipotecario. Economía limitará a 30 años el periodo máximo para las hipotecas que puedan ser objeto de titulización. Es decir, sólo podrán ser utilizadas como cobertura para las emisiones de cédulas aquellas cuyo vencimiento sea menor a 30 años. «Antes estabas toda la vida pagando el préstamo y eso es absurdo», indica Manuel Pardos.

Además, se llevará a cabo una regulación específica de determinadas cláusulas complejas, como las «suelo», las de hipotecas multidivisas o las de «swaps» (coberturas) de intereses. El ministerio pretende exigir la expresión manuscrita de la aceptación de estas cláusulas en la escritura de constitución de las hipotecas. En general, «se trata de medidas que sí vienen justificadas, por lo anticuada que está la legislación española en el ámbito hipotecario», destaca Manuel Pardos, de Adicae.

Atención a los nuevos créditos 
Sin embargo, Alfredo Jiménez, director del departamento de Estudios y Análisis del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), discrepa sobre estas iniciativas. «Puede tratarse de medidas que afecten negativamente en el futuro a una mayoría de compradores, para beneficiar ahora a una minoría de personas que no pueden hacer frente a sus hipotecas», indica este experto. Para Jiménez, «el problema no es la ley hipotecaria, sino la crisis económica y sus efectos».

Por ello, desde el IEAF advierten del «coste que tendrían estas modificaciones legales», porque frente a esas nuevas ventajas «tendrá que haber otros contrapesos, tal y como ocurre en el resto de países de nuestro entorno». Es decir, que si la banca se ve obligada a adoptar determinadas novedades legislativas, modificará las características de sus préstamos hipotecarios, aplicando mayores diferenciales, comisiones más elevadas y garantías adicionales, para poder conceder un crédito.

¿Dación en pago?
Otra de las novedades estará relacionada con la dación en pago. España no será un país en el que se pueda dejar de abonar una hipoteca a cambio de que el banco se quede con el inmueble y no actúe contra otras propiedades. «Como tampoco ocurre en ningún país europeo y sólo se permite en 11 de los 50 Estados de Estados Unidos», afirma Alfredo Jiménez. «Lo que sí pueden introducirse son modificaciones técnicas para solucionar el problema coyuntural que existe hoy en día por la crisis, pero que no alteren las garantías de los préstamos», indica este experto. Coincide con el presidente de Adicae al explicar que se pueden aprobar determinadas medidas que solucionen el problema de la deuda financiera de muchas familias, «pero con las cautelas evidentes» para no distorsionar el sistema hipotecario español. Por ahora, el Gobierno ha anunciado que elevará los umbrales para que un mayor número de familias puedan acogerse al Código de Buenas Prácticas.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad